CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Khea, el trapero argentino que no cree en prejuicios al momento de hacer música

MOR.BO RIOT: Khea, el trapero argentino que no cree en prejuicios al momento de hacer música
Khea. Fotografía: Instagram @khea.yf
Words Carlos Turmero

Históricamente Argentina le ha dado al mundo grandes figuras de la canción tradicional, magníficos intérpretes del tango, leyendas del rock o bandas alucinantes, por mencionar algunos ejemplos de la riqueza musical de la nación sureña. En la última década, el mundo fue testigo de cómo el país se convirtió en uno de los grandes bastiones del trap en español, al ser la cuna de múltiples figuras que hoy en día son de las más destacadas a nivel internacional, siendo Khea parte de ese grupo de talentos destacados.

Ivo Alfredo Thomas Serue, mejor conocido como Khea, es un trapero argentino nacido el 13 de abril del 2000 en Mar del Plata, Argentina. Los inicios de Ivo en la escena musical fueron en los escenarios de las batallas de freestyle en su ciudad natal, lo que hizo que fuera desarrollando una presencia escénica junto con sus primeras composiciones. Sin embargo, no siempre se vio arriba de los escenarios, si bien le gustaba asistir a esos encuentros, siempre tuvo claro que quería iniciarse en la música quizás por una vía mucho más “tradicional”, pero la vida quiso que fuera a través de la batalla que tuviera ese primer contacto.

En una entrevista con Mondo Sonoro en 2020, aseguró que el rap fue lo que hizo encontrar su lugar dentro del mundo de la música, teniendo además el bagaje de venir de una familia muy musical.

“Mi familia es muy musical, con música de todo tipo. Pero el rap lo empecé a conocer a los 14 años. El rap me dio el manejo de palabras y las técnicas que yo no tenía. Cuando combiné mi lado de melodías de pop con las letras, encontré el lugar”.

Con tan solo 17 años, Khea le dio un giro a la escena de la música argentina. Desde el éxito de B.U.H.O., lanzado en agosto del 2017, siguió su camino haciendo canciones junto a su productor y DJ, Omar Varela, en los estudios de MUEVA Records. En octubre salió a la luz Millonario junto a Midel y Arse. Pero no fue hasta She Don’t Give A FO junto a Duki, lanzado en noviembre de ese año, que el joven de prodigioso flow llamó la atención del público. Otro gran hito en su carrera fue el video musical Loca, en colaboración con Cazzu y Duki, con el que obtuvo más de 530 millones de reproducciones en YouTube, lo que dio lugar a un remix de la canción junto a nada más y nada menos que Bad Bunny.

Ha sido mucho lo que ha cambiado su carrera evidentemente desde sus inicios. Khea comentó a The Medizine en agosto de 2020 que a los 17 años le ganaba mucho la ansiedad, lo que le llevó a tomar muchas malas decisiones en su vida; sin embargo, hoy en día se siente mucho más equilibrado y más consciente de lo que le pasa.

“Me costaba mucho decir que no. Ponerme un límite a mí. Hoy realmente estoy parado en otro lugar. Más maduro, entiendo más todo. Se que más allá del crecimiento artístico y personal es la maduración del ser humano”.

Uno de los aspectos que le han ayudado en el crecimiento de su carrera ha sido la versatilidad de sus temas, debido a que pueden ser desde el trap más duro en temas como Hitboy hasta algo más comercial y en la línea del mainstream como Dónde Estás, su colaboración con Piso 21. Esto le hizo reflexionar sobre la importancia del género en sí, más allá del sonido y de lo que genera musicalmente, quizás por las críticas que le pudo generar en su momento el hecho de quizar desviarse un poco de la corriente principal del género.

Para Khea siempre la música ha estado por encima de cualquier prejuicio, idea o noción que se tenga sobre cómo debe ser, hacer o sonar un artista de trap.

“A la hora de hacer música, yo vivo por la música. A mi la música me cambia el ánimo. Un día estoy triste y me escucho un tema que está bueno y me pongo bien. Entonces, ¿por qué voy a ponerme un prejuicio o una frontera a la hora de hacer música? Es música al fin y al cabo y no hay un encasillamiento. Puedo hacer lo que quiera y quién me va a juzgar si yo no juzgo a nadie”.

Con esta afirmación, podemos vislumbrar un futuro con infinitas posibilidades para Khea, quien ha dejado claro que para él no existen barreras en el trap y que a partir de allí, puede generar muchas cosas positivas para el género y también para su carrera.


Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE