En su ensayo fotográfico The Girl Next Door, la artista neoyorquina Jordan Tiberio le rinde homenaje a la fotografía Summer Sleep de Irving Penn tomada en 1949: en la misma vemos a una joven buscando refrescarse frente a un ventilador a través de lo que parece ser una puerta falsa cubierta con una fina malla contra insectos.

Con su serie, Tiberio crea imágenes fragmentadas y curiosas que esconden la realidad, pues mucho de su trabajo está envuelto alrededor de las teorías de la memoria, y de cómo el medio de la fotografía puede ayudar o destruir ese proceso natural.

En esta serie, la fotógrafa se concentra en cómo esa pérdida de información puede ser cosificada con el uso de una cámara, utilizando una ventana cubierta por una delicada malla de metal como su foco principal. Cada una de las imágenes se deconstruyen en bloques de colores complejos, y cada uno de ellos a su vez se va convirtiendo en una pieza más de un rompecabezas de píxeles reales creados por la textura.

Pequeñas gotas de agua obstruyen cada escena, representando los fragmentos de nuestra memoria que se pierden en el tiempo: cada imagen es un estudio visto desde el microscopio de su lente, en donde emociones y momentos convergen en un mosaico misterioso, cuya realidad está oculta más allá de nuestra visión.

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

Fotografía: Jordan Tiberio

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

The Girl Next Door

Fotografía: Jordan Tiberio

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?