Luego de que Kanye West tuviera algunos días difíciles en las últimas fechas de su tour Saint Pablo en los que fue abucheado por fans luego de que hiciera algunos discursos de carácter político en los que reveló que hubiese votado por Donald Trump y además hablaba mal de figuras como Beyoncé y Jay Z (a quien le pidió que no lo “mandara a matar con sus sicarios”), la gira fue suspendida.

Tan sólo un día después fue hospitalizado “por su propia salud y seguridad” debido a que su médico de cabecera lo había diagnosticado con deshidratación extrema y psicosis temporal debido al insomnio, así que el pasado 21 de noviembre fue internado en el Centro Médico de la UCLA, donde incluso pasó el día de Acción de Gracias.

Pero ahora parece que por fin el cantante fue dado de alta luego de que el pasado lunes fue obligado a permanecer algunos días más en observación. Según reporta TMZ, ya el rapero se encuentra de vuelta en su casa en compañía de su esposa e hijos, desde donde continuará su tratamiento médico y psicológico.

Algunos medios reportaron que esta semana, Kanye solicitó que le fueran enviados algunos equipos para grabar algunas cosas desde el hospital, así que estamos seguros de que el cantante tendrá energías renovadas luego de este percance de salud.

Despues de leer, ¿qué te pareció?