CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

A.CHAL, la voz de Perú que combina el hip hop, R&B y el chillwave con un toque de pop

MOR.BO RIOT: A.CHAL, la voz de Perú que combina el hip hop, R&B y el chillwave con un toque de pop
A.Chal. Fotografía: Instagram @a.chal
Words Carlos Turmero

Nacido en Perú el 30 de mayo de 1989, pero criado en Estados Unidos, específicamente en Queens, Nueva York desde los cuatro años de edad, Alejandro Salazar desarrolló su vida entre dos culturas: la estadounidense y la peruana, la primera por ser en la que ha vivido durante más tiempo y que de alguna forma forjó de manera directa en su personalidad, mientras que la segunda fue la que heredó de sus padres e influyó de manera más indirecta en su formación. El punto en común en el que ambas convergen es uno de los proyectos musicales más interesantes de los tiempos recientes: A.CHAL.

Fue en el año 2010 cuando Alejandro decidió mudarse a la ciudad de Los Ángeles para perseguir de manera más formal su deseo de convertirse en cantante y compositor. Para él, la música siempre fue la mejor manera de conectar con los ambientes que lo rodeaban, bien sea en las calles de Queens o las de Los Ángeles en la costa oeste y prueba de ello es el hecho de que desde los 12 años comenzó a rapear y comenzó a hacer ritmos con un amigo en el Boys & Girls Club.

A.CHAL siempre pensó que lo único que tenía en común con la cultura americana era la música, por lo que su sonido es descrito en una suerte de espacio negativo entre el hip-hop, R&B, chillwave y la música pop, con letras que narran sus luchas, sus sueños, sus relaciones que bien las puede contar tanto en inglés como en español.

Sus raíces peruanas sin lugar a dudas han tenido un impacto directo en su música, especialmente por el hecho de que su madre es de una zona rural del país y a quien ha definido como uno de los seres más espirituales que jamás haya conocido y que fue precisamente de ella que entendió que la verdadera espiritualidad radica es ser desapegado con las cosas, porque precisamente todos somos iguales.

Para Alejandro su carrera y su arte son dos cosas completamente distintas, siempre supo que quería ser un artista desde que era niño, pero fue en el 2016 cuando se presentó por primera vez en vivo que se dio cuenta de que tenía la posibilidad de construir una carrera a partir de su arte. Como artista, no busca ningún tipo de validación, porque es justamente ahí es cuando las cosas comienzan a salir mal, así lo declaró para Vice en 2016.

“Siento que como artista, el comunicar algo claro debe ser la meta de cualquier artista. Creo que hay realismo y está lo abstracto. Me gusta el realismo porque para mi, toda forma de arte es comunicación, yo solo quiero comunicarte algo para que lo entiendas. Para colocarlo en una oración, para mi, toda forma de arte es honestidad pero con buen gusto. Trato de ser honesto y tener tanto buen gusto como se pueda”.

2013 fue el año en el que el cantante publicó su EP debut Ballroom Riots; sin embargo, él se distancia de ese proyecto por considerar que fue algo que estuvo enfocado en la producción y aún no se había sumergido como vocalista por ser muy tímido en esa época. Dos años después, eliminó todas sus canciones en SoundCloud para reinventar su sonido con un concepto mucho más espiritual y lanzó Round Whippin, el primer sencillo de su álbum debut, Welcome to GAZI, que se publicó en junio de 2016.

En 2017, To The Light y Matrix se estrenaron en medio de una gran expectativa del segundo álbum de A.CHAL, ON GAZ. El disco incluye una remix de Round Whippin con French Montana. Casi un año después firmó un contrato discográfico con Epic Records, luego de que su popularidad experiementara un nuevo pica tras el estreno del remix de Love N Hennessy junto a 2 Chainz y Nicky Jam lo que le abrió nuevas oportunidades. En medio de los estrenos de varias colaboraciones con otros artistas como Netsky, Fuego y Darell, llegó el EP EXOTIGAZ en 2018.

Su más reciente lanzamiento, Hollywood Love junto a Gunna, nos demuestra que Chal es un artista que responde a sus propios intereses y sentimientos, a pesar de que reconoce lo importante que ha sido para su carrera las conexiones que ha hecho con diversos productores y compositores en la industria. Para Alejandro el éxito no radica en las cifras o el número de premios que tengan tu nombre, radica en el hecho de que las ideas se conviertan en realidad en la forma más clara y honesta posible.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde