CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Charlotte Lawrence, la angelina que sacude las emociones y la vulnerabilidad en el pop

MOR.BO RIOT: Charlotte Lawrence, la angelina que sacude las emociones y la vulnerabilidad en el pop
Charlotte Lawrence. Fotografía: Instagram @charlotteslawrence
Words Carlos Turmero

Muchas veces cuando se escucha o se lee la biografía de la mayoría de los artistas, nos encontramos con el hecho de que el talento que tienen es innato o lo desarrollaron con el tiempo, pero esa habilidad bien puede cambiar con el tiempo y redireccionarse hacia otro propósito. Todo esto lo decimos al revisar el recorrido artístico que ha tenido Charlotte Lawrence desde sus inicios hasta la actualidad.

Nacida como Charlotte Sarah Lawrence un 20 de junio del año 2000 en la ciudad de Los Ángeles, hija de la actriz Christa Miller y del productor Bill Lawrence. Charlotte comenzó su amor por la música a los 5 años, cuando empezó a cantar y aprendió a tocar el piano. Lawrence asistió al instituto Marymount de Los Ángeles, donde fue miembro de los equipos de voleibol y baloncesto. Pero no sería hasta los 11 años de edad cuando recuerda haber escrito su primera canción, algo que llegó de manera inevitable debido a que desde muy joven siempre se mostró muy interesada por la poesía y por el arte de contar historias. En una entrevista para Hypebae comentó sobre qué iba específicamente esa canción.

“Se llamaba Your Love y la letra era ‘estrellé un barco en el mar del amor sólo para ver qué había arriba, jaja. Yo era una niña súper profunda y emo antes de saber nada del amor”.

La música era sólo un pasatiempo divertido hasta los trece años, cuando, sin saberlo Lawrence, su pasión se convertiría en una carrera. Después de oírla cantar por primera vez, sus amigos y miembros de Snow Patrol, Gary Lightbody y Johnny McDaid, la llevaron al estudio, donde grabó una versión de Skinny Love de Bon Iver, lo que cambió su visión de la música para siempre. Con tan sólo 13 años, Charlotte lanzó su primer single The Finish Line y al año siguiente lanzó su segundo sencillo Ever After.

Bon Iver juega un papel monumental en la carrera de Lawrence como una de sus mayores influencias de todos los tiempos. Sus álbumes nunca dejan de llevar a la joven artista a un viaje emocional, algo que espera conseguir con su propia música, así lo comentó para una entrevista con The Last Magazine en diciembre de 2019.

Justin Vernon, que lo escribe todo, es el compositor más increíble. Puede contar una historia y entender cada palabra o puede juntar palabras que te hacen sentir algo, incluso si las escribes en un papel y no puedes entender lo que está tratando de decir. Creo que eso es muy especial”.

Del mismo modo, la propia Lawrence encanta al público con letras brutalmente honestas que vigorizan el corazón y un sonido siempre cambiante que aplaude el crecimiento personal. La música siempre ha tenido un efecto terapéutico para Lawrence y el estudio actúa como un santuario que le permite manifestar su dolor en forma de arte. El trabajo emocional que supone completar una canción de principio a fin le resulta tanto liberador como gratificante, ya que el resultado final es una pieza de sí misma con la que otros pueden identificarse y encontrar consuelo.

Hasta ahora, ha insistido en que el trabajo duro tiene que ir acompañado de la aceptación de uno mismo para que los artistas puedan realmente elevar su arte. Para tener éxito en la industria musical se necesita algo de talento, un poco de suerte y un sentido inquebrantable de la dedicación. Esto también le ha permitido también labrarse un buen camino en el mundo del modelaje en el que ha podido dar pasos firme para una carrera sólida.

Las inquietantes melodías de sus canciones generan inmediatamente piel de gallina, que no hace más que aumentar en intensidad a medida que los acordes psicodélicos suenan con fuerza junto a su suave voz. Con el peso de la pérdida de la inocencia, Lawrence canta con tristeza sobre su entorno y lo que desearía que no existiera.

El proceso creativo de Charlotte parte de todo lo que encuentra a su alrededor, así como sus pensamientos y emociones, allí es el punto de partida para poder crear una canción, apoyándose mucho en los sentimientos que está experimentando en el momento, el cual define por completo todo el proceso. Evidentemente encontrar la comodidad y la plenitud en la vulnerabilidad, en al alegría o en la ira no es un proceso sencillo en lo más mínimo, cuesta mucho poder encontrarse en medio de tanta falsedad y prefabricación, y ese es el consejo que Lawrence le da a los nuevos artistas.

“No tengas miedo de ser auténtico con tus letras, tus actuaciones, tu voz, tus instrumentos. No importa cuál sea tu habilidad, no puedes tener miedo de ser real”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE