CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Las Ninyas del Corro, el dúo rebelde del hip hop español con beats old school

MOR.BO RIOT: Las Ninyas del Corro, el dúo rebelde del hip hop español con beats old school
Las Ninyas del Corro. Fotografía: Instagram @angeldelaiglesia
Words mor.bo

Desde el año 2015, las españolas Felinna Vallejo y Laüra Bonsai han estado haciendo música juntas en los barrios de Bon Pastor y Sant Adrià de Besòs, localizados en Barcelona. El nombre de su proyecto proviene de los primeros corros que se formaban en Barcelona: batallas y eventos de rap donde los jóvenes de la ciudad se reúnen para conocer lo que está sonando en la escena, así como a los talentos que los rodean. Felinna y Laüra dicen que eran de las pocas (por no decir las únicas) chicas que formaban o asistían a esos corros, así que les pareció apropiado hacer un callback a esa experiencia formadora.

Si bien ambas tenían un tiempo experimentando por separado, decidieron unir sus fuerzas por su necesidad constante de crear. “Ambas nos vimos en el punto de tengo tantas cosas que decir que no sé ni cómo’ y nos dimos el soporte para hacerlo de la mejor manera que sabemos. Cuando nos conocimos, cada una escribía por separado y con la tontería de hacer una colaboración, en algún mes indeterminado del año 2015 ni nos dimos cuenta y ya habíamos creado un grupo. No fue hasta la muerte de Gata Cattana que decidimos dar un paso más allá y consolidar lo que es hoy Las Ninyas del Corro”, cuentan.

Quienes no la llegaron a conocer, Gata Cattana era “rapeadora de noche, poetisa de día y politóloga a ratos”, como ella misma decía; pero sobre todo, era una referente esperanzadora en el panorama musical español. Empezaba a consolidarse como rapera, teniendo a la familia Morente y Triana como inspiración en el aire flamenco de su música y a todas las mujeres luchadoras en sus letras. Feminista hasta el final, en cuyas composiciones quiso dejar atrás los clichés propios del género como el machismo, la marginalidad y el sectarismo para elevar el hip hop a otras altitudes. “Ambas compartimos la idea de que era la única rapera que nos transmitía algo; toda ella era arte y poesía. Sin duda alguna, nos habría encantado conocerla y charlar con ella. Para el rap actual definitivamente fue un soplo de aire fresco y puro; ha creado escuela”, dicen.

Al escuchar a Las Ninyas del Corro sentimos un poco de esa influencia de Cattana, así como el potencial del grupo: ambas hacen un rap contundente y combativo de influencia de los 90 que emparejan con un flow ágil, descarado y hasta hardcore. Se dieron a conocer el año pasado con sencillos como Salsa² y Bulgaria, que siguieron con una bomba llamada Jumanji, con la producción de L-Street. En un momento en el que todo el mundo apuesta por otros estilos o sonidos, las Ninyas se nutren del hip-hop clásico, el de bombo y caja, manteniendo la esencia no solo de lo que las ha construido y sino de las influencias que las han alimentado por años.

“Escuchamos todo tipo de música: jazz, R&B, soul, flamenco… Sin embargo, somos de la generación que ha crecido escuchando a Dano de Ziontifik, MCP, Urano Players, Charlie de Hijos Bastardos, MDE Click, Ébano, la Gata, Dheformer Galinier, y artistas internacionales como Lauryn Hill, Nas, Mobb Deep, Wu-Tang, Onyx, Cypress Hill, y Joey Badass entre muchos otros”.

Aunque dicen no querer centrar su mensaje en el feminismo, sin duda alguna hay referencias al respecto en sus temas, porque inevitablemente se han encontrado con la pared del machismo en la escena. “Lo ha habido y lo sigue habiendo, y los grupos con los que nos hemos criado han sido machistas y eso es una verdad innegable. No obstante, las tornas han cambiado y cada vez hay más chicas que se animan a cantar y a reivindicar eso. Como comentábamos, ambas hemos bebido de la Mala, de Arianna Puello o la Gata, pero no hemos tenido tantos referentes femeninos como nos hubiera gustado”.

Sin embargo, opinan que hay espacio para mujeres como ellas o para sus fans en la escena actual. “No creemos que a una mujer a la que le guste el hip-hop hardcore parezca extraño; lo que nos parece extraño es que aún siga sorprendiendo que a una mujer le guste o haga hip-hop hardcore. No existe un rap diferente para hombres y mujeres y es lo que abanderamos en muchas de nuestras canciones, no somos el hip hop femenino, somos el hip hop y punto. Tanto hombres como mujeres jugamos en la misma liga”.

Dicen que desde pequeñas crecieron soñando con hacer música y encontrarse en este punto en el que están, conscientes de que aunque son conocidas, aún les queda mucho camino por recorrer. Aún así, salieron del barrio para buscarse la vida para llegar a donde están. “Cuando nosotras empezamos existía muy poco apoyo cultural para los chavales, de todas formas, estamos contentas porque cada vez más se crean talleres y espacios en los que desarrollar la cultura”. Como la mayoría en estos días, comenzaron compartiendo sus canciones en Internet, y pronto, las vistas, los likes y los comentarios continuaron subiendo.

Sin embargo, se están tomando las cosas con calma. Desde sus inicios han trabajado con diferentes productores porque dicen que cada uno de ellos aportan algo que necesitan para lograr el sonido que quieren. Ya se encuentran preparando lo que será su próximo proyecto, que esperan lanzar a finales de este año, no solo prestando atención al camino ya recorrido, sino al futuro de su sonido y de sus barras. Por fortuna, son bastante afines a nivel de referentes, por lo que el proceso creativo es algo que fluye solo cuando trabajan juntas. “Hablamos el mismo idioma: desde quedar en casa de alguna de nosotras y pasarnos toda la tarde escuchando instrumentales, hasta compartir ideas, buscar un punto común y encerrarnos en un estudio y no salir hasta llevar a cabo lo que tenemos en mente. Además, el trabajo de una, alimenta a la otra y viceversa”.

Recientemente, dejaron caer su nueva pista, Zambra, en donde trabajaron de nuevo con L-Street y nos mostraron el poderío que aún muchos esperan que plasmen en un próximo álbum. Al fin y al cabo, no es común escuchar a un par de mujeres hacer rap old-school tan bueno. “Suponemos que cuando algo es diferente a lo canónico, desconcierta”, dicen. “Y que dos niñas mantengan un sonido tan clásico y con mensaje es algo que, a estas alturas, sorprende. El ingrediente secreto es hacer lo que quieres hacer sin importar lo que digan los demás, porque si uno mismo cree en su proyecto, los demás lo creerán”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 7
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde