CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Hong Kong tuvo la batalla más brutal entre la policía y los manifestantes hasta ahora

Manifestantes tomaron el túnel que conecta al sur de la península de Kowloon, con la isla. Foto: Anchorage Daily News
Words Michel Narváez

Una de las batallas más grandes e importantes entre la policía y los manifestantes de Hong Kong se llevó a cabo luego de que voceros del gobierno de la ex colonia británica intentaran reabrir uno de los puentes más importantes de la ciudad (el túnel Cross-Harbour, edificado bajo el agua, que une el sur de la península de Kowloon con la isla) e informaran que usarían balas de verdad si los protestantes no dejaban de lanzar cócteles molotov. “Si no dejan de atacar a la policía con armas letales, los agentes no tendrán más remedio que usar la mínima fuerza, incluyendo munición real en respuesta”, indicaron voceros de la policía por medio de un comunicado.

Posteriormente, los funcionarios policiales cerraron todas las entradas de la Universidad Politécnica, donde se llevaba a cabo la concentración, y arrestaron a 60 personas en el Museo de Ciencias, la principal entrada al campus. No obstante, la aprehensión de dichos manifestantes no fue tarea fácil, pues desde el fin de semana, los protestantes usaron gigantes tirachinas y arcos que expulsaban fechas encendidas con fuego en contra de los policías. Un funcionario fue herido tras recibir un flechazo en la pierna.

Una nueva estrategia de la policía de Hong Kong les ayudó a identificar a los manifestantes, pues usaron tanques lanza-agua con tinta azul para marcarlos. Los uniformados continuaron intentando desalojar el túnel, pero los manifestantes se refugiaron tras paraguas (uno de los símbolos de la protesta) y prendieron fuego a los escombros, lo que generó pequeñas explosiones.

Sin embargo, la policía recurrió a una nueva táctica: el implemento de lo que pareciera ser un arma sonora, o como fue definido en la prensa local, un “aparato acústico de larga distancia”, que de acuerdo con la agencia Reuters, produce un sonido muy agudo que aturde los oídos de los manifestantes.

Este enfrentamiento entre policías y manifestantes ocurrió un día después de que alrededor de 100 funcionarios de ejercito chino salieran de sus cuarteles para limpiar las avenidas que se han visto severamente afectadas por los recientes disturbios.

Pese a los arrestos, los manifestantes pro-democracia de Hong Kong ganaron una batalla judicial, luego de que el Tribunal Superior de Justicia dictaminara como inconstitucional la prohibición de máscaras durante las protestas. La propuesta hecha por Carrie Lam, la canciller de la isla, quien buscaba identificar a los participantes más radicales, fue catalogada como excesiva. Los jueces Godfrey Lam y Anderson Chow declararon lo siguiente:

“Consideramos que está claro que la medida adoptada excede lo que es razonablemente necesario para la aplicación de la ley, de la investigación y del enjuiciamiento de manifestantes violentos, incluso en las circunstancias turbulentas imperantes en Hong Kong, y que no logra un equilibrio razonable entre los beneficios sociales promovidos y los derechos protegidos”. 

Estadísticas recientes muestran que, desde el inicio de las protestas, más de dos mil personas han resultado heridas, y que poco más de 4.500 manifestantes han sido arrestados. Además, una persona falleció en enfrentamientos con funcionarios policiales y otra resultó severamente herida. Adicionalmente, nueve manifestantes se han quitado la vida en suicidios como forma de protesta en contra del gobierno continental chino y por la libertad de Hong Kong.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde