CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Pol Granch, el español camaleónico que le pone sonido alternativo al pop

MOR.BO RIOT: Pol Granch, el español camaleónico que le pone sonido alternativo al pop
Pol Granch. Fotografía: Instagram @polgranch
Words mor.bo

Si el nombre de Pol Granch te suena conocido, es porque este cantante español salió como ganador hace un par de años de la edición de su país del programa The X Factor, que lo catapultó como uno de los artistas jóvenes revelación de la nación europea. Granch dice ser un artista sin etiquetas, prefiriendo que su talento, carisma e su innata capacidad para emocionar hablen por sí mismas.

Nacido el 4 de abril de 1998 como Pablo Granjean, creció en el seno de una familia de madre española y padre francés, quienes lo iniciaron en el mundo de la música desde muy pequeño. De hecho, antes de participar en The X Factor España, Pol ya componía canciones, publicaba covers en sus redes sociales y buscaba crear su propia personalidad como artista.

Por lo general, sus canciones eran melancólicas, con letras personales, y siempre tanto en español como en francés e inglés, que destacaban su peculiar voz. Este talento fue justamente el que llevó a Pol a la victoria en el reality show, y apenas un año después, lanza su primer EP con 6 temas tras firmar con el sello Sony Music. Este primer trabajo mostró a un artista rebosante de personalidad y estilo propio, con temas como Late, Perdón Por Las Horas y Cementerio de Valientes.

En esta primera producción, flirteó con géneros como pop, trap, rap y rock que destacaban esa personalidad especial que lo diferencia como artista y que lo hizo viral. Para Pol, cantar en francés es algo que le gusta mucho, y no descarta eventualmente buscar entrar en ese mercado tan exigente. Sin embargo, busca concentrarse más en su sonido, que define como alternativo, sin alejarse del pop, que no es para nada una palabra sucia en su vocabulario, pues temas más accesibles le permiten llegar a más gente.

“Pues como dice el propio nombre, es la música que se escucha en la calle, que sirve un poco para dejar huella, para dejar constancia de ti en alguna gente que no podría escucharte. Luego, al final, los que te quieran… Si quieres hacer música más íntima y más menos comercial… Tu público más fiel estará ahí. También hay que tener ese trocito comercial para que te conozcan más”.

Luego de ese exitoso EP hizo una serie de conciertos por toda España que, alejados de ser catalogados como gira, terminaron por hacer del artista uno de los cantantes con mayor trayectoria del año pasado con varios shows sold out. Así comenzó el trabajo en su disco debut, llamado Tengo Que Calmarme, y que lanzó hace pocos días, desarrollando mucho más su sonido alternativo.

Para Pol, Tengo Que Calmarme va más allá de ser un nombre para un álbum: “Ese tengo que calmarme que da título al disco es algo más que el nombre de un tema. Es un eslogan, un propósito y una obsesión: la de un joven que aún busca su sitio. Tengo que esforzarme, tengo que relajarme, tengo que confiar más en mí… Tengo que calmarme”, señala el artista.

El LP incluye éxitos como Millonario, una pieza de pop íntimo y sugerente dominada por su indiscutible voz; En Llamas, una inyección de emoción, con la colaboración de Natalia Lacunza; M conformo; la muy romántica Te quiodio, y por supuesto, Chocolatito, una golosina nostálgica y glam con referencias a los años 70.

Con este disco, vemos a un Pol Granch más singular y camaleónico, inquieto, y con temas que conforman un mosaico de sentimientos que nos dan una visión panorámica de un artista que demuestra su pasión por la música, y sobre todo, sus ganas de crecer y expandirse, sin perder su esencia. Como el mismo lo dice: “aspiro a llegar a un sitio que esté cómodo, que esté feliz. Me da igual no tener a todo el mundo por completo, pero que tenga mi grupito de gente, que le guste y que disfrute conmigo a la hora de hacer música”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 5
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde