Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Este café japonés es atendido por robots operados por personas con movilidad limitada

Imagen: NHK
Words mor.bo Reading 3 minutos

En los últimos años, una de las áreas de la tecnología que parece avanzar de manera más rápida es la de la robótica, que no solo ha ayudado durante un buen tiempo a ayudar en los procesos de automatización de diversas industrias, sino que poco a poco han buscado entrar dentro de las rutinas cotidianas humanas. Nunca pasa mucho tiempo sin que veamos nuevos modelos de robots que cada vez más se acercan a las rutinas de movimiento humano (sin hablar de la inteligencia artificial), y muchos piensan que en un futuro no muy lejano, estas máquinas podrían reemplazar a los humanos en muchos trabajos.

A primera vista, el café japonés Dawn ver.β, podría ser uno de esos ejemplos: es atendido por una serie de simpáticos y serviciales robots que no solo reciben las órdenes de los clientes, sino que también entregan sus pedidos y aceptan el pago correspondiente de forma eficiente y amable.

Publicidad
Imagen: Sora News

Imagen: Sora News

Imagen: Sora News

Imagen: Sora News

Pero este local ubicado en Tokio funciona realmente gracias a un personal humano sin quienes no sería posible ofrecer el servicio: personas con diversas discapacidades motoras (quienes sufren desde cuadraplegia hasta esclerosis lateral amiotrófica) quienes desde sus camas o sillas de ruedas manejan remotamente a estos robots.

A cambio de su servicio, reciben unos 1.000 yenes (alrededor de USD $ 8.80) por hora, pero para ellos más que el dinero, lo importante es poder sentirse útiles, poderse conectar con otras personas, y lo mejor de todo, reconectarse con ellos mismos, tal como explica Hiroki Okabe, uno de los empleados remotos del café, y que sufre de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa neuromuscular.

“Estaba muy feliz porque podía hablar con la gente y hacerla feliz. Siento que Me encontré de nuevo gracias a mi avatar robótico”.

La idea del café fue desarrollada por Kentaro Yoshifuji, el CEO de Ory Laboratories, quien creó a los robots que sirven como dependientes del local, los OriHime-D, basados en el control remoto. Sin embargo, lo que diferencia a estos robot de 1.20 metross de altura con otros similares, es que son operados exclusivamente por personas paralizadas a través de un software que les permite comunicarse con los clientes, y que puede ser manejado con la mirada en el más severo de los casos.

Los diez trabajadores seleccionados para el plan piloto, que funcionó hasta mediados de diciembre, atendieron el café desde sillas de ruedas y camas, y usando computadoras especiales, fueron capaces de ordenar a cada robot que se moviera, hablara y sirviera a los clientes. Luego de esta prueba, se espera que el proyecto pueda contar con más  financiamiento y de esta manera, abrir un local permanente a partir del año 2020.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE