CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Mental Health

¿Qué es el “breadcrumbing” y por qué debes evitarlo en una relación?

Quiérete más, y deja de lado a cualquier persona que pretenda hacerte breadcrumbing: te mereces más que migas de afecto. Fotografía: Refinery29
Words mor.bo Reading 6 minutos

Ghosting, stashing, breadcrumbing… con todos los términos que se utilizan para describir las citas modernas, nadie te culparía si te sintieras un poco confundido sobre lo que significa todo esto, cómo saber si te está sucediendo y cómo lidiar con ello. Por mucho que te desconcierten estos términos, son realmente útiles para reconocer muchos de los problemas que la gente experimenta cuando sale con alguien, pues resumen “tácticas” que se están convirtiendo en una epidemia en el mundo de las citas modernas.

Lo más probable es que te hayan ocurrido, o que hayas sido culpable de hacerlas, pero no has tenido un término para describirlas. Hoy nos centraremos en el breadcrumbing, una táctica del mundo de las citas que puede dejarnos como dependientes emocionales de personas que no tienen ni de cerca el mismo apego a nosotros. Aprende de qué se trata, cómo reconocerlo y enfrentarlo… y evitarlo en un futuro.

Publicidad

¿Qué es el breadcrumbing?

El breadcrumbing es una forma de manipulación demasiado común que se da en el mundo de las citas, especialmente con el auge de las citas online y centradas en las aplicaciones. El diccionario Macmillan lo describe como la actividad de enviar mensajes breves y esporádicos, bocados digitales como mensajes de texto cortos, publicaciones en Facebook o likes en Instagram, que indican que todavía le gustas a alguien cuando en realidad es poco probable que vuelvas a encontrarte con esa persona, y mucho menos que sigas una relación. A veces se denomina Hansel y Gretel, y el término deriva de la idea de dejar un rastro de migas de pan para que alguien encuentre lo que busca, como en el cuento infantil.

¿Es lo mismo que el gaslighting o luz de gas?

Aunque puede sonar similares y aunque ambas son formas de manipulación en las relaciones, no son lo mismo. Mientras que el breadcrumbing es, en esencia, “engañar a alguien”, el gaslighting o luz de gas es el intento deliberado de desdibujar el concepto de realidad de alguien, lo que hace que la víctima cuestione su juicio y sus percepciones. El breadcrumbing puede provocar sentimientos heridos y noches de insomnio. Sin embargo, no es tan directamente manipulador como el gaslighting, que aleja a la víctima de sus amigos y de sí misma con la intención de controlarla. En cambio, el breadcrumbing deja migas de interés de parte de la otra persona, como una oferta de interés pequeña pero inconsistente que mantiene a alguien con la sensación de que existe la posibilidad de obtener más… pero es algo que nunca sucederá.

¿Cómo reconocer el breadcrumbing?

El breadcrumbing suele consistir en alguna combinación de estas acciones por parte de la persona agresora. En primer lugar, está la incapacidad para hacer planes o comprometerse: dice que quiere verte pero nunca hace planes concretos ni te da fechas, pero finge entusiasmo por verte. También está la microcomunicación: consiste en dejar caer pequeños fragmentos de comunicación o reconocimiento, exclusivamente digitales, a veces tan pequeños como comentar con emojis en las publicaciones o historias de Instagram. En esencia, hacer lo mínimo para mantener una apariencia de relación sin invertir mucho tiempo o esfuerzo. También están las señales opuestas: vas a experimentar momentos de breve conexión en los que te sientes visto y apreciado, seguidos inevitablemente por periodos en los que estás dolido e ignorado. ¿Lo peor? La persona que hace breadcrumbing finge ser considerada. Por ejemplo, aparenta interés por tu día, y una vez respondes, te ignora por días o te responde con un monosílabo. Tampoco da explicaciones al respecto.

5 señales de que necesitas tomarte un descanso de las citas

¿Por qué las personas hacen breadcrumbing?

Desgraciadamente, no hay una explicación única para el breadcrumbing. Las causas subyacentes de cada caso pueden ser tan variadas como las relaciones en las que se producen. Sin embargo, hay recompensas comunes que los breadcrumbers probablemente buscan, como autoestima. Tu atención les hace sentir mejor aunque en el fondo no quieran nada contigo. Además, quienes hacen breadcrumbing usan la atención de sus víctimas como una especie de moneda de cambio en el mercado de las citas. Saber que alguien está interesado en ellos, incluso si los sentimientos no son recíprocos, puede ayudar mucho a aumentar la confianza de alguien. También suelen ser personas adversas al compromiso, y lo suficientemente inmaduras como para no decírtelo. ¿Por qué? Pues suelen tener aversión al conflicto y a la confrontación y tienden a evitar las interacciones negativas o estresantes. Esto incluye compartir y expresar el interés emocional por otra persona. Además, el narcicismo puede estar involucrado en todo esto.

Publicidad

¿Cuáles son las consecuencias del breadcrumbing?

Uno de los aspectos más oscuros de los breadcrumbers es que suelen ejercer su poder sobre personas que saben que tienen fuertes sentimientos hacia ellos. Esto suele provocar que la otra persona suprima sus propias necesidades para preservar su apego al breadcrumber, por muy insatisfactorio y doloroso que sea. Con el tiempo, esto puede hacer que las personas bajen su nivel de exigencia y aprendan que deben aceptar el mínimo de amor o atención que les proporcionan los demás.

¿Cómo enfrentar a alguien que te hace breadcrumbing?

Lo mejor es ser directo: hazle saber a la persona cómo te hace sentir su estilo de comunicación y sus acciones y pide lo que quieres — que te traten como una prioridad y como una persona que valoran. No refuerces su mal comportamiento y no respondas a sus mensajes o “migas”. En vez de eso, enseña a la otra persona cómo debe tratarte si quiere tu atención y afecto. No aceptes menos. Lo más importante es recordarte que no tienes que mendigar afecto. Te mereces una atención y un cuidado centrados y prioritarios. A medida que empieces a decir “no” a las migajas y a priorizarte a ti mismo con mayor cuidado y honor, atraerás a las personas que te tratarán de forma similar.

Publicidad

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE