CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music

Tomar cafeína después de un concierto puede ser dañino para los oídos

Hombre con audífonos tomando café, por shutterstock
Words mor.bo

A veces puede ser una lucha cuando una banda favorita viene a nuestra ciudad para hacer un concierto a mitad de la semana: la pasamos muy bien esa noche, pero hay que levantarse al día siguiente para ir a trabajar o a estudiar, así que no hay nada mejor que tomarnos una buena taza de café para poder arrancar bien la mañana. Sin embargo, ahora tendremos que pensarlo muy bien, pues de acuerdo a un nuevo estudio, la cafeína podría hacer más difícil la recuperación de la audición luego de estar expuestos a ruidos fuertes.

El experimento, llevado a cabo en el Laboratorio de Ciencias Auditivas de la Universidad McGill, incluyó la exposición de tres grupos de cobayas albinas hembra a la cafeína, a un sonido puro en el rango de los 110 dB, o ambos. La cafeína se administró en cada uno de los 15 días del experimento, mientras que los eventos de sobreestimulación acústica fueron realizados en los días uno y ocho del experimento durante una hora.

Los investigadores descubrieron que el grupo que recibió tanto la cafeína como la sobreestimulación auditiva recuperado el oído a un ritmo muchísimo más lento que el grupo que sólo había escuchado el audio. En el día ocho, por ejemplo, el grupo que escuchó el ruido recuperó la audición casi por completo, mientras que el grupo que recibió la cafeína y el ruido, sin embargo, tuvo problemas para oír a diferentes frecuencias. Es más, la gravedad de los cambios en la audición fue aún peor para este grupo después de 15 días.

El estudio es bastante científico y complicado, y aquellos que lo deseen pueden leerlo en su totalidad en este enlace, pero las conclusiones con claras: la cafeína también podría hacer más difícil para el oído su recuperación luego de de eventos ruidosos. La prueba de sonido fue a 110 dB, y los conciertos en general, van desde los 100 a los 120 dB. Así que aunque usar tapones para los oídos siempre es una buena idea, evitar ese latte la mañana siguiente podría ser también una decisión inteligente.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde