Hablar de Pierna Cruzada es hablar de corazones por montones, colores pasteles y situaciones humorísticas en donde la vergüenza y el ridículo se quedan en la puerta. Su autor es un joven de Cancún y residente de Ciudad de México graduado en Comunicación llamado Gonzalo Angulo, a quien un día el diseño gráfico se le cruzó por el camino y lo atrapó hasta que exorcizara esos demonios color rosa que tenía encerrados en el cerebro. Pierna Cruzada es un anecdotario visual de su vida como un joven mexicano gay, que si bien guarda entre líneas críticas a una sociedad machista, suele hacerlo con humor, pero sin prejuicios ni tabúes.

“Creo que la vida de soltero suele ser un poco más interesante y divertida, a veces se sufre más, pero eso suele ser entretenido.”

Desde el año 2014 anda publicando sus ilustraciones en Facebook, pero ahora lo encontramos por todas las redes sociales. Aún no lo hemos convencido de que nos muestre su perfil de Grindr, pero sí pudimos seducirlo un poco para que conversara con nosotros sobre este divertido proyecto, sobre sus estrellas pop favoritas, y si alguna vez Pierna Cruzada dejará de ser soltero.

Gonzalo Angulo/Pierna Cruzada

Fotografía: Pierna Cruzada/Facebook

Para Gonzalo, conseguirse un nombre y una identidad para ese alter ego ilustrado no fue fácil: tenía montones de dibujos listos antes de comenzar a soltarlos en el éter de la Internet. Un día se dio cuenta de que solía sentarse con la pierna cruzada, y decidió que esas dos palabras juntas serían una buena manera de criticar a los machistas que tildan el gesto de amanerado y afeminado. Como para Angulo lo femenino jamás ha tenido una connotación negativa, el nombre traía consigo referencias a la homosexualidad, al machismo y a la discriminación, algo que directa e indirectamente sufre como joven gay en su México natal: Pierna Cruzada es un pequeño acto de rebelión en tono rosa.

“Considero que estamos en un momento donde tenemos que hacer más visibilidad, no escondernos, jotear si queremos jotear y no sentir pena por eso.”

Como suele pasar con cualquier otro escritor, Gonzalo toma prestada la inspiración de cosas que le han pasado no sólo a él, sino a sus amigos y conocidos. Son hipérboles humorísticas, críticas a la sociedad y burlas de la hipocresía cotidiana, desde la señora en la tienda hasta los que buscan atención en Instagram.

¿Cuál es tu perspectiva con la discriminación en México? ¿Sientes que está en un nivel muy alto?

Sí, existe bastante discriminación. Últimamente he escuchado notas y situaciones sobre asesinatos a personas trans, discriminación a amigos cercanos en la calle por ir agarrados de la mano, mensajes de odio sólo por ser quien eres y como estos casos existen muchos más. A veces me sorprende que viene desde las personas que son más cercanas a ti, suele ser una discriminación “pequeña” y que a veces permitimos, pero que suma bastante al odio que viven muchísimas personas en nuestro país.  Considero que estamos en un momento donde tenemos que hacer más visibilidad, no escondernos, jotear si queremos jotear y no sentir pena por eso.

¿Cuánto hay de la personalidad de Gonzalo Angulo en Pierna Cruzada? ¿Un 100%?

Digamos que intento ilustrar mi personalidad y mi vida y apegarme lo más que pueda a ella, de vez en cuando le agrego un extra de glitter y rosa para hacerlo más interesante. Pierna Cruzada podría ser una extensión de mi personalidad.

Aunque tiene poco tiempo siendo conocido, ya es un colaborador fijo en medios de su país como Time Out y El Gráfico. Uno de los más grandes objetivos de su cómic es hacer que la cotidianidad homosexual sea tan normal como la heterosexual, pues aunque hay situaciones que sólo una persona gay puede comprender, cualquiera puede identificarse con el deseo de verse bien, de salir a ligar, de conversar con la familia de cualquier tema y hasta con los terrores de una primera cita.

Hablando de citas, las de Pierna Cruzada suelen ser unos desastres. Burlarse de sí mismo es uno de los atributos que más se agradece del trabajo de Gonzalo, pues hacen de su personaje alguien con quien te puedes identificar. Sin embargo, pensamos que alguien tan fabuloso debería tener una vida amorosa más excitante.

¿Pierna Cruzada siempre será soltero?

Yo creo que por el momento sí, no digo que la vida en pareja sea aburrida, pero me desesperaría ilustrar y tocar temas de sólo eso. Creo que la vida de soltero suele ser un poco más interesante y divertida, a veces se sufre más, pero eso suele ser entretenido.

Imagínate que tienes a tu disposición el laboratorio del Doctor Frankenstein. ¿De qué piezas está compuesto tu hombre perfecto?

Creo que el hombre perfecto es algo imposible de encontrar, pero un chico sencillo, gracioso y que entienda mi sentido del humor es lo único que pido. Si es peludo, con lentes y con buena pierna… ¡Mejor!

Con un website y una tienda online llena de artículos esenciales como franelas que llevan al frente palabras como Trashy y Girly (nuestra favorita), pines metálicos con una corona, parches bordados ideales para poner en el bolsillo trasero del jean más ajustado de tu guardarropa, Pierna Cruzada es un proyecto con el potencial de crecer mucho más. En el futuro, a Gonzalo le gustaría escribir una novela gráfica, y debemos admitir que las aventuras de su alter ego serían perfectas para seguir entrega tras entrega como una novela de folletín de los años 70 que mantendrían enganchada a la mismísima Corín Tellado: kitsch chic, desamores y un arcoíris de tonos vaporwave. Bring it on.

Como un nuevo miembro de la nueva iconografía queer latinoamericana, al menos en el mundo digital, es importante esclarecer algunas dudas importantes sobre cultura pop: es la única manera de saber si este incipiente romance tiene futuro. Así que para despedirnos con este primer y casual encuentro, lo cuestionamos sobre pop queens y drag queens, las preguntas más importantes de toda la entrevista.

¿Quién es tu ídolo pop? ¿Christina Aguilera o Britney Spears? ¿Beyoncé o Rihanna? ¿O es acaso Paulina Rubio?

Para mí siempre será Madonna en su etapa del Blonde Ambition World Tour. Es inspirador verla moviendo esa cola de caballo alta, odié cuando tuvo que quitarla y quedarse con unos chinos un poco extraños. De las que mencionas previamente también elegiría a Rihanna, no sé por qué no es catalogada como la nueva ídolo pop, tiene años de carrera, un montón de hits y es increíble, pero bueno, no quiero entrar en una discusión acalorada.

Si fueras drag queen, ¿Cuál sería tu nombre artístico y por qué?

Me llamaría Kishi Takashi, mi concepto sería: ser una chica de Tokyo con cabello rosa fluorescente, con inspiración club kid, Adore Delano y una pizca de Lazy Town. Fui a una fiesta drag hace unos meses, por falta de tiempo no pude conseguir muchas cosas pero eso fue a lo que llegué y me gustó mucho, me sentí divertida, trashy y femenina, aunque me faltó el vestido corto.

Despues de leer, ¿qué te pareció?