La cadena de tiendas española El Corte Inglés retiró el pasado fin de semana de su cuenta de YouTube uno de sus spots comerciales enfocados en el regreso a clases que incluía a una pareja conformada por dos padres homosexuales, a quienes se le veía forrando los cuadernos de sus dos hijos. Según la organización ultracatólica HazteOír, este fue el resultado de la recolección de 21.000 firmas en protesta del anuncio que promocionaba “una idea extraordinariamente grave: que los niños no tengan derecho a un padre y una madre”, que aspiraba “quitarle sus derechos a los niños y destruir la familia normal”.

Aunque El Corte Inglés se ha puesto en contacto con varios medios de comunicación en España para reiterar que la retirada del anuncio se debe a que caducaron los derechos musicales del anuncio que sólo fueron comprados para la semana del regreso al colegio, no hay ninguna declaración oficial al respecto, lo que hace pensar que las tiendas terminaron sucumbiendo a la presión de este grupo. Esto fue lo que dijo Actuall, el medio divulgativo oficial de HazteOír:

“La movilización ciudadana ha tenido éxito. Las miles de firmas recogidas por HazteOir.org y entregadas a la dirección de El Corte Inglés han hecho recapacitar a la empresa, que ha decidido retirar la campaña que suponía un ataque a la familia.”

De acuerdo con el portal, Ignacio Arsuaga, presidente de esa web de peticiones, entregó a directivos de la cadena española las firmas recogidas con la solicitud de que retiraran el comercial, pues les parecía que la publicidad manipulaba “la idea de la familia”. Una petición paralela recogió casi 70.000 para “evitar la retirada del spot y en apoyo de todos los tipos de familia”, que “muestra una realidad y un tipo de familia que existe cada vez más”.

Obviamente, los comentarios en las redes sociales no se hicieron esperar, con muchas personas alegando que el próximo paso del El Corte Inglés, sería eliminar a personas de raza negra de sus comerciales cuando un racista protestara. Pese a que representantes de la tienda han reiterado que toda esta polémica se ha suscitado sencillamente porque ya no podían seguir utilizando la música del anuncio, lo cierto es que la casualidad de los tiempos establece un precedente peligroso para organizaciones conservadoras que buscan cercenar los derechos de las comunidad LGBTI+.

Veamos el anuncio retirado por El Corte Inglés a continuación, que por casualidad, no tiene música:

Despues de leer, ¿qué te pareció?