En una noticia tan deprimente como increíble, al parecer niños refugiados sirios están siendo puestos a trabajar en fábricas turcas para hacer ropa para las tiendas británicas Marks & Spencer y Asos, y las españolas Zara y Mango. En una investigación documental sacada al aire la noche de ayer por BBC, todas las fábricas de estas compañías, estarían utilizando a refugiados ilegales para explotarlos, incluyendo a niños. Hasta los momentos, todas las marcas se han negado firmemente a las acusaciones.

La cadena M&S afirmó que cuando llevó a cabo su propia investigación no encontró refugiados que trabajaran en cualquier parte de su cadena de suministro de Turquía. Sin embargo, el informe de la BBC reveló que se encontraron a siete sirios ilegales laborando en una de las principales fábricas de la minorista británica.

El informe también afirma que los refugiados son a menudo muy mal pagados, alrededor de $1 por hora, y se piensa que son empleados a través de un intermediario, que le paga a los trabajadores en efectivo en la calle. Uno de los presuntos refugiados que fueron tratados mal en la fábrica declaró que si algo le pasaba a alguno de ellos, “serían echados a la calle como un trapo”. Uno de los más jóvenes era un chico de 15 años de edad, quien dijo a la BBC que trabajaba más de 12 horas al día planchando ropa antes de que fuese enviada al Reino Unido.

M&S dijo que encontró los hallazgos de la BBC “extremadamente graves” e “inaceptables”, y que le ofrecería un empleo legal permanente a cualquier sirio que trabajara en la fábrica. Un portavoz de la cadena dio algunas declaraciones a la prensa al respecto:

“El comercio ético es fundamental para M&S. Todos nuestros proveedores están contractualmente obligados a cumplir con nuestros principios globales de abastecimiento, que incluyen un trato humano de sus trabajadores. No toleraremos tales violaciones de estos principios y haremos hacer todo lo posible para garantizar que esto no vuelva a suceder.”

Según el documental de BBC, Turquía es sido elegida por muchas tiendas de ropa como centro de sus fábricas, ya que está cerca de Europa y los envíos llegan rápidamente. Pero el programa expresó su preocupación por los negocios en el país, que recibe millones de refugiados, ya que era un campo fértil para la explotación de trabajadores. La mayoría de los refugiados trabajan sin permisos válidos y sobre todo se encuentran en la industria del vestido.

Panorama/BBC

Uno de los niños refugiados descubiertos. Imagen: BBC/Panorama

De acuerdo con el informe, algunos refugiados sirios estaban rociando productos químicos peligrosos en jeans de Mango y Zara para blanquearlos, pero no se les dio siquiera una mascarilla facial básica. Sin embargo, Mango dijo que no estaba al tanto de la situación y que su propia inspección no encontró a sirios trabajando en la fábrica. Por su parte, la empresa matriz de Zara, Inditex, dijo que sus inspecciones de fábricas son una “forma muy eficaz de seguimiento y de mejora de las condiciones de trabajo”.

Sin embargo, la BBC afirmó que la auditoría de la empresa llevada a cabo el pasado mes de junio había dado a la fábrica un plazo hasta el mes de diciembre para mejorar las condiciones actuales de sus trabajadores.

El reporte también afirmó haber encontrado fábricas con niños sirios de hasta 10 años de edad que trabajaban hasta 14 horas diarias cosiendo en condiciones infrahumanas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?