CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

¿Hablas solo? Es más normal de lo que piensas

Aunque no lo creas, hablar contigo mismo tiene sus beneficios. Fotografía: Reddit
Words mor.bo

Con la llegada de la pandemia hace un año, muchos nos hemos dado cuenta de hábitos que antes no practicábamos, o que al menos no notábamos tanto: uno de ellos es hablar con nosotros mismos. Esto puede pasar de manera consciente o inconsciente, así que te preguntamos: ¿Hablas contigo mismo? Queremos decir en voz alta, no solo en voz baja o en tu cabeza. Si tu respuesta es afirmativa, no te preocupes. Es algo normal y casi todo el mundo lo hace.

Este hábito suele comenzar en la infancia y puede convertirse en algo que hacemos de forma constante con bastante facilidad. Aunque no veas nada malo en hablar contigo mismo (¡y no deberías!), es posible que te preguntes qué piensan los demás, sobre todo si te sorprendes a menudo reflexionando en voz alta en el trabajo o en el metro. Si piensas que hacer esto parece un poco extraño, puedes estar tranquilo, pues es muy probable que en algún momento de tu vida adulta hayas tenido una conversación increíble solo en tu casa.

Publicidad

Vamos a descartar en primer lugar lo que muchos están pensando: que es un signo de que estás sufriendo una enfermedad mental. Nada más lejos de la realidad. Nuestra cultura considera que hablar solo es un hábito de excéntricos. Las películas suelen describir a personajes desquiciados que balbucean en un rincón, y cuando la gente ve a un peatón que se aproxima y parece estar hablando consigo mismo, cruza la calle. Además, cuando un amigo te pilla en una actuación en solitario de tus pensamientos, te callas con una expresión de culpabilidad avergonzada.

“Es muy normal hablar consigo mismo y, por tanto, muy común”, dice la Dra. Laura F. Dabney, una psicoterapeuta canadiense. “No es un rasgo que necesariamente superemos, ni un signo de enfermedad mental, y es más común de lo que se cree”. Por su parte, Vironika Tugaleva, autora de The Art of Talking to Yourself, reveló al HuffPost que “la verdad es que todos hablamos con nosotros mismos”, y que puede parecer extraño si lo haces en voz alta en público, “pero todos mantenemos intrincadas conversaciones a varios niveles en nuestra cabeza como una forma de dar sentido y explicarnos a nosotros mismos las cosas que nos ocurren durante el día”.

Piensa en situaciones cotidianas en las que puedas hablar contigo mismo. Por ejemplo, antes de salir de casa puedes recitar en voz alta lo que necesitas llevar contigo como las llaves, tu bolso, o tu teléfono, y también puedes repasar una conversación estresante que hayas tenido, desahogándote. “No solo es normal, sino que es crucial, y tomar conciencia de la calidad de este discurso interior es un camino hacia la felicidad y la plenitud”, afirma Tugaleva. Pues qué buenas noticias, ¿no? Así que veamos cuáles son los beneficios de este monólogo.

Ayuda a tu memoria: Imagínate que acabas hacer la lista de la compra antes de ir al supermercado, pero antes de salir, se te olvida dónde la dejaste. Usualmente, recorres la casa buscando y murmurando: “lista de la compra, lista de la compra”. Por supuesto, tu lista no puede responder. Pero según una investigación de 2012, decir el nombre de lo que buscas en voz alta puede ayudarte a localizarlo más fácilmente que simplemente pensar en el artículo. ¿Por qué? Escuchar el nombre del artículo le recuerda a tu cerebro lo que estás buscando. Esto te ayuda a visualizarlo y a fijarte en él más fácilmente.

Es excelente para la concentración: Piensa en la última vez que hiciste algo difícil, como reparar tu computadora o armar un mueble. Es posible que hayas descargado tu frustración con algunos improperios, pero lo más probable es que hayas hablado contigo mismo en las partes más difíciles, e incluso que te hayas recordado a ti mismo tus progresos cuando tenías ganas de rendirte. Al final, lo lograste ya que explicarte a ti mismo los procesos en voz alta puede ayudarte a ver las soluciones y a resolver los problemas, ya que te ayuda a centrarte en cada paso.

Es una fuente de motivación: Cuando te sientas atascado o con algún problema, un poco de autoconversación positiva puede hacer maravillas para tu motivación. Las palabras de ánimo suelen tener más peso cuando las dices en voz alta en lugar de simplemente pensarlas. Al fin y al cabo, escuchar algo a menudo ayuda a reforzarlo. Sin embargo, hay una cosa importante a tener en cuenta: una investigación de 2014 sugiere que este tipo de automotivación funciona mejor cuando te hablas a ti mismo en segunda o tercera persona, es decir, como si alguien más te estuviera animando. Así que no dejes de decirte: “¡lo estás haciendo muy bien, eres lo máximo!”.

Te ayuda a procesar emociones difíciles: Si estás lidiando con problemas emocionales, hablar de ello contigo mismo puede ayudarte a explorarlas con más detenimiento. Sabemos que algunos sentimientos y experiencias son tan personales que puede que no te sientas capaz de compartirlas con nadie hasta que hayas trabajado un poco con ellas primero. Así que tómate un tiempo para sentarte con estas emociones, así desentrañas todo en tu cabeza y centrarte un poco. Decir las cosas en voz alta puede ayudar a que esos pensamientos se asienten en la realidad. Recuerda que expresar las emociones también ayuda a validarlas y a aceptarlas. Esto puede, a su vez, disminuir su impacto.

Ahora, ¿cuándo es hablar contigo mismo un motivo de preocupación? Cuando esta autoconversación va acompañada de autolesiones es definitivamente un signo de un problema emocional, según la Dra. Laura F. Dabney. Además, si te hablas a ti mismo con frases repetitivas, mantras o números, y este tipo de conversación te resulta perturbadora o difícil de detener, también puede ser un indicador de un problema emocional. En cualquier caso, lo que debes hacer es hablar lo antes posible con un profesional médico calificado para que te haga una evaluación adecuada. ¡Suerte!

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE