CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Grupos supremacistas blancos y milicias están infiltrados en las policías de los EE.UU., según un informe

Los manifestantes y la policía se enfrentan durante una manifestación por la muerte de George Floyd en Minneapolis el martes 26 de mayo de 2020. Fotografía: Richard Tsong-Taatarii/Star Tribune via AP
Words Carlos Turmero

Las recientes protestas que se han dado en los Estados Unidos en los últimos meses en contra de la brutalidad policial fueron la muestra ideal para que nuevas estadísticas se levantaran, las cuales detallan que las personas de color en Estados Unidos tienen tres veces más probabilidades de ser víctimas fatales de ataques policiales en comparación con las personas blancas.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, Massachusetts, utilizaron datos de la base de datos amplia y validada de forma independiente Fatal Encounters. Su análisis se centró en las 5.494 muertes relacionadas con la policía registradas en los Estados Unidos entre 2013 y 2017, la gran mayoría por heridas de bala. Como la información cubría todas las áreas estadísticas metropolitanas (MSA) de los EE.UU., superando la precisión geográfica de trabajos anteriores en este campo, se pudieron sacar conclusiones tanto sobre la raza como sobre la zona.

“A nivel nacional, los negros corren un riesgo mucho mayor de ser asesinados por la policía, pero en algunos lugares la diferencia es realmente enorme: los negros de Chicago tienen más de 650 por ciento más probabilidades de ser asesinados que los blancos de Chicago”, dijeron en un comunicado los coautores Gabriel Schwartz y Jaquelyn Jahn.

EE.UU.: Tiroteo a un hombre afroamericano por la espalda en manos de la policía de Wisconsin desata nueva ola de protestas

Un factor que vale la pena tener en consideración que explicaría aún más los resultados de este estudio, son los recientes reportes que se han hecho en diversos medios de comunicación que aseguran que grupos de supremacía blanca se han infiltrado en los organismos de seguridad estadounidense en todas las regiones del país durante las dos últimas décadas, según un nuevo informe sobre los vínculos entre la policía y los grupos de vigilancia de extrema derecha.

En un nuevo y oportuno análisis, Michael German, ex agente especial del FBI, quien ha escrito extensamente sobre las formas en que las fuerzas del orden de los Estados Unidos no responden a las amenazas terroristas internas de extrema derecha, llega a la conclusión de que los funcionarios de las fuerzas del orden de los Estados Unidos están vinculados a actividades militantes racistas en más de una docena de estados desde el año 2000, y que cientos de agentes de policía han sido sorprendidos publicando contenidos racistas e intolerantes en redes sociales. El reciente informe hecho por German señala que, a lo largo de los años, se han descubierto vínculos policiales con milicias y grupos de supremacía blanca en estados como Alabama, California, Connecticut, Florida, Illinois, Louisiana, Michigan, Nebraska, Oklahoma, Oregón, Texas, Virginia, Washington y Virginia Occidental. La policía de Sacramento, California, en 2018 trabajó con los neonazis para presentar cargos contra los activistas antirracistas, incluidos algunos que fueron apuñalados, según los registros.

Las imágenes más impactantes del movimiento Black Lives Matter en su historia

Y justo en los últimos meses, un ayudante del sheriff del condado de Orange y un policía de Chicago fueron capturados llevando los logotipos de la milicia de extrema derecha; un oficial de Olympia, Washington, fue fotografiado posando con un grupo de milicianos; y oficiales de policía de Filadelfia fueron filmados estando de pie mientras turbas armadas atacaban a manifestantes y periodistas, según indica German. Las actividades racistas de los oficiales son a menudo conocidas en sus departamentos y, por lo general, dan lugar a un castigo o a un despido tras los escándalos públicos, señala el informe. Pocos organismos policiales tienen políticas explícitas contra la afiliación a grupos de supremacía blanca. Si se sanciona a los agentes de policía, las medidas suelen dar lugar a litigios prolongados.

“A los militantes de la extrema derecha se les permite participar en los disturbios y alejarse mientras los manifestantes se enfrentan a acciones policiales violentas”.

En declaraciones para The Guardian, German afirma que la respuesta negligente por parte de las autoridades lo que hace es empoderar a estos grupos para que estas acciones se perpetúen.

“Los elementos más violentos de estos grupos militantes de extrema derecha creen que su conducta está sancionada por el gobierno. Y por lo tanto están mucho más dispuestos a salir y participar en actos de violencia contra los manifestantes”.

La preocupación por las supuestas relaciones entre los grupos de extrema derecha y las fuerzas del orden en los EE.UU. se intensificaron desde el inicio del movimiento de protesta provocado por el asesinato policial de George Floyd. La policía de estados como California, Oregon, Illinois y Washington se enfrentan ahora a investigaciones por su supuesta afinidad con los grupos de extrema derecha que se oponen al movimiento Black Lives Matter, según el informe. Los llamados a desfinanciar a la policía han crecido en los últimos meses, el alineamiento de las fuerzas del orden con grupos violentos y racistas sólo añade más combustible al movimiento, dijo German. “En un momento en que el esfuerzo por desfinanciar a la policía está adquiriendo cierta relevancia, la policía se está comportando de tal manera que justifica ese argumento”.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde