Para su proyecto más reciente, el fotógrafo parisino Karl Hab creaó una serie de tomas aéreas que se centraron en las gráficas canchas de baloncesto localizadas en la ciudad de Los Ángeles. Capturadas con la ayuda de un helicóptero biplaza desde las alturas, las imágenes de Hab nos ofrecen una visión única de estos lugares, que pocas veces observamos desde este punto de vista, pues casi siempre somos espectadores y no nos damos cuenta de la estructura visual que forman las líneas de las canchas. Para Hab, este fue un proyecto dentro de otro proyecto, ya que los visuales forman parte de su libro 24h Los Angeles. Mientras escogía las fotos, se encontró con estas pequeñas joyas, así que decidió hacer otro vuelo sobre la ciudad para capturar más de ellas.

24h Los Angeles es el segundo libro del fotógrafo, publicado en abril de 2016. Le llevó a los espectadores varias vistas de la ciudad, incluyendo sus playas, sus bulevares famosos y mucho más. Este proyecto le siguió a Window Seat Please, que coleccionó imágenes tomadas por Hab desde las ventanas de aviones que lo llevaban a ciudades como Hong Kong, Tokio, y por supuesto, a uno de sus lugares favoritos, Los Ángeles.

“Es una manera de ver las cosas de manera diferente y que pone bajo el foco lugares sin explorar. Las tomas aéreas siempre me han sorprendido. Es tan irreal ver las cosas que básicamente no se pueden ver desde el suelo. Es otra dimensión, otro mundo. En realidad no hemos explorado la tercera dimensión pues siempre estamos en el suelo y rara vez en el aire. Y también es ilimitada; no hay límite a la hora de tomar fotos excepto tu tiempo de vuelo.”

El joven fotógrafo continúa su obsesión por la ciudad californiana en esta serie, en donde una vez más emplea las alturas como recurso para mostrar una nueva perspectiva.

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

24h Los Angeles

Fotografía: Karl Hab

Despues de leer, ¿qué te pareció?