CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

#NiUnaMenos cumple 5 años con 3.800 feminicidios en Latinoamérica en el último año

Los feminicidios no han parado durante la cuarentena. Fotografía: La Nueva Mañana
Words Carlos Turmero

El asesinato de Chiara Paez en Argentina el 10 de mayo de 2015 por una golpiza que le dio su novio cuando tenía 14 años y en su segundo mes de embarazo, fue la punta de lanza para la consigna que se volvería un movimiento no solo local sino regional. De acuerdo con Clarín, fue la periodista Marcela Ojeda quien tuiteó en su momento: “¿No vamos a levantar la voz? Nos están matando”. Así surgió #NiUnaMenos. Hasta noviembre de 2019, el número de los feminicidios en América Latina ascendía a 3.800 solo el año pasado, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Desde ese momento, cada 3 de junio en los últimos cinco años, cientos de mujeres se reúnen para gritar “¡Ni una menos! ¡Paren de matarnos!”. Las movilizaciones se replicaron en toda Argentina desde el 2015, con carteles, banderas y la lectura de documentos para exigir el cese de la violencia de género y de los feminicidios. Hoy, un reporte de Clarín cuenta que desde el primer #NiUnaMenos hasta la actualidad se han registrado en ese país 1.443 femicidios, uno cada 30 horas.

Para tener una idea de la magnitud de la cifra, cerca de 1.856 hijas e hijos perdieron a sus madres que en la mayoría de los casos, fueron asesinadas por sus padres, que luego se suicidaron, se fugaron o fueron condenados por homicidio. La Ley Brisa fue proyecto legislativo que se aprobó para brindarle un sustento económico a quienes se encargan de cuidar a los niños víctimas de los feminicidos de sus madres, usualmente tías y abuelas.

El Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano de la ONG La Casa del Encuentro presentó un informe completo recientemente en el que se detalló que en el último año en el país se registraron 303 feminicidios, todos luego de las protestas conmemorativas del movimiento del año pasado. La primera de esa lista de 303 mujeres que perdieron la vida a manos de la violencia fue Rocío Serrano, quien murió a manos de quien fuera su esposo tras recibir un disparo en la nuca en frente de sus dos hijos, tras varios años de ser amenazada de muerte y sufrir de violencia doméstica.

El informe muestra que siete de cada diez mujeres fueron asesinadas por su pareja o su ex, en sus propias casas o en las de sus asesinos: 40 de estas mujeres ya los habían denunciado, 19 de los femicidas tenían exclusión de hogar o prohibición de acercamiento,y 19 de ellos pertenecían o eran ex agentes de fuerzas de seguridad. Otros datos importantes de destacar fueron que 38 de las víctimas eran niñas o adolescentes, 6 estaban embarazadas y 25 fueron abusadas sexualmente antes de ser asesinadas. La mayoría de estas mujeres y niñas murieron a causa de balas, puños y golpes. Pero también fueron estranguladas, asfixiadas, incineradas, degolladas, ahorcadas, ahogada y descuartizadas por sus victimarios.

Por otra parte, la Casa del Encuentro lleva un registro específico de los casos que se han registrado durante la cuarentena. Los datos indican que 57 mujeres fueron asesinadas desde el 20 de marzo. Siete de cada diez femicidios fueron en sus hogares, y 77 hijas e hijos se quedaron sin madre. El 65% de los femicidas eran parejas o exparejas de estas mujeres, y una de cada seis ya lo había denunciado por violencia.

El movimiento este año no pudo realizar sus acostumbradas manifestaciones a raíz de la cuarentena y las medidas de distanciamiento social, pero eso no ha sido impedimento para que hoy en día recuerden a las víctimas y alcen sus voces a favor de la igualdad para terminar de erradicar la discriminación de género en todas las esferas de la vida pública.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde