Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Album Reviews

Clairo

Sling

Portada del álbum "Sling" de Clairo.
8.5
Words Mirangie Alayon

Claire Elizabeth Cottrill, mejor conocida como Clairo, consiguió salirse de los caminos trillados y unirse a las filas de las reinas indie con su álbum debut Immunity, aunque este trabajo se haya concebido básicamente como un proyecto pop. Tras ese éxito, se retiró de las giras y de los focos, y en ese tiempo, parece haber encontrado una profunda inspiración en la soledad a lo largo de la pandemia. Para muchos de nosotros, el último año de mierda nos ha dejado un poco abrumados, y este es también el caso de Clairo, que ha visto su mundo al revés; tanto, que se refugió para cuidar su salud mental: esto se refleja en las 12 suaves pistas de su más reciente álbum, Sling. Producido por Jack Antonoff y con coros de Lorde, esta es una producción más acogedora, tranquila y con más piano que la primera; y lo que hace que su música sea tan atractiva es la sinceridad y la veracidad contenidas en cada composición con tintes folclóricos lo-fi, algo que Sling tiene a raudales.

Con sus discretos y tenues arreglos, Sling sitúa a Clairo en la estirpe de artistas como Aimée Mann, la Fiona Apple de la era Tidal, la gran Joni Mitchell en su periodo Blue, o incluso The Shins, cuyo álbum Wincing the Night Away marcó a la joven cantante. Como ellos, Clairo prefiere la modestia a los trémolos, la naturalidad a los efectos pirotécnicos. Varias capas de voz y una bonita ambientación instrumental (con mellotron, un sintetizador analógico moog, y guitarra acústica) bastan para crear en este disco una atmósfera suave y elegante, una especie de colchón de plumas de cisne en la que podemos caer sin reservas desde la suave introducción, Bambi, hasta el ramillete final, Management, salpicado de violines y un sobrio piano que transforman esas plumas de cisne en un voluptuoso tafetán de seda.

Con Sling, Clairo madura, ampliando cuidadosamente su comprensión — o confusión — sobre múltiples temas, como la domesticidad, la salud mental, el confort y la naturaleza. El piano acústico, las guitarras y los cálidos moogs se hacen sentir en cada grieta de las cuatro primeras pistas: en Bambi, canta: I’m stepping inside a universe designed against my own beliefs, mientras que en la segunda pista, Amoeba, un piano juguetón acompaña a Clairo mientras canta con naturalidad y sencillez: echo chambers inside a neighborhood, varias Clairos nos cantan al unísono para llegar al brillante estribillo de la canción, lleno de piano, flautas, bajo y batería. A continuación llega Partridge, un tema suave teñido de elementos de jazz, con un tenue piano de órgano que suena de fondo en momentos esporádicos.

Blouse es somnolienta y elegante, aunque de forma triste: trata de un sentimiento de objetivación, específicamente dentro de la industria de la música, donde los demás son incapaces o no están dispuestos a considerar a Claire como un individuo propio, sino que miran por debajo de su blusa. El trío de piano y guitarra acústica de Wade, Harbor y Just for Today, ejemplifican el ambiente relajado de los años 70 inspirado en el retiro musical californiano de Laurel Canyon, además de ayudar a completar la parte central del tracklist: fluyen entre sí y son algunos de los momentos más encantadores del disco, ya que se expanden, se contraen y se asientan. Joanie — titulada en honor a la perrita de Clairo, Joni Mitchell — le sigue justo después. Es un instrumental bellamente arreglado, utilizando el piano y la percusión de época, como si nos llevara a un ensueño acústico y sin palabras. Todo termina con Management, una canción burbujeante que aborda la noción de crianza a través de diferentes perspectivas: la de su madre en la primera estrofa; la de la propia Clairo en la segunda, en relación con su perra, Joanie; y, en última instancia, la de Clairo aprendiendo a preservarse y protegerse. Es una canción hermosa, en la que Clairo descubre cómo ser amable con su propia mente en medio de la confusión, y se esfuerza por dejar de lado el resentimiento.

Para muchos artistas, el prospecto del segundo álbum tras un debut exitoso es a veces asfixiante; pero es obvio que para Clairo esta producción solo significó madurez y evolución de la mejor manera posible. Sling va a ser, sin duda, uno de los mejores discos del año, pues puedes sentir a esta joven mujer de 22 años creciendo en su propia piel y deslizándose con naturalidad hacia la música que quiere hacer: suena en paz, confiada, más lenta y sin reservas. En esta producción, la vulnerabilidad y la sinceridad son sus armas más poderosas y las expectativas de fama, éxito o validación se dejan a un lado, logrando que Clairo nos dé una perspectiva clara como mujer y como artista. En Sling, suena plena y libre, elevada y precisa. Bravo, Clairo.

Puedes escuchar el álbum Sling en su totalidad a continuación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE