CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Buscabulla, el dream team puertorriqueño que crea bangers caribeños dance-pop

MOR.BO RIOT: Buscabulla, el dream team puertorriqueño que crea bangers caribeños dance-pop
Buscabulla. Fotografía: Instagram @buscabulla
Words Mirangie Alayon

Problemático, mala copa, buscapeo. Todas estas palabras son expresiones latinoamericanas equivalentes a la puertorriqueña buscabulla, y que describen a esa persona que suele causar peleas en fiestas después de algunos tragos. En el 2011, Raquel Berríos y Luis Alfredo Del Valle adoptaron la palabra para describir su experimento musical, una fusión más que sabrosa de géneros como dance-pop, electrónica, bachata, reguetón, salsa y los autóctonos puertorriqueños de bomba y plena: su música termina siendo Buscabulla, pero con mayúscula, y como sinónimo del alboroto de alegría que terminan causando al escucharlos.

Buscabulla fue formado por Berrios y Del Valle, una pareja de emigrantes puertorriqueños que vivían en Brooklyn, Nueva York: se conocieron en 2011, cuando Del Valle asistió a un concierto en el que el dúo acústico de Berrios, llamado En Teta, estaba en el cartel tocando covers en español de Lady Gaga; luego de conocerse, no tardaron en congeniar y convertirse en pareja. Ambos tenían inclinaciones artísticas —ella; diseñadora, compositora, DJ y productora musical, y él, multiinstrumentista— y en poco tiempo empezaron a trabajar juntos haciendo música. Así, se pusieron a producir temas y tras ganar una competencia de una cadena de tiendas de guitarras se ganaron un premio de tiempo de estudio con Blood Orange, que utilizaron para grabar su primer EP homónimo en 2014, cuyo tema Métele se incluyó en el documental Mala Mala, que retrata la realidad de la comunidad transexual, transgénero y transformista de Puerto Rico.

Tres años después dejaron caer Tártaro, y el dúo continuó dándose a conocer al presentarse en diversos festivales y giras fuera de Estados Unidos, lo que coincidió con su deseo de volver a Puerto Rico, tal como le contaron a EFE: “Soñábamos con regresar a Puerto Rico, pero también tener un sustento económico. Poco a poco, mientras la banda fue creciendo, pues se convirtió en una fuente de dinero y cuando teníamos suficiente y firmamos con una disquera, pues hicimos el brinco. Queríamos una vida más fácil para liberar el tiempo para trabajar en la música”, dice Berríos. Además de volver a sus raíces musicales, Buscabulla también quiso ayudar a sus colegas boricuas tras la devastación del huracán María: fundaron una organización sin fines de lucro llamada PREGONES para ayudar a los artistas isleños en apuros con el fin de animarles a quedarse cuando muchos huían a Estados Unidos. Inspirados, comenzaron a escribir temas como Vámono y Mío, así como su primer larga producción, Regresa, un logro inmenso que salió en mayo del 2020 como una luz pop en medio de la pandemia.

“Nunca hemos sido tan organizados como para establecer fórmulas en la acción de mezclar sonidos de diferentes naturalezas. Al momento de componer teníamos un pie en el mundo anglosajón del funk, el R&B y un poco de lo urbano; mientras el otro estaba en terrenos más tradicionales de Puerto Rico: lo tropical y el bolero, que básicamente eran los géneros de los discos que mi papá escuchaba cuando yo era pequeña”, cuenta Berríos a IndieRocks! sobre el álbum, que también se alimentó del conflicto político de 2019 contra el gobernador Ricardo Roselló. “En nuestro país tenemos problemas de identidad nacional, un conflicto de amor y odio en el que idealizamos a Estados Unidos como el proveedor de las mejores oportunidades; pero, la realidad es que nadie se quiere irse y dejar atrás su verdadero hogar. El compromiso de toda esa gente era precisamente pelear para que Puerto Rico sea el lugar del que ya nadie tiene que irse”.

Al igual que muchos, la pandemia no los dejó promocionar la producción como se debía, pero el último trimestre de este año, Buscabulla van a buscar alborotar el ambiente en ciudades como Miami, Nueva York, Los Ángeles o San Diego con las rolas nostálgicas de Regresa, ampliando su sonido synth-pop caribeño con la historia opuesta que narra el álbum: en vez de irse a casa, Raquel y Luis se aventuran más allá de su isla a contarles a sus seguidores cómo lograron a través de su sonido onírico un sutil retrato de las ansiedades que les provocó su regreso a la isla después de enfrentarse a las cicatrices permanentes que dejó un huracán.

La sanación a veces llega con la música y la esperanza, y acompañados por Buscabulla, podemos contagiarnos de su nostalgia, de su fuerza y su confianza en el universo. “Algunas veces nos han pasado cosas donde no las habíamos planeado y terminaban siendo bendiciones escondidas y es un poco como invitando el estar bien con el no saber lo que va a pasar”, dice Berríos al LA Times. “Es un ejercicio de fe”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE