CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Loyle Carner, el rapero londinense que transforma el hip hop en poesía

MOR.BO RIOT: Loyle Carner, el rapero londinense que transforma el hip hop en poesía
Loyle Carner. Fotografía: Instagram @loylecarner
Words mor.bo

La escena del hip hop del Reino Unido ha visto un aumento de nuevos artistas talentosos últimamente: está Dave, que hizo un espectacular debut con el escalofriante disco Psicodrama, y ni hablar de slowthai, el salvaje MC que mezcla el grime con el punk. Entre este grupo de artistas que están refrescando los oídos de los fanáticos más jóvenes está el tímido y afable Loyle Carne: procedente de Croydon, en el sur de Londres, el rapero de nombre real Benjamin Coyle-Larner irrumpió en la escena con su conmovedora mezcla de boom bap, jazz y funk de los 90. Con la colaboración de Joey Bada$$, Skepta y MF Doom al principio de su carrera, Carner se hizo rápidamente popular en Internet.

La madre de Carner, Jean, poeta y profesora de alumnos con necesidades especiales, lo animó a poner en palabras sus pensamientos y energía burbujeantes, lo que despertó el interés del rapero por la narración de historias y la poesía. Más tarde se ganó un puesto en The Brit School, una institución de artes escénicas a la que asistían personas como Adele y Amy Winehouse, donde estudió teatro. Desde entonces, Jean no solo se ha convertido en un tema en sus canciones, sino en una cara conocida en sus vídeos musicales y espectáculos en vivo. Sin embargo, la vida de Loyle también ha tenido momentos difíciles: su padrastro murió repentinamente en 2014 por lo que se sintió presionado para ser el sostén de su familia. Aunque admite que su madre nunca lo obligó a abandonar la escuela, Carner pensó que era correcto “ponerse en los enormes zapatos de su padre” y apoyar a su madre y a su hermano menor. “Me dije: ‘Déjenme probar esta cosa de la música por un tiempo y si no funciona conseguiré un trabajo'”, explica el joven de 26 años.

Por fortuna, fue una decisión audaz que resultó ser la correcta: Carner canalizó su dolor en la música y lanzó su innovador EP de 2014, A Little Late. El proyecto de seis canciones, que rinde homenaje a su padrastro, abre con el desgarrador tema BFG, con un beat minimalista de Rebel Kleff, en donde llora la pérdida de la principal figura masculina de su vida y se ahoga en sus palabras, con una voz temblorosa que conmueve. Así, fue dándose a conocer en su país, y colaborando con artistas del mundo anglo que iban desde Skepta hasta MF Doom.

En 2017, finalmente dejó caersu bien recibido álbum de estudio debut, Yesterday’s Gone, que fue nominado al Premio Mercury Music. Si damos un rápido vistazo a la discografía de Carner (y a su Instagram) se hace evidente que el mundo del rapero del sur de Londres a menudo gira en torno a sus seres queridos. Su álbum debut fue un disco profundamente personal y honesto sobre el amor y la pérdida. Su portada está encabezada por un retrato de aspecto vintage de Carner rodeado de familiares, amigos y de aquellos que “me han construido como el hombre que soy ahora”.

Carner siempre ha sido sincero acerca de su larga batalla contra el trastorno por déficit de atención con hiperactividad TDAH) y la dislexia. En una entrevista con Noisey habló sobre la salud mental y su rocoso camino hacia la autoaceptación: de ser el “idiota” de la escuela a un hombre extraordinario con “superpoderes”. “Antes pensaba que era este chico equivocado y loco, y que nadie más lo entendía”, dijo. “Si en ese entonces hubiese visto a alguien de 20, 22 años con mi condición… no conocía a alguien mayor que yo con TDAH así que no sabía cuáles eran mis perspectivas. Era como que, ¿termino con todo y me voy a tallar madera en algún banco?”

¿Sabes qué más lo ayudó? Su amor por la cocina. Al igual que Snoop Dogg y 2Chainz, Carner es un profesional en la cabina y en las artes culinarias. Al crecer con TDAH, el rapero descubrió que, aparte de la música, cocinar era como tener otra forma de meditación. “Encontré esta paz incomparable con la cocina. Era la única cosa en la que podía ser yo mismo y no distraerme”.

“Creo que se trata de esta idea universal de que si puedes cocinar, y eres capaz de hacerlo, no tienes que pensar mientras lo haces, y por lo tanto te apaga el cerebro, que es algo que yo nunca puedo hacer. Creo que el único momento del día en que mi cerebro está apagado es ese, y cuando veo el fútbol y tomo una cerveza”.

La pasión del rapero por las artes culinarias finalmente dio lugar a Chilli Con Carner, una escuela de cocina realizada en asociación con Goma Collective, una empresa social que apoya las iniciativas creativas, y el grupo de catering con sede en Londres, Get Stuffed. Dirigido por Carner, el programa enseña a los jóvenes con TDAH habilidades básicas de cocina y fomenta la alimentación saludable. Genial, ¿no?

Para el 2018, Carner llegó a las carteleras británicas por primera vez con el tema Ottolenghi, y un año después, superó ese performance con el tema Loose Ends junto a Jorja Smith, a quien conoció en un bar antes de que ambos se hicieran famosos. La canción es una reflexión de su adolescencia, y en donde expresa cómo le hubiese gustado tener el mismo apoyo que tiene ahora, en especial con su enfermedad. Luego de este banger, el 2019 vio la llegada de su segunda producción, Not Waving, But Dowwning, en donde lo escuchamos en una etapa diferente de su vida: más feliz, más seguro financieramente y sin dudas, pero todavía dispuesto a reconocer que la transición a la edad adulta rara vez es sencilla. “Fui criado por mujeres, por mi madre y mi abuela, y ellas hablaban de cómo se sentían cada día. Y porque estaba con ellas decía: ‘¡Hablaré de lo que siento!’. Fue genial, fue liberador, me ayudó mucho. Pero en ese entonces, las mujeres eran las que se comunicaban y los hombres no se comunicaban, ¿verdad? Se veía como un signo de debilidad. Eso está cambiando un poco ahora, increíblemente, pero todavía estamos en las primeras etapas de la evolución del hombre”.

Al igual que a todos, Lyle estuvo afectado por la pandemia, que interrumpió algunos de sus shows y lo obligó a reencontrarse creativamente: hace unas semanas lanzó Yesterday, su primera canción del 2020, producida por Madlib, y que encuentra a Carner hablando en contra de la discriminación política y social mientras crece para entender el mundo que le rodea. “En realidad, se trata de lo que es ser blanco y negro, en un mundo en el que tienes que ser uno u otro”, explica. “Me duele la forma en que me sentí sobre mi raza en ese entonces, es la misma forma en que me siento ahora. Nada ha cambiado desde mi última entrada, nada ha cambiado desde el siglo pasado”.

Sin embargo, lo más importante de la canción, es que Lyle espera que sea solo un recuerdo del pasado, en la mejor manera posible: “Espero que pronto esta canción no sea más que un recordatorio de una época diferente, y colectivamente podamos avanzar hacia una época de más respeto, aceptación y comprensión”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE