CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Perspectives

¿Los estudios necesitarán de las salas de cine en el futuro?

El futuro de las salas de cine es incierto a raíz de la pandemia. Fotografía: USA Today
Words Carlos Turmero

Para los fanáticos del cine este año ha sido bastante particular, por no catalogarlo como difícil, dado que la pandemia afectó directamente tanto a la industria cinematográfica como a la de la televisión. Desde la paralización de las grabaciones de proyectos por medidas de seguridad, hasta la continua postergación de estrenos que estaban pautados para este año como The French Dispatch o Black Widow a la espera de que sea seguro volver a las salas de cine.

En algunos países del mundo ya se permitió la reapertura de las salas de cine bajo estrictos protocolos de seguridad, lo cual es el primer paso para que paulatinamente se reactive nuevamente la industria en medio de la pandemia que aún no termina y fue la causante de que se apagaran las pantallas y se vaciaran los asientos alrededor del mundo.

Otras dos películas que inicialmente tenían fechas de estreno a principios y mediados de este año (Mulan y Tenet), se mantuvieron firmes en sus intenciones de estrenarse este año y lo harán pero bajo ciertas particularidades que podrían definir el futuro de la industria en general

El live action de Mulan por ejemplo, no llegará a las salas de cine sino que su estreno será directo a través de Disney+, que luego del éxito que lograron con Hamilton, consideraron de que esta sería una buena oportunidad para continuar aumentando el número de suscriptores del servicio (se estima que 60.5 millones de personas en los países donde está disponible). Sin embargo, hay una particularidad con este estreno y es que la película costó nada menos que 200 millones de dólares, una suma que la compañía no recupera únicamente contando con las suscripciones mensuales del servicio. Por esta razón, decidieron cotizar la película en USD $29,99 (por el cual serás “dueño” de la película mientras seas un suscriptor), un precio bastante alto comparado con el valor de una entrada de cine en cualquier país y principalmente en Estados Unidos. Aquí la lógica radica en el hecho de que Disney no necesitaría vender tantas entradas virtuales para recuperar la inversión, dado que no tiene compartir la ganancia con las salas de cine.

En el otro extremo está Tenet, la película de Nolan ha sido catalogada durante meses como la primera película post-pandemia de la gran pantalla, el gran estreno que traerá la recuperación del negocio y dado que la existencia misma de los cines está en peligro, el estudio decidió aparentemente que la parte post-pandémica puede ser rentable. Si a Tenet le va bien, en caso que la mayoría de las ciudades tengan una capacidad reducida de aforo en los cines, eso puede ser suficiente justificación para que los estudios pospongan la decisión de emitir sus películas más grandes, muchas de las cuales seguirán reteniendo hasta que sea posible su estreno completo en los cines. Esta idea la siguieron los estudios encargados de grandes proyectos como el musical In the Heights, Godzilla vs. Kong, Fast & Furious 9, Halloween Kills, A Quiet Place Part II y Top Gun: Maverick, todos los cuales intentan saltar la pandemia por completo. Ninguno de sus estrenos está programado hasta la primavera de 2021 como muy pronto.

Incluso con el mejor de los casos, que parece cada vez menos probable, la lista de grandes películas de este otoño en los cines seguirá siendo mucho menor que de costumbre. Y no revertirá el gigantesco cambio de paradigma que está teniendo lugar actualmente. Durante un siglo, los estudios han estado en el centro de Hollywood, y tan a menudo como algunas de esas compañías han cambiado de dueño, sus nombres han prevalecido por más tiempo del que hemos vivido. Pero ahora, aparte de la cada vez más dominante Disney, sólo quedan unas pocas: Warner, Universal, Sony y Paramount.

Y es sorprendentemente fácil imaginar un mundo en el que ya no son los únicos motores creativos de Hollywood, sino más bien proveedores de contenido para los nuevos actores de la producción/distribución: Netflix, Amazon y Apple. Esas empresas, junto con los servicios de streaming que poseen los antiguos estudios (Hulu y Disney+ de Disney, HBO Max de Warner, Peacock de Universal y CBS All Access, que comparte acciones con Paramount), se están convirtiendo en las fuerzas predominantes detrás de lo que vemos y dónde lo vemos. Y, más a menudo que nunca, eso es en casa, compitiendo con lo que solía llamarse Televisión.

Este panorama nos indica que al menos en el futuro cercano, algo se deberá sacrificar en la industria: pueden ser las películas en sí hasta que sea completamente seguro verlas en pantalla grande, o la experiencia de estar en una sala de cine disfrutando de una gran historia que se cambiaría por una pantalla de tamaño regular en la sala de la casa.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde