Luego de lograr la histórica decisión de legalizar el aborto de tres causales en Chile después de 28 años, la presidenta Michelle Bachelet continúa con su agenda progresista.

Aunque a la mandataria tan sólo le quedan siete meses en el poder, parece que no tiene intención de parar su agenda reformista, que también incluye un proyecto de cambio en el sistema de pensiones (una de las mayores preocupaciones de los chilenos en la actualidad). Sin embargo, su próximo objetivo favorecerá a las parejas del mismo sexo en el país, ya que esta mañana, presentó en el Palacio de La Moneda un proyecto de ley que finalmente permita reconocer el matrimonio igualitario.

Estas fueron las palabras de la presidenta al respecto:

“Hoy Chile da un paso histórico al firmar el proyecto de ley del matrimonio igualitario. Lo hacemos cumpliendo con nuestra palabra ante Chile y también ante el mundo. Lo hacemos en la convicción de que la igualdad no admite matices ni prejuicios. Lo hacemos en la certeza de que no es ético ni justo con el límite artificioso del amor o negar derechos esenciales solo por el sexo de quienes integran una pareja. Lo hacemos para garantizar un acto de justicia esencial, que quienes desean compartir su vida puedan hacerlo del modo en que ellos o ellas decidan, con plena libertad, orgullo y alegría”.

Pero, ¿qué cambios en la ley involucra este proyecto? ¿Qué derechos tendían las parejas homosexuales? Te lo explicamos todo a continuación con esta lista que incluye todo lo que debes saber acerca de este proyecto de ley.

1. Nació como una iniciativa de la sociedad civil

Luego de que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) demandara al Estado de Chile por no permitir que dos personas del mismo sexo contrajeran matrimonio el año 2012, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) propuso una solución amistosa entre las partes, exhortando al estado a crear una ley de matrimonio igualitario.

2. Modificará el Código Civil

El cambio principal será el artículo  112 del Código Civil de Chile, y que reza lo siguiente: “El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen actual e indisolublemente, y por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de procrear, y de auxiliarse mutuamente”. El cambio suprimiría las palabras “hombre” y “mujer” para simplemente incluir a dos personas.

3. Será un paso básico hacia la igualdad

Aunque la legalización de la unión entre parejas del mismo sexo sería un importante logro del gobierno de Bachelet para la toda la comunidad LGBTI+, la presidenta considera que este es sólo un primer paso hacia lo que sería el concepto de igualdad plena estas minorías.

4. Se considerará el derecho de adopción

Además de la unión legal entre dos personas del mismo sexo, el proyecto de ley contempla que estas parejas tengan acceso al sistema de adopción. De esta manera, un niño o niña podrá ser adoptado indistintamente por un matrimonio heterosexual u homosexual, simplemente por el hecho de ser cónyuges, sin necesidad de modificar la ley de adopción. Además, uno de los integrantes de la pareja homosexual podría tener la posibilidad de adoptar los hijos de su cónyuge.

Michelle Bachelet esta mañana en el Palacio de La Moneda. Fotografía: Gobierno de Chile/Twitter

Michelle Bachelet esta mañana en el Palacio de La Moneda. Fotografía: Gobierno de Chile/Twitter

5. Eliminará causales discriminatorias

El proyecto de ley para el matrimonio igualitario, también contempla elimina la “conducta homosexual” como causal de divorcio por culpa, y además, hará que se elimine por completo el requisito de diferencia de sexo para validar en Chile un matrimonio celebrado en el extranjero.

6.  Tendrá normas específicas

Por defecto, la ley indicará que los matrimonios igualitarios se celebrarán con separación total de bienes, pero en caso de que los cónyuges así lo quisieran y dependiendo de cada caso, podría cambiarse por la participación de ambos en todos los gananciales.

7. La iglesia (obviamente) está opuesta al proyecto

El presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva, reiteró que la organización que representa ratificaba su mirada “humanista y cristiana” sobre el matrimonio, que según ellos debe ser entre un hombre y una mujer, para toda la vida. Por su parte, el cardenal Ricardo Ezzati señaló que “no es lo mismo que algo sea legal y que sea éticamente bueno para el país”.

8. El avance está en manos del Congreso

Tal como sucedió con el proyecto de ley de legalización del aborto, luego de la firma de la presidenta Bachelet, le tocará al congreso chileno discutir la ley hasta que se llegue a un acuerdo. Tal como comentó el vocero de Movilh, Óscar Rementería, hay que ser realistas al respecto, pues ellos estiman que la discusión podría tomarse un par de años luego de que el proyecto ingrese a las manos del poder legislativo.

9. Podría aprobarse (o no) en un próximo mandato

Tal como lo demostró la discusión de la legalización del aborto, hay bastantes sectores conservadores y de derecha que muy posiblemente pondrán todas las trabas posibles a la aprobación del proyecto, por lo que es bastante probable que las discusiones se extiendan más allá del período presidencial restante de Bachelet. Sólo nos queda esperar que el próximo líder del país tenga la intención de seguir apoyando este proyecto progresista para que la iniciativa no se quede en una gaveta.

Despues de leer, ¿qué te pareció?