CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

La depresión común y peligrosa de la que la gente no habla

Imagen: Thought Catalog
Words mor.bo

Imagínate esto: ¿Cuántas personas lucen felices en el exterior, pero luchan con pensamientos depresivos diariamente? Siempre hemos pensado en las personas típicamente deprimidas como aquellas que no pueden salir de la cama y que son incapaces de funcionar, pero no todos experimentan la depresión de la misma manera; algunos pueden incluso no darse cuenta de que están deprimidos, especialmente si parecen estar manejando su vida cotidiana. No parece posible que alguien pueda estar sonriendo, molesto, funcionando y al mismo tiempo deprimido, ¿no?

Nada más lejos de la realidad. Hay una variante de la depresión llamada “depresión sonriente” (que los médicos técnicamente llaman “depresión atípica”), y la mayoría de las personas ni siquiera han oído hablar del término. La definición de depresión sonriente es: parecer feliz a los demás, literalmente sonreír, mientras que internamente se sufre de síntomas depresivos.

La depresión sonriente a menudo pasa desapercibida, y aquellos que la padecen a menudo descartan sus propios sentimientos y los dejan de lado. Es posible que ni siquiera sean conscientes de su depresión o quieran reconocer sus síntomas debido al temor de ser considerados “débiles”, pero el sello distintivo de la depresión sonriente es la tristeza. La sonrisa y la fachada externa es un mecanismo de defensa, un intento de ocultar sus verdaderos sentimientos.

Una persona podría estar sintiendo tristeza por una relación fallida, desafíos profesionales o carecer de lo que ve como un verdadero propósito en la vida. La tristeza también puede manifestarse como un sentimiento general constante de que “algo no está bien”. Otros síntomas comunes de la depresión sonriente son sentimientos de ansiedad, miedo, ira, fatiga, irritabilidad, desesperanza y desesperación. Aquellos que sufren de esta y otras formas de depresión también pueden experimentar problemas para dormir, falta de placer en actividades placenteras y pérdida de la libido. La experiencia de cada uno es diferente. Es posible sentir solo uno o muchos de estos síntomas.

Detrás de la máscara

Imagen: Medium

Imagen: Medium

Este tipo de patología es muy común: Aproximadamente una de cada diez personas está deprimida, y entre el 15% y el 40% por ciento de estas personas padecen la forma atípica que se asemeja a la depresión sonriente. Dicha depresión a menudo comienza temprano en la vida y puede durar mucho tiempo.

La mejor forma de descubrir si se sufre de depresión sonriente, es sentir como si lleváramos una máscara. Las personas que sufren de depresión sonriente no pueden ofrecer ningún indicio de su problema al mundo exterior. A menudo mantienen un trabajo de tiempo completo, tienen un hogar familiar, participan en deportes y tienen una vida social bastante activa. Con su máscara puesta, todo se ve genial, incluso a veces perfecto. Sin embargo, debajo de la máscara sufren tristeza, ataques de pánico, baja autoestima, insomnio y, en algunos casos, pensamientos suicidas.

Y es acá donde hay que prestar atención, pues el suicidio puede ser una amenaza particular para las personas que sufren de depresión sonriente. Por lo general, las personas que sufren de depresión severa clásica pueden tener pensamientos suicidas, pero no la energía para actuar de acuerdo con lo que sienten. Sin embargo, los que sufren de depresión sonriente tienen la capacidad energética para planificar y seguir adelante. Es por eso que este tipo de depresión puede ser más peligrosa que una forma clásica de depresión severa.

¿Qué hacer? Muy sencillo: aparte del asesoramiento o la psicoterapia, los que sufren de esta condición pueden comenzar por abrirse a los que los rodean. Elegir a un familiar cercano, amigo o confidente, y convertirlo en una práctica para hablar sobre sus sentimientos y preocupaciones puede ayudar a aliviar los síntomas. Sobre todo, es importante no preocuparse por ser una carga para los demás: a A veces olvidamos que quienes nos rodean están felices de apoyarnos de la misma manera que nosotros lo haríamos por ellos. ¡Buena suerte!

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 9
    Me gustó
  • Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • 11
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde