CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Las 7 revelaciones más impactantes de la entrevista de los Duques de Sussex con Oprah Winfrey

Príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista junto a Oprah Winfrey. Fotografía: Joe Pugliese/Harpo Productions via AP
Words Carlos Turmero

Este domingo 7 de marzo, la tan esperada (y muy bien publicidad) entrevista entre Meghan Markle y el Príncipe Harry con Oprah Winfrey se emitió en la CBS como un especial en horario primetime, y ya se sabe que el té real se derramó por todas esas delicadas tazas de porcelana. A lo largo de las dos horas, los Duques de Sussex hablaron abiertamente sobre la toma de decisiones que supuso dejar de ser miembros principales de la familia real, y hasta qué punto influyeron los propios Windsor. Además, a menudo entre lágrimas, Markle habló de cómo el Palacio de Buckingham dejó de lado sus pensamientos de suicidio, de las “preocupaciones” que tenían los miembros de la familia sobre el color de la piel de Archie y de lo que realmente ocurrió entre ella y Kate Middleton.

Sin lugar a dudas fueron múltiples las bombas que Meghan soltó durante la entrevista, al igual que el Príncipe Harry, como el hecho de que se convertirán en padres de una niña. Ya internet se ha encargado de emitir sus opiniones con respecto a la entrevista, pero en caso de que estuvieses debajo de una piedra y no sepas nada al respecto, acá te dejamos los momentos más destacados de este encuentro.

Publicidad

1. El Palacio de Buckingham le negó a Markle ayuda para su salud mental cuando tuvo pensamientos suicidas

Mientras estaba embarazada de varios meses de Archie, en enero de 2019, Markle reveló que comenzó a tener pensamientos suicidas debido a la avalancha de cobertura negativa y difamatoria de la prensa británica. “Simplemente no veía una solución. Me sentaba por la noche, y simplemente… no entiendo cómo se revuelve todo esto”, explicó sobre la prensa. “Me di cuenta de que todo estaba ocurriendo sólo porque yo respiraba. Me daba mucha vergüenza decirlo en ese momento y me daba vergüenza tener que admitirlo ante Harry, especialmente, porque sé la gran pérdida que ha sufrido. Pero sabía que si no lo decía, lo haría. Simplemente no quería seguir vivo. Y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador”. Markle definió su ideación suicida como algo “muy claro”, “metódico” y no “una idea abstracta”.

Cuando Markle, con todo el apoyo de Harry, se dirigió tanto a “la institución” como al departamento de recursos humanos del palacio para buscar ayuda en materia de salud mental, se le negó cualquier tipo de asistencia. Esto se produjo después de que ella se sintiera “realmente avergonzada” de contarle a Harry sus pensamientos suicidas, dado “lo mucho que ha perdido” Harry ya con su madre. “Les dije que necesitaba ir a algún sitio a buscar ayuda y les dije que nunca me había sentido así y que necesitaba ir a algún sitio. Y me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución”, recordó.

“Me dijeron: ‘Mi corazón está contigo, pero no podemos hacer nada para protegerte porque no eres una empleada remunerada de la institución'”.

Markle espera que al compartir su historia, más personas puedan entender mejor las luchas por la salud mental: “No tienen ni idea”.

2. La familia real estaba “preocupada” por el color de la piel de Archie.

Markle relató una conversación que tuvo lugar entre Harry y destacados miembros de la familia mientras estaba embarazada de Archie: Hubo “preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera.” Cuando Winfrey la presionó para que revelara quién le dijo tal cosa a Harry, Markle dijo que no revelaría ningún nombre, ya que sería demasiado “dañino” para sus reputaciones. Más adelante en la entrevista, Harry confirmó que la conversación tuvo lugar, pero no quiso comprometerse más.

“Nunca lo voy a compartir, pero en ese momento fue incómodo y me sorprendió un poco”.

3. A pesar del protocolo real, a Archie no se le ofreció un título de príncipe ni “protección”.

Al nacer Archie, en mayo de 2019, la narrativa de la prensa que se vio favorecida sobre su nombre (que es Archie Harrison Mountbatten-Windsor) es que Markle y Harry, con la esperanza de que su hijo mantuviera una vida “normal”, rechazaron la grandeza de darle un título oficial. Sin embargo, Markle afirma que nunca les ofrecieron la oportunidad de decidir por sí mismos. “Mientras estaba embarazada, dijeron que querían cambiar la convención para Archie. No es su derecho quitarlo”, explicó sobre la familia real.

“No querían que fuera un príncipe o una princesa. No iba a recibir seguridad. Esto ocurrió durante los últimos meses de mi embarazo, en los que dije: ‘Espera un segundo’. No estamos diciendo que no le hagan príncipe, pero si dicen que el título es lo que va a afectar a la protección, nuestro hijo tiene que estar seguro”.

Markle dijo que nunca le dieron ninguna “explicación” satisfactoria sobre la denegación del título de Archie.

4. Kate Middleton la hizo llorar antes de su boda

Contradiciendo directamente la oleada de informes de la prensa sensacionalista que aparecieron meses después de su boda real, Markle dijo que no hizo llorar a Middleton por una disputa sobre los vestidos de las damas de honor. De hecho, dijo que ocurrió lo “contrario”. “Me hizo llorar. Realmente hirió mis sentimientos. No lo digo para despreciar a nadie, porque fue una semana muy dura la de la boda. Ella estaba molesta por algo, pero lo asumió y se disculpó”, explicó Markle. “Y me trajo flores y una nota, disculpándose. E hizo lo que yo haría si supiera que he hecho daño a alguien, vale, asumir la responsabilidad por ello”. Markle, que calificó a Middleton de “buena persona”, añadió que los medios de comunicación “realmente parecían querer una narrativa de un héroe y un villano” entre ellas.

5. Markle nunca se sintió “protegida” por el Palacio de Buckingham.

Markle dijo que se silenció en contraposición al silencio sobre la familia real, que comenzó ya cuando la pareja empezó a salir en 2016. “Siempre he valorado la independencia”, explicó. “Siempre he sido franca, especialmente sobre los derechos de las mujeres. Y esa es la triste ironía de los últimos cuatro años, he defendido durante mucho tiempo que las mujeres usen su voz.” Markle dijo que el Palacio de Buckingham se negó a que ella, Harry o sus amigos respondieran a cualquier pregunta de la prensa con algo que no fuera “sin comentarios”, lo que se hizo cada vez más “difícil de conciliar” cuando se casaron y vieron la dinámica del palacio con otros miembros de la realeza. “Fue cuando todo empezó a empeorar de verdad cuando comprendí que no sólo no me protegían a mí, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia”, dijo. “No estaban dispuestos a decir la verdad para protegernos a mí y a mi marido”.

6. El Príncipe Carlos “dejó de atender” las llamadas de Harry.

El Príncipe Carlos, futuro rey de Inglaterra, cortó la comunicación con Harry días antes de que la pareja anunciara su retirada como miembros principales de la familia real en enero de 2020. Harry dijo que tuvo tres conversaciones con la Reina Isabel y dos con su padre antes de dejar de recibir sus llamadas, y que Carlos le pidió que se comunicara por escrito en adelante. “En ese momento, tomé el asunto en mis manos. Fue como si tuviera que hacer esto por mi familia”, explicó Harry.

“Esto no es una sorpresa para nadie. Es realmente triste que se haya llegado a este punto, pero tengo que hacer algo por mi propia salud mental, por la de mi esposa y también por la de Archie, porque podía ver el camino que iba a tomar”.

En cuanto al estado actual de la relación con su padre, Harry dijo que está decepcionado y que aún queda “mucho trabajo” por hacer. “Me siento realmente defraudado, porque él ha pasado por algo similar”, explicó Harry. “Sabe lo que es el dolor, y Archie es su nieto. Pero al mismo tiempo siempre le querré. Hay mucho dolor que ha pasado. Seguiré haciendo que una de mis prioridades sea intentar sanar esa relación”.

7. El mayor arrepentimiento de Markle fue creer que el Palacio de Buckingham la protegería.

Cuando Winfrey le preguntó si se arrepentía de su experiencia con la familia real, Markle se refirió además a cómo se sintió sorprendida al no recibir un nivel básico de protección. “Me arrepiento de haberles creído cuando dijeron que me protegerían. Me lo creí”, explicó. “Y me arrepiento de haberlo creído porque creo que si hubiera visto que eso no ocurría, habría podido hacer más. Pero creo que no debía verlo. Se supone que no debía saberlo. Y ahora estamos en el otro lado, no sólo hemos sobrevivido sino que estamos prosperando. ¿Esto? Milagros. Creo que todas esas cosas que esperaba han sucedido”.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 6
    Me gustó
  • Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • 8
    Me deprime
  • 5
    WTF!
  • 4
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE