CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Biig Piig, la irlandesa que crea bangers hip-hop bilingües con un toque de soul

MOR.BO RIOT: Biig Piig, la irlandesa que crea bangers hip-hop bilingües con un toque de soul
Biig Piig. Fotografía: Instagram @biig_piig
Words mor.bo

Hay algo especial en la música que Biig Piig está creando: la compositora irlandesa de 22 años posee un sonido único en su género. Mezclando jazz, hip-hop y neo-soul, Biig Piig opera a través de una neblina de humo que atrae a los oyentes con una cadencia que fluye libremente y una habilidad natural para deambular entre el rap y el canto, Biig Piig está en una liga ocupada por pocos en medio de un excitante (y necesario) renacimiento del soul.

Su EP debut, Big Fan of the Sesh, Vol. 1, ilustra el don intrínseco de Jess Smyth (su nombre verdadero) para entregar canciones que se sienten como si tuvieran vida propia. Desde viñetas curiosas que relatan el amor y la pérdida hasta recuentos de la vida nocturna de la ciudad en la que se crió, Biig Piig está construyendo una discografía prometedora.

Smyth nació en Cork, Irlanda, el 22 de enero de 1998. Es la mayor de cuatro hermanos: tiene dos hermanos menores y una hermana. Cuando tenía cuatro años, su familia se mudó a la Costa del Sol, en España, luego de que el diagnóstico de asma de uno de sus hermanos los obligara a trasladarse a un clima más cálido para ayudar con sus síntomas. Sus primeros recuerdos se formaron allí en España, como en su primer día de escuela, a los nueve años, cuando apareció sin saber nada de español, desconcertada ante un libro de texto y escuchando a los niños a su alrededor hablando en una lenguaje que no conocía.

“Mudarme a España me hizo más más extrovertida; más camaleónica. Pero también valiente porque sabes que no importa cuánto te muevas o te mudes, siempre habrá gente a la que no le gustes y gente a la que sí le gustes. No importa. Solo se trata de saber quién eres y disfrutar de eso”.

Por fortuna, aprendió el idioma rápidamente y llegó a apreciar el país, la gente y la cultura, hasta que un día cuando tenía unos 12 años, un cambio en la ley de propiedad del gobierno local hizo que su familia perdiera su casa y los obligara a regresar a Irlanda, a un espacio familiar reducido y compartido en un pueblo del condado de Waterford. Después de eso, hubo un corto periodo de tiempo en la ciudad de Kerry antes de que la familia comprara un pub y se estableciera en el oeste de Londres. Todos viven en el piso de arriba, y Jess todavía ayuda a veces detrás de la barra.

Biig Piig le atribuye a un freestyle bajo los efectos del alcohol en la fiesta de la casa de un amigo en 2015 el inicio de su carrera musical. Lanzando un trío de canciones en SoundCloud al año siguiente, Biig Piig hizo crecer poco a poco, a un público deseoso de más. Solo le tomaría dos años pasar de las fiestas caseras a debutar con sencillos en los estudios COLORS de Berlín. Su destacado single, Vice City, le generó una gran exposición, y utilizando ese impulso, lanzó, 24K, una declaración de amor inquebrantable de dos minutos y medio, a principios de marzo de 2017.

El vídeo del single se estrenaría cuatro meses después y sería la última vez que oiríamos a Biig Piig en mucho tiempo. No fue hasta marzo de 2018 que la irlandesa rompió su silencio, llegando a Instagram para anunciar el trailer y el single de su próximo proyecto, Big Fan of the Sesh Vol. 1, el primero de una serie de tres EP en los que ha continuado dominando su sonido. En cuanto a su peculiar nombre artístico, explica en una entrevista con Loud And Quiet que fue el producto de una noche de embriaguez con amigos, algo que leyó en un menú de pizza. Comenzó como una broma, hasta que subió su primer tema a Soundcloud con el nombre.

“Siento que cuanto más me relaciono conmigo misma, y cuanto más me relaciono con mi música, se hace más evidente que eso es lo que soy. Soy un gran desastre, en el buen sentido”, dice. “Todo, toda mi vida, ha sido un gran revoltijo. El gran cerdo… el gran lío… pero en cierto modo, eso es lo más dulce”.

Luego de ese primer EP firmó con la disquera RCA, y ahora, de repente, parece estar en la cúspide de algo realmente grande: Billie Eilish se confesó fanática de sus temas durante una entrevista con Variety, algo que le parece absolutamente increíble a Jess; pues mirando hacia adelante y reflexionando sobre su pasado, parece sentirse incrédula, de que se haya convertido en una estrella del pop a la que haya que tener en el radar. “Empecé en shows de micrófono abierto cuando estaba en la escuela y conocí una comunidad completamente nueva”, dice, refiriéndose a Nine8, un colectivo colaborativo de artistas DIY. “Era bonito. Tenía una familia fuera de la familia. Esos años fueron importantes, así que Billie me escuche es un poco halagador. Siempre está atenta a nuevos artistas”.

Su segundo EP, lanzado en marzo del 2019, fue A World Without Snooze, Vol. 2, con cuatro canciones que hablaban de autorreflexión y las etapas de la madurez en las que “empiezas a entender que se te permite eliminar las cosas tóxicas de tu vida, y el apuro de la responsabilidad y la soledad que la adolescencia puede traer”. El EP la sigue a través del caos de los diferentes mundos en los que se encuentra, mientras trata de averiguar lo que quiere y llegando a una conclusión, “firmando una carta al final”, como cuenta la misma Jess.

El más reciente EP de Biig Piig se titula No Place for Patience, Vol. 3, y es una magnífica mezcla de hip-hop, indie, lo-fi, soul, todo en una sucinta producción de 12 minutos. El EP comienza con el single principal, Roses and Gold, un tema de ensueño cantado en inglés y español. Este paisaje sonoro se pone de manifiesto en pistas como Pingu, una canción perfecta para perderse, pues Biig Piig captura la sensación de caer en un sueño del que uno nunca querría despertar.

No Place For Patience, Vol. 3 se siente como su proyecto más honesto y auto-reflexivo hasta ahora: enfrentando verdades duras y tomando todo lo bueno y lo malo de ellas. “Me parece una resolución… tiene menos autocompasión, y más de enfrentar ese lado de mí misma que tanto me molesta y tratar de hacer las paces con él para poder decirle adiós a la parte que me pone en una situación difícil y que huye con los problemas y discute por los desacuerdos. Es como enfrentar esta fase y reflexionar sobre los eventos que me han llevado a este estado y finalmente decir adiós. La vida es demasiado corta para andar a tientas siendo descuidado y revolcarse en los errores en los que caigo después. Ya no tengo lugar para la paciencia en mi corazón, para ser honesta. He crecido”.

Biig Piig parece tenerlo todo resuelto. Ya sea entregando un verso con un tipo de precisión típicamente reservada para los destacados del hip-hop o un coro que encajaría perfectamente en casa en cualquier playlist de dream pop, esta irlandesa parece capaz de hacerlo todo, aunque por el momento el mundo esté en pausa. Este iba a ser un gran año para ella, pero su futuro está en espera mientras el mundo negocia la peor pandemia en un siglo. Obviamente está ansiosa, tanto por ella misma como por sus padres y su pub. “No tengo un estudio en casa, así que estoy trabajando en cosas que tengo que grabar todavía. Espero conseguir pronto algún equipo. Son momentos masivamente extraños. No sé qué va a pasar, pero hay que seguir adelante”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde