Parece que no importa a qué especie pertenezcas si eres funcionario de la Brigada Antidrogas de la Policía de Investigaciones de Temuco: humano o animal, si haces algo mal, corres el riesgo de ser sancionado. De acuerdo con reportes de SoyChile y PortalMalleco, un perro perteneciente a la brigada estuvo a punto de ser castigado hace algunos días por hacer su trabajo: detectar drogas y fármacos, y no saber la distinción sobre si eran ilegales o por prescripción.

En una fiscalización realizada el pasado mes de junio en un bus interprovincial, el animal señaló que parte del equipaje que portaba un juez del Poder Judicial, y que luego fue identificado como Luis Olivares, contenía drogas. Y después de la revisión correspondiente se encontró con que efectivamente la maleta tenía hojas secas de árbol (¿?) y gran cantidad de fármacos, que como sabemos, están sujetos a la Ley 20.000. En declaraciones ofrecidas a Chilevisión, el funcionario relató su versión de los hechos:

“Venía durmiendo cuando de repente entró un perro negro y detrás un hombre con un gorro como un pasamontañas. Ahí me tomaron las cosas que llevaba en el asiento. En ningún momento se identificaron como funcionarios de la PDI.”

Pero ese no es el final de la historia, ya que después se comprobó que todos los fármacos eran simplemente medicamentos que habían sido adquiridos con prescripción médica, así que su posesión era totalmente legal. ¿El resultado? Pues la fiscalía decidió cerrar el caso. Y aunque algunas versiones indicaban que el perro habría tenido una sanción producto del procedimiento erróneo, desde la PDI aclararon que el can sigue prestando servicios a la policía antidrogas. ¡Buen perrito!

Despues de leer, ¿qué te pareció?