Con la serie Two Kinds of Memory and Memory Itself, el fotógrafo belga Max Pinckers le da una mirada más profunda al lugar que ocupa Japón en la mente colectiva del occidente. Proyectado como un lugar diferente y separado del resto del mundo, la imagen única de Japón fue creada en parte por su proyecto propio de construcción de nación, y en parte como una combinación de perspectivas externas y los fetiches populares: Japón es una diana de fantasías occidentales, muchas veces alimentadas por clichés de los Yakuza, bonsais cuidados, banqueros y sumos.

Esta serie comenzó en el 2015 cuando Pinckers fue invitado a Japón como parte del proyecto Ojos Europeos en Japón/Festival UE-Japón, que invita a fotógrafos de toda Europa a crear trabajos en distintos distritos japoneses. Cuando Pinckers llegó a Saitama, el lugar que le asignaron, se dio cuenta de las ideas preconcebidas que tenía del país y de su cultura habían sido exageradas:

“La realidad nunca se correspondió con mis expectativas, así que decidí hacer estas fotos posadas y crear imágenes que sí se corresponden con las ideas estereotípicas de Japón que descubrí que realmente no existen.”

Las fotos de Pinckers son graciosas, vibrantes y peculiares: El mundo que crea da la sensación de que algo está sucediendo debajo de la superficie, una más oscura más allá de su exterior brillante. Los sujetos no hacen contacto visual, y no hay explicación alguna para los grupos de policías, adolescentes o banqueros reunidos en las calles. Pinckers nos trae un mundo extraño y misterioso, donde las cosas parecen ocurrir justo fuera de nuestra vista.

Para crear las imágenes, Pinckers combina el control y la espontaneidad con una estética uniforme de colores brillantes y luces dramáticas. Dirige un poco a sus modelos, pero deja que la intuición y la casualidad tomen las riendas. “Mis fotos son espontáneas, pero hechas de manera teatral debido a su composición y encuadre, parecen muy buenas para ser verdad. En el fondo, esto es trabajo documental — sólo que lo enfoco de manera distinta.”

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Two Kinds of Memory and Memory Itself

Fotografía: Max Pinckers

Despues de leer, ¿qué te pareció?