CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Mental Health

Más mortal que el COVID-19: En España, la tasa de suicidio en jóvenes es la nueva “pandemia silenciosa”

En el último año, las muertes por suicidio en España alcanzaros máximos históricos. Fotografía: DCLM
Words mor.bo Reading 6 minutos

Muchos expertos lo advirtieron en el primer año de la pandemia: estábamos destinados a enfrentarnos a una crisis de salud mental. Los cambios a los que nos hemos sometido como sociedad luego de que la pandemia del coronavirus impactara nuestras vidas han sido poco menos que importantes y trascendentales: aislamiento, distancia social, cuarentena y más. La vida en general indudablemente no ha sido la misma desde hace más de dos años, y la soledad pasó a formar parte permanente de nuestras vidas en pandemia.

Nueva York experimentó una ola de suicidios a principios del año pasado debido a la soledad y al aislamiento; Japón incluso creó un ministerio para hacer frente al aumento en la tasa nacional de suicidios del último año, y recientemente, España recibió cifras escalofriantes acerca del problema: el 2020 marcó un récord de muertes por suicidio, 3.941. Un máximo histórico, en especial entre personas menores de 50 años.

Publicidad

De manera más preocupante, en la franja de edad de 0 a 29 años, el suicidio es la tercera causa de muerte más frecuente después de tumores malignos y enfermedades del sistema circulatorio o nervioso, y el primer motivo de muerte no natural, por delante de los accidentes de tráfico. De esta manera, el pasado año se suicidaron una media de 11 personas al día, es decir, una cada 135 minutos, y en cuanto a sexo, 2.930 fueron hombres y 1.011 mujeres. Si los números preocupan de por sí, hay que tomar en cuenta también los intentos de suicidio y los pensamientos suicidas. Según el IV Estudio de Salud y Estilo de Vida de ese país, un 15,5 % de los españoles admite haber presentado alguna ideación suicida en el último año.

Los jóvenes, los más afectados

Si bien hay un peak preocupante en la población de mayor edad (factores como el desempleo y el poco movimiento laboral a esta edad, la soledad y, por supuesto, económicos hacen que se incremente en esta franja), se observa con preocupación cómo la salud mental de niños y adolescentes se ha visto afectada, con un aumento de trastornos mentales y de conducta entre los menores, relacionados con tentativas de suicidio, que subieron un 250% durante la pandemia, según el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.

De acuerdo con un reporte de El País, “los trastornos mentales afectan hoy al 4% de niños y adolescentes de entre 4 y 14 años, mientras que en 2017 afectaban solo al 1,1%. Estos trastornos incluyen, además de la depresión o la ansiedad, reacciones excesivas de irritabilidad o frustración. Los trastornos del comportamiento también han aumentado en la misma franja de edad del 2,5% al 6,9%. Estos últimos presentan síntomas como el déficit de atención o la hiperactividad”. 

Publicidad

Acceso restringido

Vale la pena destacar que los jóvenes de las familias con menos ingresos tienen más posibilidades de sufrir este tipo de problemas, pues dependen de sistemas de salud públicos colapsados que le dan prioridad a problemas físicos, y tienen listas de espera de al menos tres meses para poder ser atendidos. ¿Puede una persona con pensamientos suicidad esperar tanto cuando no puede costearse de forma privada este servicio? Ciertamente no, pero es un lugar común que la atención psicológica y psiquiátrica pública no se da abasto para la cantidad de pacientes que existen. Ni en España ni en Latinoamérica.

La Fundación Española para la Prevención del Suicidio mostró su preocupación al respecto. “Mientras que las políticas preventivas como las de seguridad vial parecen haber conseguido disminuir las víctimas por este motivo, en España faltan todavía planes o estrategias específicas de prevención del suicidio que también puedan disminuirlo”. Javier Martín, un hombre con trastorno bipolar, cuenta al diario ABC que en su caso, puede permitirse un psicólogo y un psiquiatra privado, y aunque recomienda a quien le suceda lo mismo que acuda a estos profesionales, es consciente de que las listas de espera son una amenaza para quienes sufren de ideaciones suicidas. “Si me rompo las costillas me atienden en dos horas, pero si me quiero quitar la vida tengo que esperar tres meses”.

Publicidad

Un llamado de atención

Lo más importante de esto es saber que este problema no es aislado: el fenómeno, por supuesto, se repite a nivel mundial: una de cada 100 muertes se debe al suicidio, según datos de la OMS, lo que se traduce en un total de un millón de muertes por suicidio, una cada 40 segundos. “No podemos — y no debemos — ignorar el suicidio”, dijo el pasado junio el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Desde la pérdida de empleo hasta el estrés financiero y el aislamiento social, los numerosos factores de riesgo desencadenados por la pandemia de COVID-19 hacen que la prevención del suicidio sea “aún más importante ahora”, dijo el máximo responsable de la organización.

A nivel mundial, entre los jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio fue la cuarta causa de muerte, después de las lesiones en carretera, la tuberculosis y la violencia interpersonal, según el estudio hecho por el organismo internacional, y aunque las tasas variaron entre países, regiones y géneros, el análisis muestra que se suicidan más del doble de hombres que de mujeres, dejando al descubierto su vulnerabilidad en lo que respecta al tema. Una explicación común se basa en las ideas y constructor sociales de la masculinidad y la feminidad impuestas por el patriarcado, que están detrás de los roles de género tradicionales. De esta manera, existe la idea de que los hombres deben tener mayores niveles de fuerza, independencia, comportamiento de riesgo, estatus económico e individualismo, lo que a menudo impide que los hombres busquen ayuda cuando sufren de ideas suicidas y depresión, cuando debe ser todo lo contrario.

Si tú o alguien que conoces está pasando por una situación que te haga pensar en el suicidio, te ofrecemos una guía de referencias de organizaciones con números telefónicos o correos electrónicos que pueden ayudarte en un momento de crisis. Haz click en este enlace, y recuerda que no estás solo.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE