Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Album Reviews

Billie Eilish

Happier Than Ever

Portada del álbum "Happier Than Ever" de BIllie Eilish.
6.8
Words Mirangie Alayon

Decir que Billie Eilish tuvo un éxito monstruoso con When We All Fall Asleep, Where Do We Go? lanzado en marzo de 2019 es quedarnos cortos: desde su ropa hasta su corte de pelo se hacían tendencias, se convirtió en la artista más joven de la historia en ganar el premio más prestigioso de los Grammys, lanzó su propio documental, un libro, y su gira estaba en marcha para tocar las canciones que la dieron a conocer ante el público de todo el mundo, pero la pandemia le puso freno a sus planes. Así que durante esos meses de inactividad, Billie pudo escribir tranquilamente nuevo material con su hermano y productor Finneas — su más reciente producción, Happier Than Ever, se grabó en su estudio casero, en el sótano de su casa.

Quizás esto le dio a Billie Eilish un poco más de libertad, o quizás fue la ausencia de su compañía discográfica lo que más influyó en el proceso. Lo cierto es que Billie ha admitido que la oportunidad de trabajar en sus canciones en privado con su hermano fue más agradable que con su primer álbum. Además, esta vez las letras son más personales, aunque no solo tratan de su vida, pero una cosa es segura, hemos pasado de un primer álbum que tenía un estrecho vínculo con la adolescencia a Happier Than Ever, que está anclado en la vida de una joven mujer en camino a la adultez. Sus temas incluyen la celebridad, la misoginia, las historias de amor y el autodescubrimiento, a menudo ambientados con música íntima y con cuidados arreglos. Musicalmente, es un poco más gris y menos impactante que el anterior, pues si bien hay intentos y paletas sonoras que antes eran ajenas a Eilish como el R&B, electro e incluso jazz, tienden a perderse en la extensión del álbum, con 16 tracks y casi una hora de duración. Sin embargo, no hay que negar que tiene una producción impecable, demostrando que Finneas es uno de los mayores poderes con los que cuenta la artista tras bastidores.

El tema que da título al disco, con sus guitarras abrasivas, coros rockeros y voces mucho más francas, contrasta con su primer disco; y lo mismo ocurre con el disco softcore de My Future, un himno al amor propio. Esto no significa que su forma única de interpretar las canciones haya desaparecido: encontramos a la Billie Eilish que conocemos en tracks como OverHeated y Lost Cause; lo mismo ocurre con la oscura NDA o la melódica Therefore I Am, que da en el clavo con una buena dosis de groove. Cuando se trata del lado más íntimo del álbum, algunas de las canciones hablan por sí solas: Male Fantasy es un excelente ejemplo de una interpretación auténtica y honesta de los sentimientos que quedan tras una ruptura — All alone, tryin’ not to eat / Distract myself with pornography / I hate the way she looks at me / I can’t stand the dialogue / She would never be this satisfied / It’s a male fantasy, I’m going back to therapy. ¿Está Eilish en su flop era, como muchos de sus detractores decían? Claro que no. Happier Than Ever refleja cómo este fenómeno pop se enfrenta a nuevas ansiedades y adversidades, y puede sentirse al escucharlo cómo debatía cuánto debía revelar.

Quizás es ese control y misterio lo que hace el disco se sienta un poco contenido, sostenido por una especie de corset emocional, pero está claro que a Eilish le gusta guardarse algunas cosas para sí misma, difuminando los límites entre fantasía y realidad, ironía y sinceridad, con un guiño sombrío y cohibido. La música que hacía por diversión se ha convertido en un trabajo de alta presión, así que los antagonistas del último álbum de Eilish son estilísticamente macabros: demonios que rondan su mente y monstruos que acechan bajo su cama. Happier Than Ever enciende las luces para descubrir que los monstruos son más mundanos pero igual de peligrosos: novios indiferentes, plagas parasitarias y, lo peor de todo, los hombres mayores abusivos a los que se dirige con vitriólica repugnancia. La madurez de Billie Eilish es indudable en Happier Than Ever, aunque en momentos el álbum pierde fuerza en ciertos puntos no solo en las letras, sino porque se siente relativamente insulso en comparación con su primer disco, más disruptivo y demoledor. Aún así, Eilish logra un disco bien logrado sin traicionar su personalidad, y en el que demuestra que tiene todo el pedigree para ser algo más que una moda o una one album wonder.

A pesar de su inmensa popularidad, sigue creando piezas pop sin conformismo, aunque a veces sin dientes tan afilados. A estas alturas está claro que a Eilish no le interesa limitarse a repetir la fórmula que hizo de su álbum de debut un éxito mundial, y la agitación emocional que relata en estas canciones posteriores a la fama quizá sugiera por qué. La hemos visto con una corona, pero en su momento más antagónico, Happier Than Ever se siente como una abdicación. Lo más impactante de su segundo álbum fue teñirse el pelo de un rubio dorado y transformarse en una especie de cantante pop retro, lo que la hace parecer más tradicional de lo que es. Sin embargo, lo que salva a Happier Than Ever de la monotonía son los tentadores destellos que ofrece de algo más, como el single que le da título: a mitad de la canción, una cancioncita sencilla y discreta acompañada de un ukelele estalla en una poderosa balada cargada de distorsión y una voz poderosa. Aquí, Eilish demuestra que en un momento fugaz, puede regalarnos todos sus secretos.

Escucha Happier Than Ever a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 2
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE