CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Deko, el productor y rapero tras los bangers EDM, hip-hop, y trap de Atlanta

MOR.BO RIOT: Deko, el productor y rapero tras los bangers EDM, hip-hop, y trap de Atlanta
Deko. Fotografía: Instagram @deko.777
Words Carlos Turmero

En la industria de la música cada vez se hace más frecuente que los productores tomen el centro de atención por encima de los cantantes, algo que no está mal bajo ningún concepto si tenemos en cuenta que realmente son ellos los responsables del éxito de los artistas, bien sea con un single exitoso o un álbum que logre buenas críticas.

Pharrell Williams es un buen ejemplo de un productor que se hizo un nombre gracias a los grandes éxitos que produjo para otras figuras y que posteriormente los lograría para sí mismo desempeñándose como cantante. FINNEAS, es otro ejemplo de un productor que logró el reconocimiento mundial gracias al éxito que logró el año pasado su hermana, Billie Eilish, lo que le dio también a él un estatus dentro de la industria. Mencionamos estos nombres porque Grant Andrew Decuoto también cumple un poco con estos patrones que hemos visto en la figura del productor que pasa los años detrás del éxito de varias figuras y proyectos, para luego salir al mundo con una propuesta propia y que en esta ocasión lleva el nombre de Deko.

Deko nació un 24 de marzo de 1995 a las afueras del norte de Atlanta y la pasión por la música es algo con lo que prácticamente nació, teniendo que la ciudad en la que vino al mundo es una de las cunas del hip-hop en los Estados Unidos, tuvo una influencia directa de figuras como Young Jeezy, T.I, Gucci Mane, por mencionar algunos nombres.

Como mencionamos más arriba, antes de publicar su primer disco Moonkid en 2019, Deko inició como productor cinco años antes, en los que fue desarrollando toda su experticia y conocimientos en la materia, a pesar de que sus padres al inicio no estuvieron completamente convencidos de la idea de que dejara la escuela para dedicarse de lleno a la música, un momento de transición en su vida y que marcó gran parte de su recorrido desde entonces.

Precisamente fue en esa época en la que conoció a Josh “OG” Parker, con quien congenió de manera inmediata gracias al amor que ambos comparten por la música, lo que llevó a Parker a dejar la universidad y a Deko a abandonar la secundaria para convertirse en una poderosa dupla responsables de hits modernos como Walk It Talk It o Slippery, ambos hits popularizados por Migos. Con sus manos literalmente tocando cada aspecto de las etapas de producción, el dúo convierte cualquier compás en un sonido dinámico y tonto destinado a subir en las listas de éxitos.

En una entrevista con Billboard, comentó un poco sobre cómo funciona el proceso creativo entre ambos y particularmente la visión que tiene del mismo.

“A ambos nos gusta hacer de todo, no tenemos una forma única de hacer las cosas. Una persona puede comenzar la idea y otra persona puede venir y hacer lo que quiera. Con la mayoría de los productores, no quieres hacer algo increíble para que venga alguien más a agregar algo innecesario. Nunca deja de sorprenderme como todo lo que se añade a una pista lo convierte en algo más emocionante, por más insignificante que sea”.

Para Deko realmente es irrelevante el hecho de que realice una buena pieza para alguien más o para sí mismo, para él lo verdaderamente importante es que la buena música prevalezca por encima de todo. Por esta razón es que tampoco quiere limitarse con el género en sus ambas facetas, bien sea como productor o intérprete, no quiere que lo encasillen en un solo estilo porque reconoce lo importante que es que el artista tenga la libertad de desarrollarse por completo a lo largo de su carrera con cualquier ritmo, sonido o propuesta visual.

Este predicamento queda demostrado en el más reciente álbum de estudio de Deko (su cuarto para ser más específicos), Crystalline, en el que nos ofrece nuevamente un sonido único combinando el EDM, hip-hop, trap y un toque de pop, y una propuesta visual que parece sacada de un videojuego, dando como resultado un esfuerzo único y sólido de un talento multifacético al cual le aguardan muchos hits en su futuro.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 5
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde