CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Drugs Perspectives

Microdosis de LSD pueden ser tan efectivas para tratar el dolor como los opioides, según nuevo estudio

¿Podrían ser las microdosis de LSD el analgésico del futuro? Fotogrfaía: New Atlas
Words mor.bo

Los usuarios de psicodélicos han celebrado durante mucho tiempo las propiedades terapéuticas del LSD, especialmente para el dolor, y ahora, después de décadas de estar prohibidos en los ensayos clínicos, los científicos están finalmente revisando la droga y poniéndola a prueba. Un increíble ensayo, reciente, el primero de su clase, puso a prueba las propiedades analgésicas de las microdosis de LSD y dando la convincente sugerencia de que pequeñas dosis no psicodélicas de esta droga podrían servir como un analgésico eficaz.

En la década de 1960, durante el apogeo original de la ciencia psicodélica, una de las áreas de investigación más fascinantes del LSD fue su inesperada eficacia como analgésico. El investigador Eric Kast fue uno de los pioneros en el tema, publicando más de una docena de artículos clave que exploraban las formas en que la percepción del dolor es influenciada por el LSD. El trabajo de Kast fue principalmente con dosis psicodélicas activas de LSD, y constantemente encontró que la droga producía efectos analgésicos efectivos y prolongados. Desafortunadamente, el trabajo de Kast con el LSD terminó, como la mayoría de las investigaciones psicodélicas, cuando se restringió el acceso a la droga a finales de los años 60.

Este nuevo estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Maastricht con la ayuda de la Fundación Beckley, es el primer ensayo clínico que revisa este tema en más de 50 años. Como se describe en la investigación publicada esta semana en el Journal of Psychopharmacology, Jan Ramaekers, profesor de psicofarmacología y toxicología conductual de la Universidad de Maastricht y sus colegas dieron placebos o “microdosis” de LSD — entre cinco y 20 microgramos, en comparación con los 100 microgramos o más que se pueden encontrar en una dosis recreativa — a 24 voluntarios.

Estudio revela que los hongos mágicos y el LSD son mejores antidepresivos que la ketamina

Durante cada sesión experimental, los sujetos completaron una Prueba de Presionador de Frío (CBT) en dos puntos de tiempo después de la dosificación: 90 minutos después y cinco horas después. La prueba consiste básicamente en sumergir la mano en un tanque de agua a 3 °C (37,4 °F). La tolerancia al dolor se mide combinando la cantidad de tiempo que uno puede mantener la mano en el agua fría, con una serie de clasificaciones subjetivas sobre el dolor.

Los investigadores describieron los resultados del estudio como “notables”, con el grupo de la dosis de 20 µg revelando mejoras prolongadas en la tolerancia al dolor en comparación con las dosis más bajas y el placebo. Los resultados se mantuvieron en ambos puntos de tiempo, sugiriendo que el efecto analgésico es tan prominente cinco horas más tarde como lo es en los primeros 90 minutos.

“Desde el punto de vista médico, la investigación controlada sobre la eficacia del LSD en el tratamiento del dolor debería centrarse en dosis bajas no alucinógenas de LSD, que son más manejables y por lo tanto preferibles al tratamiento con altas dosis de LSD que producen efectos psicodélicos completos”, explican los investigadores en su trabajo. “Los datos actuales indicaron consistentemente que el LSD 20 µg redujo significativamente la percepción del dolor en comparación con el placebo, mientras que las dosis menores de LSD no lo hicieron”, escriben los investigadores. “El LSD 20 µg aumentó significativamente la tolerancia al dolor (es decir, el tiempo de inmersión) en un 20%, mientras que disminuyó los niveles subjetivos de dolor y molestias experimentadas”.

De esta manera, los investigadores observan una pequeña correlación entre los niveles crecientes de disociación psicodélica y un mayor alivio del dolor en sus resultados, pero la asociación fue débil. Estiman que no representa más del 6% de la variación en los resultados de los analgésicos. En el nuevo estudio se presentan diversas hipótesis alternativas posibles, desde la influencia farmacológica sobre receptores cerebrales específicos que se sabe que median la sensación de dolor, hasta el desencadenamiento de una afección denominada hipoalgesia asociada a la hipertensión, por la que el aumento de la presión arterial puede provocar una disminución de la percepción del dolor.

Claro está, dicen que ” se necesita un estudio ampliado de determinación de dosis para determinar la dosis a la que los efectos analgésicos del LSD son óptimos, es decir, cuando la eficacia es máxima y la interferencia mental es mínima”, proponen los investigadores. “Un estudio de este tipo podría explorar potencialmente el compromiso entre los incrementos en la eficacia del tratamiento y los síntomas psicodélicos en un rango de dosis bajas a medias (es decir, 20-50 µg de LSD)”.

No hace falta decir que se necesita mucha más investigación antes de que estos resultados puedan ser extrapolados a cualquier tratamiento clínico del mundo real. ¿Se traducirán estos resultados de microdosis de LSD en un alivio del dolor para los que sufren de dolor crónico? ¿O este tipo de analgésico es mejor para ciertos tipos de dolor agudo? ¿Cuáles son las cuestiones de seguridad que rodean el uso a largo plazo? ¿Se desarrolla eventualmente una tolerancia a las bajas dosis de LSD? Como mínimo, estos resultados prometedores sugieren que se necesitan más ensayos clínicos a medida que los investigadores modernos se ponen al día lentamente con respecto a lo que la ciencia era hace medio siglo.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde