Muchos utilizan webcams o las cámaras que traen sus laptops para flirtear y tener cibersexo, pero a veces las personas que se conoce en línea no son quienes dicen que son. Hay ahora hay un grupo de delincuentes organizados que buscan amistades con las víctimas en Internet mediante el uso de una identidad falsa y luego persuadirlos a realizar actos sexuales frente a su webcam. Estos videos son grabados por los criminales que amenazan con compartir las imágenes con los amigos y la familia de las víctimas a menos que les paguen. ¿El resultado? Una serie de suicidios en el Reino Unido.

Y no, no estamos resumiendo la trama de un capítulo de la más reciente temporada de la serie Black Mirror, sino una ola de crímenes que se están dando en ese país europeo. De acuerdo con reportes de diarios como The Guardian y The Independent, las víctimas son en su mayoría hombres entre los 21 y los 30 años, pero que cada vez más han ido bajando las edades de los afectados, con niños de hasta 11 años que reciben amenazas o “sextorsiones” a través de Facebook, Skype e incluso Linkedin.

De acuerdo con la National Crime Association del Reino Unido los casos en el último año se han duplicado, y de acuerdo con investigaciones, los grupos que se han identificado hasta los momentos provienen de Marruecos, las Filipinas y Costa de Marfil. El año pasado se hicieron más de 40 arrestos, pero al parecer, los grupos de delincuentes han ido reproduciéndose con rapidez este año. El consejo de la agencia de seguridad es sencillo: no caer presa del pánico, no pagar, no comunicarse con los extorsionadores, y preservar la evidencia.

Como medida preventiva, siempre será bueno tener tapado el lente de la cámara de tu portátil en todo momento. Nunca se sabe quién puede estar viendo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?