CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Album Reviews

Little Simz

Sometimes I Might Be Introvert

Portada del álbum "Sometimes I Might Be Introvert" de Little Simz.
9
Words Mirangie Alayon

Durante sus 10 años de carrera, la británica Little Simz ha sido elogiada por Mos Def y Jay-Z, en cuyo blog apareció una de sus primeras mixtapes cuando solo tenía 19 años. Se ha sentado en el estudio junto a Kendrick Lamar y ha hecho una gira con Schoolboy Q, y claro, ha recibido el visto bueno y el apoyo de Damon Albarn, quien la invitó a participar en una canción de Gorillaz. Little Simz, ahora con solo 27 años de edad, no solo es una especie de protegida de los pesos pesados de la industria, sino que es la reina, la única, indestructible por el momento, del hip-hop de su país, y si nos ponemos sinceros, más allá de esas fronteras. Con 15 producciones discográficas entre mixtapes, EPs y álbumes, Simbiatu “Simbi” Ajikawo nos regaló recientemente su nuevo disco, Sometimes I Might Be Introvert.

Las iniciales del disco, S.I.M.B.I., son el nombre de pila de la artista británica, y nos ofrece una explosión de hip-hop, soul, funk, y hasta música clásica con 19 temas coescritos con el productor Inflo, que conforman una banda sonora cinematográfica que se alimenta del jazz, el gospel y el afrobeat, marcada por al menos ocho temas que podrían ser singles con tan solo escucharlos. De hecho, el álbum no deja de impresionar por su relevancia, su audacia y su madurez. Es un disco intenso, que logra brillantemente un acto de equilibrio entre momentos de intimidad y temas de alcance universal: se las arregla para ofrecer un fuerte discurso sobre el colonialismo, el patriarcado y el culto a la imagen. Tantos temas que cuestionan el mundo en el que vivimos y que la artista afronta día a día… y que desmonta con precisión quirúrgica.

La acción de Sometimes I Might Be Introvert comienza con Introvert de una manera épica e inolvidable: un fondo orquestal de tambores marciales, cuerdas, metales y coros sirven como telón de fondo para este track sobre las luchas de las mujeres negras, que se complementan más adelante con una exuberante orquestación en la pista Standing Ovation, que presenta a mujeres poderosas en un entorno opulento. El ritmo afro del tema Point and Kill, interpretado por el londinense de origen nigeriano Obongjayar, es irresistible para los pies y el corazón, y el muy evangélico How Did You Get Here conquista con su flow, al igual que el guiño al grime en Rollin Stone. También está Two Worlds Apart con su instrumental soul al estilo Madlib: en este tema, Simz menciona a Kendrick Lamar, de quien parece haberse inspirado para este álbum. Al igual que Kung Fu Kenny en DAMN., está en una misión personal y espiritual.

Dejamos nuestra favorita para el final, la conmovedora I Love You I Hate You, que convoca un coro desgarrador, a la manera de las composiciones de Kamasi Washington: es un tema en forma de catarsis para las chicas que han sufrido la ausencia de un padre: Never thought my parent would give me my first heartbreak. Rodeada por el equipo del misterioso colectivo Sault (Inflo, Cleo Sol, Kadeem Clarke), Little Simz entrega lo que bien podría ser el álbum del año. Puede que ese titule Sometimes I Might Be Introvert, pero lo cierto es que a Simz no le falta atrevimiento para ofrecernos una producción inspirada e inmaculada, y que no tiene absolutamente nada que envidiarle a muchos que se autoproclaman como los GOAT del hip-hop. A medida que se desarrollan los temas, nos sorprende no solo la riqueza de influencias, sino sobre todo la relevancia de cada una de las elecciones instrumentales. Nunca oportunista, cada producción desempeña un papel preciso y que eleva las palabras de la autora para un resultado conmovedor.

Sometimes I Might Be Introvert es la prueba indiscutible de que cuando una artista es capaz de ignorar el star system que la empuja a disfrazar su visión en aras de la popularidad, se da a sí misma los medios para alcanzar todo su potencial creativo. Lo que hizo Little Simz con este disco es sencillamente poner en evidencia a toda una serie de raperos que, en definitiva, son más aire que otra cosa. Este disco nos muestra que Little Simz ha progresado como artista hasta el punto de superar a compatriotas como The Streets, M.I.A. y slowthai en el panorama del hip-hop británico, pero también, y sobre todo, ha progresado hasta el punto de publicar uno de los mejores álbumes del año, en todos los géneros incluidos. Desde las primeras notas, el mensaje es claro: Little Simz está lista para pasar a las grandes ligas. ¿Será este álbum el que finalmente le dará el lugar que merece en el mundo de la música? Está por verse, pero mientras tanto, nos complace ver a una MC como ella llegar a su mejor momento.

Escucha Sometimes I Might Be Introvert a continuación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE