CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Reviews

“How to Sell Drugs Online (Fast)” volvió para demostrar por qué merece ser el próximo hit de Netflix

"How to Sell Drugs Online (Fast)". Fotografía: Netflix
Words Carlos Turmero

How to Sell Drugs Online (Fast) forma parte de ese grupo de series que son unas auténticas joyas pero que usualmente no obtienen el reconocimiento que merecen debido a que sufren de vivir bajo la sombra de títulos más populares como The Crown, Ozark, Dark, o cualquier serie o película de moda que tenga Netflix al momento. Tiene todo para pasar a forma parte de tu lista de series favoritas: grandes personajes, una narrativa novedosa con ritmo vertiginoso, una banda sonora para darle play una y otra vez y, sobre todo, una historia insólita, que junta una web al mejor estilo de Silicon Valley con narcotraficantes europeos.

La serie narra la historia de Moritz Zimmermann (Maximilian Mundt), un adolescente que de la noche a la mañana pasó de ser un nerd de la computación al mayor traficante online de éxtasis de toda Europa. ¿Cómo pasó eso? Pues como sucede con una buena parte de los grandes proyectos: luego de una ruptura amorosa. Para tratar de recuperar a Lisa (Lena Klenke), quien terminó su relación con Moritz tras pasar un año en Estados Unidos, él decide convertirse en el chico que ella que ella quiere, o en el que él supone que ella quiere.

6 razones por las que debes ver "How To Sell Drugs Online (Fast)" en Netflix

Ahora bien, en caso de que no hayas visto la primera temporada de la serie, te invitamos a que lo hagas antes de leer este artículo porque hablaremos sobre puntos importantes que ocurrieron en la segunda temporada de la misma. En palabras más sencillas, cuidado con este post porque tendrá algunos spoilers.

En la segunda temporada de How to Sell Drugs Online (Fast) el negocio ilegal de Moritz y sus amigos va al alza. Desde su habitación facturan millones de euros con la venta online de éxtasis y no hay nadie que les haga competencia. Moritz está viviendo su sueño, ser una suerte de Steve Jobs europeo con acné que goza de una popularidad asombrosa, a pesar de que los creadores de la web permanecen en el anonimato.

Si hay algo que hemos aprendido tras ver muchas series que más o menos tocan la misma temática, es el que el éxito es finito y no suele prolongarse por mucho tiempo. Los chicos creen estar en la gloria y la cima del mundo, pero al mismo tiempo les toca enfrentar los mismos problemas de cualquier adolescente promedio: lidiar con sus inseguridades, cuidar sus relaciones sentimentales, sacar buenas calificaciones en sus estudios, todo esto sumado al hecho de que deben mantener a flote sus negocios con el narcotráfico.

Al principio de la segunda temporada, Moritz está feliz con Lisa y parece tener todo bajo control, pero al final las mentiras, los conflictos familiares y las amenazas de sus socios holandeses lo superan y decide terminar con su novia. Cuando los holandeses ordenan crear un negocio fachada para lavar algo de dinero, Dan gana más protagonismo, algo que definitivamente molesta a Moritz. Poco a poco, las mentiras terminan con el negocio y da paso a la rivalidad.

Hacia el final de la historia luego traicionar a sus amigos y conseguir un puesto en Rotterdam, Moritz empieza a disfrutar de su nueva vida, incluso de manera anónima compra la casa de su madre y permite que su padre y hermana se queden ahí hasta por 10 años. Sin embargo, la felicidad le dura muy poco. Cuando Moritz es testigo de cómo Maarten asesina a Mía y le hace creer al resto que se fue de la empresa de sin ningún problema, por fin cae en cuenta de que las holandesas son realmente peligrosas y que nunca podrá dejar el negocio.

El final deja la puerta abierta para que haya una tercera temporada luego de que las últimas palabras del protagonista fueran: “Todo estará bien. Si no está bien… no es el final”, y vaya que las cosas no terminaron bien para Moritz en la historia.

La nueva temporada no pierde el carisma y la gracia que la hizo resaltar desde sus comienzos, sino todo lo contrario. Se puede ver la evolución constante, tanto de la historia como de los personajes, que se desarrollan para bien o para mal, pero siempre a favor de que la trama sea mucho más interesante con el pasar de los capítulos y que la historia no pierda ritmo. Podemos ver como el protagonista principal comienza como un nerd deprimido, y se termina transformando en un experto traficante, que sigue siendo un nerd, solo que ahora con dinero y más experiencia social gracias al negocio.

Así pasa con el resto de personajes, que cada cual a su manera y tomando su propio camino, evolucionan y se transforman también a medida de que las circunstancias se van generando.

A continuación te dejamos el trailer de la serie en caso de que hayas llegado hasta acá y leíste todo a pesar de que no hayas visto ni un capítulo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde