“Tardamos, pero estamos acá al fin”: a las 9 de la noche de este 12 de octubre se presentó en vivo en el teatro la Cúpula de Santiago de Chile la banda originaria de Oxford, Inglaterra, FoalsEl show comenzó con una enigmática introducción de una suave guitarra, un show de luces cósmicas y una prepotente batería al más puro ritmo de Barracuda de Heart. Desde su disco Antidotes, esta banda se ha consolidado y reinventado con un sonido sólido y personalidad alarmante en cada presentación que hacen en vivo, y para sus fieles fanáticos, el playlist de la noche fue una selección de lujo, mientras para los que sólo conocían sus mayores éxitos comerciales, fue realmente una sorpresa.

Al momento de sonar Red Socks Pugie nos dejaron rendidos a sus pies, y sus estridentes guitarras nos dejaron moviendo la cabeza en todo momento hasta quedarnos con las piernas temblando mientras bailábamos al ritmo de My Number o la contagiosa Cassius. Con un sonido más crudo pudimos revivir temas de su último disco editado en el 2015, What Went Down, y en el transcurso de la noche botamos todo el sudor y los problemas se olvidaron completamente mientras nos quedamos sin voz cantando temas de sus otros discos, Holy Fire y Total Life Forever.

Foals en Chile

Fotografía: Fauna Producciones

“Muchísimas gracias, Santiago” exclamó prácticamente toda la noche Yannis Philippakis con ese acento británico provocativo, mostrándose realmente agradecido. Es que cuando uno lo pasa bien y la banda también, el ambiente se torna mágico y este show fue una fiesta de una hora y media, una sobredosis de guitarras, sudor y rock que llegó a su clímax cuando banda tocó Two, Step, Twice dejándonos en un éxtasis de querer más, en ese estado cuando estás en un trance donde lo estás pasando tan bien, y en medio de la fiesta en la discoteca te cortan la música y te prenden las luces. Eso fue lo que pasó con Foals.

Queríamos que durara toda la noche, hasta no cansarnos de ellos. Cuando Yannis y compañía abandonaron el escenario, dejaron con la boca abierta a todos los asistentes que repletaron la Cúpula, quienes quedaron con ganas de ver mucho más.

Foals en Chile

Fotografía: Fauna Producciones

Foals es más que Antidotes o Cassius; es más que Holy Fire; es más que una banda indie que sólo pones para bailar; es eso y mucho más. Y quedó certificado que cada asistente que fue y compró su entrada al concierto, hablará de Foals como la banda de rock mas importante de su generación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?