CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Explosión en Beirut: 135 muertes, más de 5.000 heridos y cerca de 300.000 personas quedaron sin hogar

Una verdadera catástrofe ha sido la explosión en el puerto de Beirut. Fotografía: Hussein Malla/AP
Words Carlos Turmero

El mundo quedó consternado e impactado el día de ayer luego de que surgieran las primeras imágenes de la explosión en el puerto de Beirut que rápidamente circularon por todo el mundo y se convirtieron en la noticia del día, dado que la magnitud del desastre al que se enfrenta el Líbano va cobrando relevancia a medida que pasan las horas.

Casi la mitad de la ciudad “ha quedado destruida o dañada” por las explosiones que ayer sacudieron la capital, según declaró este miércoles el gobernador de Beirut, Marwan Abboud. “He realizado una visita por Beirut y los daños pueden elevarse a entre 3.000 y 5.000 millones de dólares”, según indicó a la agencia AFP precisando que espera una evaluación más detallada de expertos e ingenieros. Por otra parte, Abboud estima que cerca de 300.000 personas quedaron sin hogar a raíz de este desastre.

De acuerdo con el primer ministro libanés, Hasan Diab, una chispa (de origen desconocido, aunque las primeras investigaciones apuntaban tentativamente a un incendio en un almacén que contenía fuegos artificiales, el Almacén 9) que saltó a ese cargamento de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, altamente reactivo, fue el responsable de la tremenda explosión que sacudió a la capital libanesa. Diab reconoció que Líbano se encuentra en una “crisis nacional” y pidió a todos los sectores que colaboren en estos momentos. Para él, las investigaciones también son una “prioridad”, sostuvo. “El país está en una crisis nacional, espero que todo el mundo pare las discusiones y se ponga a ayudar con el desastre que ha golpeado al país”, indicó Diab durante una reunión de gabinete.

Según el último recuento de la Cruz Roja libanesa, al menos 100 personas habrían fallecido y los heridos superan los 5.000, mientras siguen las operaciones de búsqueda entre los escombros de la zona más cercana al epicentro de la explosión, el Almacén 12un almacén portuario que contenía miles de toneladas de nitrato de amonio y que había sido abandonado sin custodiar durante al menos seis años. En el último reporte del Ministerio de Salud libanés, confirmaron que hasta ahora han muerto 135 personas a causa de la explosión.

El nitrato de amonio, responsable de la explosión según las autoridades libanesas, es un químico industrial que, además de fertilizante, es componente principal de explosivos mineros y, en ocasiones, de demolición de edificiosEste material es altamente reactivo y “oxidante”, es decir, que atrae oxígeno al fuego, haciéndolo más intenso. Sin embargo, no es normal que prenda por sí mismo, sino que necesita una fuente externa o unas temperaturas especialmente altas. En caso de estar contaminado con otros materiales, como por ejemplo aceite, se puede volver altamente explosivo. El almacenamiento del nitrato de amonio debe seguir estrictas normas para aislarlo de líquidos inflamables (gasolina, aceites, etc), líquidos corrosivos, sólidos inflamables o sustancias que emiten calor, entre otras sustancias prohibidos, según una hoja técnica del Ministerio de Agricultura francés.

Un vehículo y edificios afectados por la explosión. Fotografía: Issam Abdallah/Reuters
Autoridades realizando labores de investigación en el puerto. Fotografía: Anwar Amro/AFP/Getty Images

La onda expansiva de la explosión se sintió en todo Beirut e incluso 200 kilómetros más allá, en el vecino Chipre, y arrasó con los barrios más cercanos a la zona del puerto. Calles destrozadas, cristales rotos, coches abandonados entre los escombros, vecinos llorando en shock: las imágenes hablan del tremendo desastre que sacudió la capital libanesa. La noche del martes, Beirut fue declarada como “zona catastrófica” por el Consejo Supremo de Defensa libanés y este miércoles el país entró en su primer día de luto oficial.

Tras reunirse el Consejo Superior de Defensa, el Gobierno libanés declaró el estado de emergencia en Beirut durante dos semanas y trasladó la seguridad a las autoridades militares. El presidente, Michel Aoun, ordenó liberar 100.000 millones de libras libanesas del presupuesto de 2020 para la emergencia. También encargó una investigación sobre lo ocurrido, que deberá presentar sus pesquisas en cinco días para encontrar a los culpables, informa Reuters.

Estados Unidos anunció estar “dispuesto a proporcionar asistencia” al pueblo libanés, mientras que la Unión Europea, Alemania, Francia y Reino Unido también ofrecieron el envío de ayuda. El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que viajará el jueves a Beirut para reunirse con sus líderes. Qatar e Irán también anunciaron el envío de equipos médicos y han adelantado que desplegarán hospitales de campaña. Rusia y Turquía, entre otros países, han tendido la mano. Israel también ofreció ayuda humanitaria y médica al país, a través de los canales de seguridad y diplomáticos, según un comunicado de la embajada israelí en Madrid reseñado por El Mundo.

Las labores de búsqueda continúan por parte de las autoridades y la sociedad civil, quienes han hecho uso de las redes sociales para compartir información de personas desaparecidas, así como de heridos y fallecidos para que los familiares puedan identificarlos.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde