CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Drugs Perspectives

Venta de medicinas y equipos de protección personal florece en la dark web, y la oferta de drogas ilegales sube un 500%

Hidroxicloroquina. Fotografía: Orlando Sentinel
Words mor.bo

Delincuentes alrededor del mundo han estado aprovechándose de la crisis del coronavirus alrededor del mundo: han vendido pruebas falsas a gobiernos, robado containers de equipos de protección personal que iban destinados a médicos, y estamos seguros de que hasta algún respirador habrán adquirido de manera maliciosa. Si bien desde el inicio de la pandemia todos los portales de comercio electrónico se unieron en contra de las ventas de bienes y servicios relacionados con COVID-19 que tenían un precio demasiado alto o venían con falsas promesas como la de curar el virus, lo cierto es que aún hay lugares en donde estos se comercializan, como la dark web.

La pandemia del COVID-19 ha generado un comercio ilegal global de productos esenciales como los kits de Equipos de Protección Personal (aka EPP), medicamentos antivirales, kits de prueba del nuevo coronavirus y en la dark web, de acuerdo a un reporte hecho por la firma de ciberinteligencia Sophos, quienes monitorearon los listados de ventas, notando un comercio de bienes por un valor de hasta 1.000.000 de dólares por semana, en especial de medicamentos como la cloroquina o hidroxicloroquina.

Mientras tanto, publicaciones que ofrecían cannabis en los mercados ilícitos aumentaron en un 550%, mientras que los anuncios de MDMA aumentaron en un 224%. Sin embargo, el mayor aumento se registró en las listas de cocaína, que aumentaron en un 1.000% entre diciembre y abril, de acuerdo a un reporte de The Independent, en el que se destaca que la oferta de drogas ilegales aumentó en un 500% durante la pandemia, un número sin precedentes.

Al parecer, los ciberdelincuentes se han adaptado rápidamente a la pandemia mundial de coronavirus con estafadores y “empresas” malintencionadas que inundan Internet con palabras clave relacionadas con el COVID-19. El Empire Market es uno de los lugares más populares para comprar productos ilegales en la dark web. “El vendedor que publicó la mayor cantidad de anuncios de hidroxicloroquina en Empire, un total de 33, afirma tener un suministro ilimitado y está dispuesto a vender 9.000 píldoras por 1.194 dólares. Hubo un anuncio de favipiravir, de un vendedor que también ofrecía desinfectante de manos y un ‘kit de protección contra el amianto’, con el fin de protegerse de COVID-19”, señaló John Shier, asesor de seguridad senior de Sophos.

La mayoría de los medicamentos que se ofrecían parecían ser productos legítimos fabricados por verdaderas empresas farmacéuticas, pero algunos eran claramente estafas. Lo que no está claro es si estos descuentos se ofrecían porque los vendedores temían que el negocio se agotara o porque preveían un aumento drástico de los pedidos como resultado de las restricciones de movimiento.

“Hay una pequeña cantidad de listados de EPP en el Empire Market, la mayoría de los cuales son para máscaras faciales. Las máscaras varían en cuanto a su protección, desde simples máscaras quirúrgicas hasta máscaras N95. Los precios variaban desde decenas de dólares por una mascarilla hasta miles por cajas de mascarillas”, dijo Shier.

El investigador también encontró varios ejemplos de equipos de pruebas rápidas COVID-19 que se ofrecían en Empire y pudo identificar que seis de los nueve equipos diferentes encontrados se estaban fabricando legítimamente. Inicialmente, el sitio vendía kits de prueba, y los mismos productos también estaban disponibles en un sitio hermano con un nombre similar.

Una investigación paralela reportada por The Independent confirma los hallazgos, hechos por la firma independiente de ciberseguridad, Sixgill, que supervisó la frecuencia de las listas de vendedores y la reacción de los compradores de drogas ilícitas entre el 23 de diciembre de 2019 y el 27 de abril de 2020 en la dark web: “El crecimiento de la oferta refleja un cambio masivo desde el comercio callejero al underground digital a medida que la pandemia vaciaba las calles y los lugares públicos”, dijeron los investigadores. “Como todos los consumidores, los compradores de la web oscura pueden haberse visto obligados a comprar en Internet por miedo al contacto físico”.

Los investigadores también observaron un crecimiento de la demanda, aunque no fue tan pronunciado como el aumento de la oferta. Esto dio lugar a un aumento de las promociones y de las ‘ventas de coronavirus’ en mercados oscuros de la web, “dejando que el precio de las drogas ilícitas en línea cayera a precios de ganga”. No está claro por qué la demanda de drogas en línea sólo aumentó modestamente, ya que los investigadores especulan que podría ser el resultado de que los compradores están siendo más cautelosos a la hora de usar Internet para comprar drogas ilegales.

“La dinámica que se desarrolló en el comercio clandestino de drogas ilícitas reflejó la de los sectores legítimos en línea”, concluyó el informe. “El comercio clandestino de drogas ilícitas sirve de microcosmos para estas dinámicas mundiales más amplias. En su capacidad de adaptación a la crisis, puso de relieve la creciente dependencia de las redes delictivas de la Internet y la creciente necesidad de prestar atención a la clandestinidad de la Internet”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde