CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Environment Mental Health

¿Por qué hay tantas personas con muchas plantas en casa?

Un estudio encontró que un grupo de personas veinteañeras experimentó una disminución en la presión arterial y otros síntomas de estrés cuando participaron en sesiones de jardinería en interiores. Fotografía: Instagram @boyswithplants
Words mor.bo Reading 4 minutos

La presencia de plantas en nuestros hogares no es algo nuevo, pero durante los últimos años, generaciones como los millennials y la gen-z parecen haberse ganado una reputación por haberse convertido en padres de decenas de plantas en sus apartamentos. El fenómeno es mundial: en EE.UU., la Asociación Nacional de Jardinería dice que las ventas de plantas de interiores aumentaron un 50% entre 2016 y 2020, y en Europa, la Royal Agricultural Society informó un aumento del 65% en las ventas de plantas de interior solo en 2018. En Latinoamérica hemos visto que sucede lo mismo: quizás hayas visitado a un amigo y te hayas sorprendido por la cantidad de verde que hay en todo su apartamento, y ni se diga lo que vemos por Instagram: desde cactus hasta suculentas, parece que las plantas están aquí para quedarse.

Muchos se preguntan cómo los jóvenes en particular se han vuelto tan aficionados a la crianza de plantas. Lo cierto es que las plantas de interior ofrecen algo para nutrir que es barato y no requiere mucho mantenimiento, con un atractivo obvio para una generación cuyo compromiso con los hijos propios se ve obstaculizada por los precios de la vivienda y la inestabilidad económica. Además, los jóvenes ahora son más conscientes de la salud mental y el autocuidado, y se ha demostrado que las plantas reducen los niveles de estrés y mejoran el estado de ánimo.

Publicidad

Un artículo de la BBC del año pasado cuenta las experiencias de varias personas con sus plantas de interior durante los primeros meses de la pandemia, y cómo las ayudó mentalmente a enfrentarse a la cuarentena y a un mundo que estaba cambiando vertiginosamente. La jefa de aprendizaje del Museo del Jardín de Londres, Janine Nelson, explica que emocionalmente, las plantas son útiles para el bienestar mental, también pueden ser una forma de reflexionar sobre nuestros orígenes culturales. Nelson dice que “estar en presencia de plantas de interior, o mirar escenas de la naturaleza, incita a las personas a tomar decisiones que mostraban niveles más altos de generosidad y confianza, y tenían un efecto de sociabilidad”. Cuenta que una mujer que comenzó a cuidar algunos cactus encontró el proceso muy curativo y terapéutico, y que para ella, “las plantas son como las personas, necesitan tu ayuda. Sin ti no viven”.

Publicidad

View this post on Instagram

A post shared by Sarah B. (@plantsiren)

Publicidad

De hecho, un estudio de 2015 encontró que un grupo de personas veinteañeras experimentó una disminución en la presión arterial y otros síntomas de estrés cuando participaron en sesiones de jardinería en interiores, en comparación con las tareas relacionadas con la computadora. Las plantas de interior ayudan a reducir el “estrés fisiológico y psicológico”, sugirieron los resultados. Pero más allá de eso, el atractivo universal de las plantas de interior, es que brindan una forma tangible de conectarse con la naturaleza que está ausente en un mundo cada vez más basado en pantallas. Así que nuestro boom botánico actual alrededor del mundo parece estar ayudándonos a comprender mejor el papel que juegan las plantas en estos tiempos tan agitados. Al cuidar las plantas, ellas también nos cuidan de alguna manera, ofreciéndonos no solo un vínculo, sino también oportunidades recreativas y educativas, y que definitivamente distraen a nuestros cerebros ansiosos.

Publicidad

Para nadie es un secreto que la pandemia cambió por completo nuestro sentido de la normalidad, así que el cuidado de las plantas nos invitó a aceptar nuevas rutinas: riego, alimentación, poda y trasplante. Las plantas proporcionaron un escape de las ansiedades de la vida cotidiana, ofreciendo belleza y prueba de que la vida aún podía florecer en los tiempos más oscuros. Al regarlas y darles amor, hacemos que esas plantitas se sientan apreciadas, como una forma de reconocer cómo enriquecieron nuestra vida en los últimos años y demostrar que la naturaleza existe más que para ser utilizada por los humanos: enriquecen nuestro mundo social de una manera especial.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 7
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE