NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

Solo por hoy hasta la media noche tenemos 30% OFF en toda nuestra merch exclusiva.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Drugs Perspectives

Mujer consumió por error 550 veces la dosis normal de LSD y tuvo un viaje lisérgico de 34 horas

"Climax". Fotografía: A24
Words mor.bo

En los últimos años, ha habido un interés renovado en el uso de psicodélicos para tratamientos médicos, con numerosos investigadores que han estado estudiando lo que sustancias como el LSD le hace al cerebro, midiendo los efectos de la microdosis, y registrando la historia de los psicodélicos en el contexto médico. A pesar de la promesa continua de algunas de estas investigaciones, comparativamente se sabe poco sobre los efectos potencialmente adversos de dosis extremadamente altas de esta sustancia, que por supuesto no es algo que los científicos puedan probar experimentalmente en pacientes humanos.

Sin embargo, estas excepcionales y alarmantes historias de sobredosis masivas de LSD (dietilamida del ácido lisérgico) se detallan en un nuevo estudio, que busca comprender los efectos médicos de dosis extremadamente altas de psicodélicos en ambientes recreativos.

El primer caso es el de una mujer de 46 años de edad, que hizo el “viaje” de su vida cuando accidentalmente confundió la droga psicodélica LSD con cocaína, aspirando 550 veces una dosis promedio de la droga y experimentó una volada en la que tuvo 36 horas drogada. Según el informe sobre el caso, del que fue coautor el investigador Mark Haden (director ejecutivo de MAPS Canadá y un profesor adjunto de la Universidad de British Columbia) y en el que se examinaron tres casos recientes de sobredosis de LSD, la mujer, que padecía la enfermedad crónica de Lyme, empezó a sentir los efectos del LSD 15 minutos después de inhalar el polvo blanco.

La ciencia finalmente descubre cómo funciona un trip de LSD en el cerebro

Cuando no tuvo la reacción que creía que tendría, le preguntó a su compañera de cuarto sobre la droga y le dijeron que en realidad era LSD… 55 miligramos, para ser exactos. La dosis promedio de LSD para un viaje de aproximadamente 12 horas es de 100 microgramos. Afortunadamente, vivió para contar la historia, pues nunca se ha registrado una sobredosis mortal de LSD.

Dijo que durante las primeras 12 horas, se desmayó durante la mayor parte, pero recordó haber vomitado mucho. Una vez que pasó ese período, la mujer dijo que tuvo un período de 10 horas en el que se sintió “agradablemente drogada” mientras estaba sentada en una silla. Durante ese tiempo, también “echaba espuma por la boca, vocalizaba ocasionalmente palabras al azar y vomitaba con frecuencia”, según el informe.

Otras 10 horas más tarde, el LSD finalmente desapareció y la mujer tuvo una reacción sorprendente: el dolor crónico que había experimentado debido a su enfermedad de Lyme, para la cual había estado usando morfina diariamente durante siete años, había desaparecido por completo. No sintió la necesidad de volver a usar el opiáceo, y también dijo que no notó ningún síntoma de abstinencia de morfina como náuseas, depresión, ansiedad y ansias. Después de la sobredosis, la mujer decidió seguir usando LSD para controlar su dolor, pero en cantidades más pequeñas.

Había dejado de tomar morfina durante cinco días después de su experiencia con LSD, y luego su dolor crónico volvió, así que decidió tomar la morfina de nuevo pero en una dosis más baja, y también microdosificar LSD, cada tres días. Una microdosis de LSD es aproximadamente un cuarto de la dosis típica de 100 microgramos y no causa un efecto alucinógeno.

Tres años después, la mujer pudo dejar completamente de usar morfina para controlar su dolor y dijo que no tenía síntomas de abstinencia.

El LSD puede ayudar a "resetear" tu cerebro y ayudar con enfermedades mentales crónicas

Otro de los casos del estudio fue el de una adolescente de 15 años con trastorno bipolar. Fue una de las 20 personas que accidentalmente tuvo una sobredosis de ácido en una fiesta de solsticio de verano en Canadá, tomando 1.100 microgramos de un solo golpe. Durante las siguientes seis horas, su comportamiento se volvió errático: se acostó en el suelo en posición fetal apretando fuertemente los brazos, y sus amigos pensaron que estaba teniendo un ataque y llamaron a una ambulancia, nadie estaba seguro de lo que le pasaba, pues perdió la conciencia.

Según reporta Vice, a la mañana siguiente, su padre la visitó en el hospital, y la adolescente lo recibió con las palabras “se acabó”. Él pensó que se refería al viaje del ácido, pero no, la joven hablaba de su trastorno bipolar, del que parecía estar curada. Una semana después, sus síntomas aún no habían vuelto. Los médicos siguieron su progreso durante más de un año, y casi dos décadas después, todavía no ha experimentado episodios de depresión o manía fuera de la depresión postparto. Al recordar la sobredosis, dijo que sentía como si la química de su cerebro se hubiera “reajustado” de alguna manera.

Un tercer caso detallado en el estudio documenta la experiencia de una mujer de 26 años que asistió a la misma fiesta que la adolescente del ejemplo anterior que también tuvo una sobredosis de LSD mientras estaba allí, ingiriendo cinco veces la dosis recreativa regular de 100 microgramos. ¿La diferencia? No sabía que estaba embarazada. Por fortuna, no hay pruebas de que la exposición a la droga haya afectado el desarrollo de su hijo, que ahora tiene 18 años.

Si bien ninguna de estas sobredosis debería ser reproducida intencionalmente por nadie en ninguna circunstancia, los investigadores observaron que, a pesar de las angustiosas experiencias sentidas por los participantes, “parece haber secuelas positivas impredecibles que van desde mejoras en los síntomas de las enfermedades mentales hasta una reducción del dolor físico y los síntomas de abstinencia de morfina”.

En ese sentido, el estudio corrobora algunos de los hallazgos de un estudio de los años 70, que detallaba las graves reacciones debidas a sobredosis masivas de LSD en ocho personas, ninguna de las cuales terminó muriendo, y todas ellas se recuperaron finalmente.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 11
    Me gustó
  • 8
    Me prendió
  • 9
    Lo amé
  • Me deprime
  • 4
    WTF!
  • 5
    Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE