Cuando uno piensa en fanáticos del heavy metal, hay un sólo arquetipo que nos viene a la mente: un adolescente lleno de rabia, de pelo largo y vestido de negro de pies a cabeza que bate la cabeza sin cesar mientras suda la espalda de una vieja camiseta de Iron Maiden. Pero la música no conoce fronteras, razas ni género, y en Botswana, estos fans del metal son mujeres: las Marok. Así se les llama a las mujeres negras africanas que les gusta vestirse como estrellas del heavy metal y que son herederas del resurgimiento del género en su país durante los años 70. Se visten con cuero, cadenas, púas y maquillaje, y aunque a muchos puedan parecerles un enigma, la verdad es que son tan o más fanáticas de la escena musical, y además son embajadoras de la movida en su país.

El fotógrafo Paul Shiakallis se ha encargado de capturar a través de sus fotografías la subcultura de las Marok en su serie Leather Skins, Unchained Hearts, que muestra a estas mujeres en su comunidad, sus alrededores y sus hogares. En las imágenes no sólo vemos la creatividad de sus atuendos, que además nos narran la historia de su fidelidad con su música favorita, sino el compromiso que tienen con lucir como estrellas del metal aunque estén rodeada de caminos de tierra y de humildad.

En su serie, Shiakallis revela a estas madres y esposas metaleras y nos da un vistazo a sus vidas ordinarias. Tomadas durante ocho meses en Botswana, estas fotografías nos demuestran que una subcultura que para muchos es sólo algo occidental puede convertirse en una afición para cualquiera en cualquier lugar del mundo, desafiando la estructura arquetípica de la cultura africana y cómo estas reinas Marok le han dado nuevas formas a estas normas sociales para darle cabida a sus deseos y pasiones.

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

Leather Skins, Unchained Hearts

Fotografía: Paul Shiakallis

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?