Una cena en el apartamento de la artista serbia Marina Abramović causó un pánico satánico durante el pasado fin de semana después de que un correo electrónico filtrado que la artista envió al presidente de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, hiciera las rondas en una serie de páginas web de noticias conservadoras.

El pasado junio, la artista envió una invitación por correo electrónico al hermano de John, Tony Podesta, a una reunión en honor de algunos donantes importantes a una campaña Kickstarter. Aquellos que prometieron dar más de $10.000 en apoyo al Instituto Marina Abramović, fueron invitados a Cocinar Espíritus con Marina Abramović, un evento cuya descripción anunciaba lo siguiente:

“Una cena con Marina durante la cual ella le enseñará a usted ya otros patrocinadores de este nivel cómo cocinar una serie de sopas tradicionales, que todos disfrutarán juntos. La noche terminará con la fabricación de una bola de oro, una receta dada a Marina en un monasterio tibetano.”

Aclarando la situación luego de la polémica, Abramović afirmó que Cocinar Espíritus fue sólo un nombre gracioso para una cena normal con unos 10 invitados, entre ellos Tony Podesta. Su hermano, quien está afiliado con Hillary Clinton, no hizo acto de presencia, ni la sangre, el semen, ni la leche materna, tal como anunciaron websites noticiosos conservadores.

“Estoy indignada, porque esto fue tomado completamente fuera de mi contexto. Quien quiera puede leer mis memorias y descubrir que mi trabajo está lejos de ser satánico.”

El título, que algunos medios de comunicación de la derecha han interpretado como un culto sexual o un extraño ritual oculto, se refiere a una serie de performances que Abramović hizo en los 90, en las que utilizó sangre de cerdo para escribir frases en las paredes de los museos. En 1996, también creó un libro de cocina afrodisíaco con el mismo nombre.

Despues de leer, ¿qué te pareció?