Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Lists

Las 30 mejores series de televisión del 2020

Las 30 mejores series de televisión del 2020.
Words Mirangie Alayon Reading 21 minutos

Decir que el 2020 fue un año diferente a todos los que hemos vivido hasta ahora es quedarnos cortos: una pandemia inesperada nos obligó a quedarnos en casa y continuar nuestra vida entre cuatro paredes, un computador y una cámara, entre reuniones de trabajo virtuales, visitas a la distancia con nuestros familiares y amigos, y una ansiedad y soledad que buscamos sanar todos los días.

Por fortuna, contamos con la televisión, que desde hace algunos años ya incluye producciones hechas explucsivamente para plataformas de streaming. En el 2020 más que nunca le dedicamos buena parte del tiempo al escapismo de la ficción (con algunos documentales para balancear el menú), y sumergirnos en dramas, comedias y ciencia ficción que nos hicieran olvidar el mundo real por un buen rato.

Publicidad

Y vaya que tuvimos opciones: parece que muchos estaban esperando este momento para regalarnos temporada tras temporada de nuevos shows, y aunque algunas de nuestras series favoritas (¡Succession! ¡Euphoria! ¡Pose!) se vieron retrasadas por medidas de seguridad, siempre hubo algo que capturara nuestra atención; desde superhéroes inusuales a competencias de baile; de animación psicodélica a humanoides asesinos, y de adolescentes en busca de identidad hasta mujeres valientes a cargo de su propia narrativa.

A continuación, les ofrecemos un vistazo a 30 de las mejores series de televisión de este año; las que capturaron nuestras mentes, corazones y cerebros y nos hicieron reflexionar, emocionar y mantener la esperanza en el momento más difícil de nuestras vidas.

30. The Vow | HBO

El documental The Vow de HBO centró en el culto NXIVM y su líder Keith Raniere. Por un lado, esta primera temporada se sintió como una mirada muy superficial a todo lo que pasaba en el NXIVM, y claramente viene desde el punto de vista de unos pocos elegidos que se fueron no mucho antes de que las cosas fueran mal y trabajaron para derribar a Raniere. Sin embargo, las grabaciones de vídeo y de teléfono son excelentes y te dan una visión muy íntima del culto que no podrías encontrar en ningún otro sitio. Definitivamente estaremos atentos a la segunda temporada.

29. Raised By Wolves | HBO Max

Raised By Wolves es una serie de ciencia-ficción totalmente original, llena de nuevos y extraños mundos, giros inesperados y un satisfactorio final de su primera temporada. Debería haber sido imposible, pero esta serie de HBO Max lo hizo. La producción de Ridley Scott y Aaron Guzikowski tomó la rareza estética de la ciencia ficción de los 70 y la dejó caer en la era de la televisión de prestigio. Con un elenco encabezado por la actriz danesa Amanda Collin y un elenco de estrellas internacionales en ascenso, Raised By Wolves fue salvaje, emotiva, emocionante y, sobre todo, entretenida.

28. Killing Eve | BBC America

Creada por Phoebe Waller-Bridge (famosa por su serie Fleabag) Killing Eve continúa basando su premisa en el intoxicante juego del gato y el ratón entre Eve, una oficial de seguridad del MI5 muy inteligente, y Villanelle, una talentosa asesina y psicópata, con quien mantiene una tensión sexual no resuelta. En su tercera temporada continuó siendo una serie refrescante y entretenida, con dos mujeres que están igual de obsesionadas la una con la otra como protagonistas. El espectáculo da en el clavo con la cantidad perfecta de emoción, glamour, shock y humor.

27. Devs | Hulu

La nueva miniserie de Alex Garland se centró en Lily Chan, interpretada por Sonoya Mizuno, una ingeniera de un gigante ficticio de la informática cuántica llamado Amaya. Cuando su novio Sergei desaparece, se ve atrapada en un complot de espionaje corporativo y una tecnología que cambia fundamentalmente las nociones existenciales de la existencia humana. Es una trama desafiante, que no debería sorprender a los fans de otras obras de Garland como Annihilation y Ex Machina. Pero si haces el esfuerzo, vale la pena.

26. Tiger King | Netflix

Incluso si has visto ya muchos de los detalles de la locura que es Tiger King cuando se apoderó de Internet a principios de este año, todavía tienes muchas posibilidades de ser absorbido por esta serie documental que va a lugares aparentemente increíbles. No hay nada como ver el ascenso y caída de Joe Exotic mientras construye su zoológico privado de tigres en Oklahoma. Las cosas se vuelven aún más extrañas cuando su amarga disputa con Carole Baskin, una rescatadora de felinos en Florida, conduce a acosos, amenazas y misterios de asesinatos sin resolver. Realmente tienes que verlo para creerlo.

25. The Last Dance | ESPN/Netflix

La miniserie documental de baloncesto de ESPN y Netflix sobre la histórica temporada 1997-98 de los Chicago Bulls es sin duda una biografía de su protagonista y productor ejecutivo (no oficial), Michael Jordan. Pero Jordan es también sin duda el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, y The Last Dance no rehúye la psicótica competitividad límite de Jordan, su notoria reivindicación y su personalidad generalmente difícil. Es una inmersión fascinante en la psicología engañosamente simple de lo que se necesita para ser el GOAT. Está construido alrededor de imágenes de archivo extraordinariamente íntimas de la temporada y de entrevistas salvajemente divertidas con casi todos los que estuvieron involucrados, incluso tangencialmente, recordándonos estos momentos irrepetibles de la historia del deporte con un poco de nostalgia.

24. The Umbrella Academy | Netflix

La primera de nuestras series de superhéroes en el top 30 de este año es el regreso de la familia más disfuncional de Netflix. Añadiendo ese elemento extra de viaje en el tiempo por el que todos estos jóvenes dotados viajan al pasado, le tocó al Número Cinco salvar de nuevo al mundo del inminente Apocalipsis. Permitiendo que los personajes respiraran un poco más esta vez, así como añadir el gancho de la cultura de los 60 y el Movimiento de Derechos Civiles, significó que la serie fue una aventura muy agradable de ver.

23. Perry Mason | HBO

Este Perry Mason moderno tuvo un excelente reboot. La miniserie de HBO, protagonizada por Matthew Rhys, proporciona una impresionante y elegante actualización del drama de mediados de siglo, y lo que a veces le falta a la serie en una narrativa coherente se compensa con los increíbles talentos de Rhys, John Lithgow y Tatiana Maslany, entre otros en un notable elenco. Junto con el enfoque de estilo noir de la serie, y la franquicia relativamente ligera, está más que lista para el ángulo oscuro que necesita para ser relevante en el 2020.

22. Kingdom | Netflix

Si sumamos esta serie a los largometrajes Train to Busan y Peninsula, podríamos decir que Corea del Sur está la cabeza del género de acción y zombies. En su segunda temporada, mientras los personajes masculinos se esforzaban por salvar el reino de Joseon de los traidores y los muertos vivientes, las actrices Bae Doona y Kim Hye-jun brillaron como la médico campesina que intentaba contener una plaga y la reina sociópata que se negaba a entregar el poder.

21. Gangs of London | AMC

Para muchos, el hecho de que Succession de HBO no tenidoe ste año su tercera temporada fue frustrante, pero si quieres ver lo que pasa cuando una familia poderosa lucha por ganar poder pero con mucha más violencia, deberías ver la brutal Gangs of London. De la mente de Gareth Evans, la escena de apertura es suficiente para llamar tu atención; y si bien la serie podría haber sido del montón, Evans le dio una profundidad que otros creadores podrían haber dejado de lado para centrarse más en las secuencias de acción estrictamente producidas. La violencia es hermosa, pero el núcleo de la serie es la lucha por el poder y las actuaciones excepcionales, encabezadas por Joe Cole.

20. The Crown | Netflix

En su nueva temporada, una extraña representada por Diana de Gales se une a la familia y es arrojada rápidamente a la maquinaria real por la Reina Isabel II (la impecable Olivia Colman) y el sistema que mantiene. El showrunner Peter Morgan utiliza la agridulce evolución de Diana de adolescente a Princesa del Pueblo como un trampolín para profundizar en el verdadero derecho de nacimiento del clan Windsor: el trauma generacional. Ya sea su hermana marginada (brindemos por el último turno de Helena Bonham Carter como la princesa Margaret) o los propios hijos de la reina, casi todos en la órbita de Isabel son terriblemente infelices, incluyendo al mercurialmente miserable príncipe Carlos. Con una virtuosa actuación de Gillian Anderson como la Dama de Hierro, esta es la temporada más humana, conmovedora e impecable de The Crown hasta ahora.

19. The Midnight Gospel | Netflix

Esta odisea de dibujos animados que expande el trabajo del creador de Adventure Time, Pendleton Ward, combina el aturdimiento visual con la filosofía bizarra. El co-creador Duncan Trussell da voz a Clancy, un entrevistador en un mega-futuro, que busca respuestas a las preguntas más importantes de la vida en el cosmos digital dentro de su Simulador del Universo. La premisa imposible de explicar gana por ser increíblemente relatable (pues Clancy vive encerrado sin nada que hacer excepto entretenimiento existencial) y por el diálogo. Necesitamos urgentemente la segunda temporada.

18. Bojack Horseman | Netflix

Uno de los mejores shows animados de la última década llegó a su fin haciéndole honor a su tema central: lo que significa ser un hombre que se hace responsable de sus acciones y lo que significa ser un programa de televisión que intenta abordar la masculinidad tóxica. Hizo todo de la manera más Bojack posible: con una aguda sátira de Hollywood; una inventiva narración de historias que llevó a su audiencia a lugares inesperados, incluyendo una experiencia cercana a la muerte; una animación que planta tesoros hilarantes en cada fotograma; y una conclusión honesta y semi-optimista que esquiva el instinto de atar todo con un lazo perfecto.

17. Sex Education | Netflix

No hay muchos programas que logren pasar sin problemas de la comedia risueña y absurda a un trauma que cambie fundamentalmente a una persona para siempre, pero Sex Education encuentra una manera de hacer malabarismos entre ambos, ofreciendo momentos de emoción que como espectadores, apreciamos profundamente. No creímos que fuera posible que la segunda temporada del show superara su debut, pero Laurie Nunn subió el listón sin duda alguna: su determinación de hacernos hablar de sexo y mujeres de la manera correcta merece un sinfín de elogios, y lo que obtenemos es una serie que sabe cómo divertirse y cuándo ponerse seria.

16. Westworld | HBO

Luego de una fascinante primera temporada, muchos espectadores terminaron confundidos con la narrativa paralela de la segunda entrega, en donde los giros y saltos en el tiempo se volvieron cada vez más confusos y extravagantes. Aunque la tercera temporada no es un reinicio total, la serie tuvo en su tercera entrega un vibe completamente diferente ahora que Dolores no solo está en el mundo real, sino que está planeando destruirlo. El procedimiento es menos confuso de inmediato, ya que se desarrolla de una manera más lineal y aclara algunas preguntas persistentes de una manera sencilla. Con algunas revelaciones impactantes y unas “muertes” importantes, de más está decir que no podemos esperar lo que se traerá en su próxima temporada.

15. The Queen’s Gambit | Netflix

Si le creemos a Netflix, The Queen’s Gambit fue la serie más vista en toda la historia de la plataforma en sus primeros 28 días de lanzamiento. Y no es difícil creerlo: Anya Taylor-Joy encabeza una historia que hace del ajedrez un juego tan intenso y apasionado, que ya muchos seguramente recibirán un tablero para navidad. Basada en la novela de 1983 de Walter Tevis, este drama de época sobre una prodigio huérfana del ajedrez tenía todo el potencial del mundo para ser dolorosamente insoportable y pretenciosa, pero de alguna manera evita todas esas trampas. Anclado por algunas actuaciones fantásticas, es convincente, fascinante y adictiva.

14. What We Do In The Shadows | FX

Una de las series más divertidas de este año fue la de estos vampiros modernos de Long Island y su leal cazador de vampiros convertido en familiar, Guillermo. Si bien la primera entrega del show estuvo un poco a la sombra de la película que la inspiró, en esta segunda temporada Jemaine Clement, Taika Waititi y el equipo de escritores ya están tan cómodos con esta extensión del mundo de la película que lo superan por completo. La serie subió la apuesta con la ayuda de un muerto viviente poseído, Haley Joel Osment, una fiesta de Superb Owl, la cadena de correo electrónico más aterradora del mundo, y la presentación del hombre, el mito y la leyenda que es Jackie Daytona. ¿Cómo terminará ese increíble cliffhanger?

13. I’ll Be Gone In The Dark | HBO

Cualquier fanático del género de crímenes verdaderos debe haber visto este año uno de los mejores documentales jamás hechos: I’ll Be Gone In The Dark, que trataba el caso del Asesino del Golden Gate. Basado en el libro del mismo nombre de la investigadora y escritora Michelle McNamara, parece imposible de creer que un documental de este tipo pueda conmover hasta las lágrimas: no solo es inmensamente poderoso, sino que finalmente el punto de vista de fascinación por el asesino da un giro de 180 grado y las víctimas son finalmente puestas al frente y en el centro. Además, vemos de cerca cómo este caso impactó a la difunta McNamara, quien buscó justicia para el caso por años, y quien solo pudo alcanzarla desde el más allá con un epílogo que reflejó aterradoramente la realidad.

12. The Mandalorian | Disney+

Las segundas temporadas pueden ser difíciles, especialmente cuando eres un spin-off de una franquicia muy querida (y a veces tóxica) como Star Wars. Por fortuna, The Mandalorian se ha convertido en lo mejor del extenso universo de una galaxia muy, muy lejana gracias a su showrunner Jon Favreau, la evolución como personaje del misterioso Din Djarin encarnado por Pedro Pascal, y por supuesto, el incomparable Grogu (aka Baby Yoda). Con una temporada que profundizó en el drama y la temática que la une a otras series como Clone Wars y Rebels, amplió su historia de manera satisfactoria, y además, el mood de western inspirado por Sergio Leone y los momentos épicos salidos de clásicos de Kurosawa hacen de este uno de los shows más hermosos del año visualmente hablando.

11. Patria | HBO

Increíblemente anticipada y con polémicas antes de su estreno, sin duda Patria fue una de las producciones más esperadas del año. inspirada en la novela de Fernando Aramburu, la serie de HBO es un homenaje a los vínculos humanos en un contexto difícil, complejo e inolvidable terrorismo de ETA. Lleno de matices y momentos conmovedores hasta las lágrimas que hace honor a la novela original, el elenco nos hace vivir la esencia de cada personaje y sus verdades contrastantes en el marco de una misma tragedia.

10. Better Call Saul | AMC

Para quienes han estado siguiendo Better Call Saul de cerca durante sus cinco temporadas, no es una locura decir que esta precuela de Breaking Bad puede ser incluso superior a su predecesora gracias a la maestría narrativa de su creador Vince Gilligan y a un reparto que devastadoramente va colocando las piezas que eventualmente encajarán en la serie original. En esta, su mejor temporada hasta ahora, Jimmy finalmente se transforma en Saul Goodman, dando un angustioso viaje alegórico por el desierto y culminando un arco que lo acercó a su futuro socio, Mike Ehrmantraut, incluso mientras ponía a prueba su relación con Kim Wexler. Magnífica en todos los aspectos, cuando regrese con su última entrega en 2021, todas las miradas estarán puestas en Kim, la favorita de los fans, ya que todos hemos notado nerviosamente su ausencia en Breaking Bad, y finalmente sabremos su verdadero destino.

9. Legendary | HBO Max

Una de las series que más extrañamos este año fue Pose, con la voz de Billy Porter como el MC del ballroom neoyorquino; pero aunque la pandemia impidió que volviéramos a encontrarnos con Blanca y su familia, conocimos a otras Houses del ballroom verdadero en Legendary, la primera competencia de voguing y ballroom de la televisión. Con drama, rutinas tan increíbles que había que verlas para creerlas y jueces que iban desde Leiomy Maldonado a Megan Thee Stallion, la comunidad queer y trans latina y negra tuvo su momento de brillar en esta competencia, y ser reconocidos por un talento que hasta ahora había estado en el underground. No podemos esperar a ver más.

8. Dark | Netflix

Tan solo bastaron tres temporadas para que Netflix cerrara con broche de oro una de sus mejores series de ciencia-ficción de los últimos años. Con viajes en el tiempo, misterios familiares, misteriosos relojes y máquinas y una cueva que narraba una historia atrapada en un bucle infinito, Jantje Friese y Baran bo Odar nos dieron un final precioso, emocional y perfecto para una serie que pudo haber terminado de mil maneras decepcionantes en manos de un equipo y un elenco menos comprometido. Desde aquí, seguimos recordando los universos paralelos, el parka amarillo de Jonas, y el amor que se descompone en miles de partículas doradas hacia el universo.

7. The Boys | Amazon

The Boys se estrenó en 2019 como una respuesta absurda y al límite de la cultura de los superhéroes, en una época en la que todos estábamos todavía volados después de ver Avengers: Endgame. La serie revela cómo sería el mundo real si nuestros superhéroes favoritos tuvieran el apoyo de las corporaciones y no fueran todos altruistas y perfectos, lo que da como resultado gore, violencia, traumas y mucho, mucho humor negro. Sin embargo, con su segunda temporada estrenada este año en medio de una pandemia y un año sin Marvel o DC en el cine, el show rebasó todo límite sin comprometer el desarrollo de los personajes: hubo supremacía blanca, brutalidad policial, abuso sexual, racismo sistémico, cultos, y por supuesto, unas cuantas canciones de Billy Joel. The Boys no solo sabe cómo ofrecer un buen espectáculo de superhéroes, sino que la serie de Amazon podría ser la mejor en hacerlo.

6. Normal People | Hulu

La novela de Sally Rooney convertida en miniserie es cualquier cosa menos normal. Normal People traza el romance entre Marianne y Connell, desde que comenzó en la adolescencia de ambos en la costa irlandesa, hasta que ambos se encuentran de nuevo en la universidad, en la ciudad en Dublín. La serie desdibuja todos sus altibajos, desde las rupturas y la depresión, hasta los duros primeros pasos en la universidad. Al final estás tan metido en sus vidas que tu corazón se rompe con el de ellos en cada capítulo. Es increíblemente difícil no enamorarse de este programa y de su conmovedora pareja.

5. Schitt’s Creek | CBC/PopTV

Si comenzaste a verla tarde, Schitt’s Creek fue la serie perfecta para ver durante la cuarentena: luego de cinco temporadas, la última entrega de la comedia canadiense se despidió con una conmovedora reverencia que se llevó una barrida en las categorías de comedia del Emmy de este año, mientras los personajes se preparaban para dar sus siguientes pasos en la vida. La procesión que llevó a la boda de David y Patrick se llenó de caos, escape rooms y malos bronceados, solo para ofrecernos uno de los finales de serie más dulces jamás vistos en la televisión. Schitt’s Creek es uno de esos programas que veremos una y otra vez cuando necesitemos algo de felicidad. En otras palabras, es simply the best.

4. Lovecraft Country | HBO

Lovecraft Country de HBO es un show increíblemente ambicioso que conecta directamente el horror como género con la experiencia de los negros en Estados Unidos, exactamente lo que se esperaría con la participación de Monkeypaw Productions de Jordan Peele. El show comienza en el Chicago de los años 50, con un joven viajando a través de unos Estados Unidos peligrosos y segregados en busca de su padre desaparecido, descubriendo secretos familiares, fantasmas y monstruos tanto literales como figurativos. Cada episodio explora un elemento diferente de horror, raza y trauma familiar, con interludios que van desde el Massachusetts de 1800 hasta la masacre de Tulsa de 1921, pasando por planetas y dimensiones del futuro lejano. Las actuaciones estelares y la hermosa cinematografía hacen que cada episodio valga la pena.

3. We Are Who We Are | HBO

Si hay algo que Luca Guadagnino es experto en hacer, es trasladarnos a un pasado que se siente cercano, como una postal romántica llena de recuerdos, pero también de sensaciones, de sentimientos, de momentos que marcaron la vida. Más que una serie con una trama marcada de principio a fin, We Are Who We Are terminó siendo tan fluida como sus personajes, que nos llevaron a una base militar estadounidense en Italia en un momento en el que se preguntaban su lugar en el mundo. Con un toque narrativo sutil y casi poético, un grupo de adolescentes nos enseñaron a vivir en el momento con la música de Blood Orange, looks exquisitos y la sabiduría de que nuestra identidad nunca está escrita en piedra, pues nuestras vidas son un experimento que merecemos vivir a plenitud.

2. Veneno: La Serie | AtresMedia

https://www.youtube.com/watch?v=zmFyglIpxMs

Cristina “La Veneno” fue durante años una de las vedettes televisivas españolas más mediáticas de los 90, pero no siempre hubo mucho interés de averiguar quién era esa mujer desenfadada detrás de la figura despampanante y las frases pegajosas. En esta increíble serie inspirada en su biografía, la leyenda de La Veneno se construye y destruye para sumergirnos en el drama de su niñez, su familia, sus parejas abusivas, sus excesos, su humanidad, su humor, sus momentos y brillantes y sobre todo, por esa búsqueda incansable del amor en todos sus aspectos. Un hermoso homenaje a un ícono trans inolvidable.

1. I May Destroy You | HBO

Para el tope de la lista de este año, no hay otra opción que la brutal, directa y emocional serie de la británica Michaela Coel, I May Destroy You. Coel creó y protagonizó esta obra maestra de la narración semi-autobiográfica, en donde una violación abre un camino directo a la psiquis de su personaje, obligándola a abordar los traumas formativos que ha pasado décadas dejando de lado. El consentimiento sexual se deconstruye completamente, con las experiencias de sus amigos más cercanos añadiendo matices a los suyos. en 10 episodios Coel da un nuevo vistazo a temas como la raza, el género, la sexualidad, la soledad, la familia, los estragos psicológicos de las redes sociales y, en un meta nivel, la dificultad de hacer arte que se sienta verdadero.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 8
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 17
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 4
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE