Ya ha pasado una semana desde la sorpresiva hospitalización del rapero Kanye West, quien luego de una serie de presentaciones erráticas en donde se dedicó a criticar a diversas figuras políticas y de la música, tuvo que ser ingresado de emergencia a un hospital de la ciudad de Los Ángeles por severa deshidratación, así como insomnio y algunos episodios de psicosis que obligaron a sus médicos a hacerle una evaluación psiquiátrica “por su propia salud y seguridad”.

Al parecer, había planes de que a West se le diera de alta del Centro Médico de UCLA, pero de acuerdo a reportes de TMZ, los especialistas han decido dejarlo por algunos días más ya que lamentablemente su condición aún no se ha normalizado y “todavía no está estable”.

Así que hasta los momentos, el rapero deberá mantenerse internado hasta que las órdenes de su médico digan lo contrario. Esperamos que pueda recuperarse lo antes posible para que sus fans puedan verlo de nuevo en los escenarios muy pronto. Recordemos que West canceló su tour Saint Pablo apenas un día antes de que tuviera que ser hospitalizado el pasado 21 de octubre.

Recordemos el impresionante video de su track Fade estrenado hace algunos meses:

Despues de leer, ¿qué te pareció?