Nacido y criado en Singapur, la ciudad estado de 5.4 millones de personas, Nguan captura su país natal como ningún otro. Atraído por torres de concretos y personas que vagan solitarias, su trabajo se centra en la tranquila serenidad que puede encontrarse en las grandes ciudades. Sus imágenes de arquitectura urbana son increíblemente atractivas, y hay algo acerca de las líneas y las espirales de los edificios que nos hace verlas bajo un punto de vista distinto, como si los viejos rascacielos irradiaran paz.

“Estaba buscando una manera original de presentar la ciudad, así que me decidí por un estilo que hacía cada imagen parecer un set teatral pintado a mano. Mis favoritas son las estructuras viejas, monolíticas y brutales, pues no puedo verlas de forma romántica, así que me dan mucho más material.”

Nguan estudió cine y producción de video en Illinois, lo cual tal vez explica la curiosa quietud congelada de la imágenes que produce similar a sus fotografías. Singapur lo ve capturar la atmósfera brumosa del lugar en el que creció, con sus mares de bloques de apartamentos color pastel y paisajes oníricos intercalados con niños y adultos por igual, quienes parecen estar atrapados en un momento de reflexión.

Las imágenes parecen estar lavadas, como si alguien se hubiese escabullido en ellas y hubiese robado su color junto con la emoción, dándole una atmósfera encantadora y extraña en su aparente parálisis y tranquilidad. Sin embargo, sus fotos nos proporcionan una especie de confort cálido, como un baño de agua tibia bajo la luz del atardecer.

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Singapur

Fotografía: Nguan

Despues de leer, ¿qué te pareció?