Si pensaban que la demanda aquella que quería prohibir a la Motion Picture Association de Norteamérica mostrar a personas fumando era un poco despiadada, les informamos que una nueva directiva de los reguladores de los medios de comunicación de China ha prohibido todas las películas y programas de televisión que promuevan un “estilo de vida occidental”. Emitidas este lunes por la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión, las directrices también advierten sobre los peligros de hacer programas y películas que satiricen las obras clásicas de la literatura china y fomenten un comportamiento decadente y hedonista.

La agencia estatal de noticias Xinhua explica que estas instrucciones tendrán como consecuencia que muchos programas y películas podrían estar fuera de la ley en caso de que parecieran apoyar valores “vulgares”. El fallo también se extiende a la agenda informativa de los programas de televisión:

“Deben evitar poner estrellas, multimillonarios o celebridades de Internet en pedestales o sensacionalizar asuntos privados, así como relaciones o conflictos familiares. Además, los productos de noticias sociales y de entretenimiento no deberán abogar por la fama inmediata, la riqueza o el hedonismo, ni tampoco el egoísmo o la intriga.”

Para quienes no obedezcan estos mandatos, tendrán una revocación de sus licencias por abandonar el código moral, pues en su lugar hay que presentar programas de televisión regidos “por las ideologías dominantes y la ‘energía positiva’.” Lo lamentamos mucho por los fans chinos de las Kardashian, pues el personal de la industria cinematográfica deberá luchar por “la excelencia en las competencias profesionales y la integridad moral” de la nación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?