CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Estar deprimido y sufrir de ansiedad se ha convertido en trending entre adolescentes

Depresión entre adolescentes. Foto: Next Generation Village
Words Michel Narváez Reading 4 minutos

Desde los inicios de las redes sociales, los usuarios se han vuelto adictos a expresar sus sentimientos, pensamientos, y estados de ánimo por las diferentes plataformas interactivas más populares, como FaceBook, Instagram y más comúnmente, Twitter. Inclusive, desde la creación de las etiquetas o hashtags (#), hemos podido apreciar cómo las personas usan las redes sociales de manera excesiva para expresar lo alegre que pueden estar por comprar una casa, por manejar un nuevo auto o simplemente por ir de vacaciones. 

No obstante, más recientemente, se ha evidenciado un incremento en la cantidad de personas que usan las redes sociales para compartir sus más íntimos estados de ánimo, los cuales han alertado a psicólogos y científicos. Es decir, se ha vuelto trending el compartir cuando nos sentimos tristes, o deprimidos. De todos los grupos de personas afectadas por este fenómeno, ninguno muestra mayores indicios que los adolescentes. 

Publicidad

De hecho, estudios recientes mostraron que siete de cada 10 adolescentes piensan que la depresión y la ansiedad son los principales obstáculos que enfrentan en la actualidad. Estos estados de animo se ven demostrados por los cientos de miles de tweets encabezados con comentarios como “me siento tan triste hoy” que muy comúnmente son re-tuiteados con “yo también”. Tweets del genero pueden llegar a superar los tres millones de retuiteos. Se le cataloga a este fenómeno como The Fear of Missing Out, o FOMO, por sus siglas en ingles, que traducido al español sería “el miedo a perderse de algo” o “temor a dejar pasar”, que es una patología psicológica que se produce por el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico o a no desarrollarse al mismo ritmo que la tecnología.

Existe una gran cantidad de campañas mediáticas y movimientos por redes sociales que alientan a las personas con desórdenes mentales o a aquellos individuos que se sienten deprimidos a reportar sus estados de ánimo por cualquier plataforma interactiva para que así puedan recibir ayuda por parte de expertos que voluntariamente se ofrecen a contactar a dichas personas y tratar de ayudarlos a salir de la depresión. No obstante, los psicólogos han analizado que esta tendencia tecnológica se ha convertido en un movimiento negativo para millones de personas que le agregan valor a compartir sus anexidades y depresiones.

Publicidad

“Es como una bandera que dice ‘digamos todos juntos que estamos deprimidos’ lo cual no ayuda a nadie”, afirmó Rola Jadayel, profesora de la Universidad de Balamand, quien añadió que “muchos adolescentes piensan que estar deprimidos es cool y puede hacerte especial”.

Publicidad

De acuerdo con Jadayel, lo alarmante de todo esto es que los indices de suicidio entre adolescentes siguen incrementando. De hecho, en el 2017, se registraron 11.8 suicidios adolescentes por cada 100 mil jóvenes, mientras que en el año 2000, se reportaron 8 suicidios por cada 100 mil adolescentes.

Publicidad

Los expertos temen que la tendencia de reportar cada vez que nos sentimos deprimidos por redes sociales se convierta en un fenómeno que se salga de control. El reciente suicido del youtuber Desmond Amofah, mejor conocido como Etika, cuyo cuerpo fue hallado una semana después de que el norteamericano subiera su último vídeo a la plataforma digital donde se despedía de la vida y de sus seguidores, motivó a Instagram y Tweeter a activar una alerta cada vez que un usuario use cualquier etiqueta para reportarse como deprimido.

Natasha Tracy, una joven con síndrome bipolar que dirige su propio blog donde expone temas relacionados a la depresión y a la ansiedad, cree que si bien las redes sociales han ayudado a muchas personas a superar ciertas limitaciones mentales, para otras, se ha convertido en un incentivo para seguir deprimido.

“Para algunas personas, especialmente cuando se es joven, existen fuerzas que las atraen a ciertos grupos, y lamentablemente, los grupos llenos de personas con anexidad y depresión suena como una buena idea cuando se comparten las mismas enfermedades”.

Tracy, quien escribió Lost Marbles, un libro que relata las experiencias personales que sufrió a causa del desorden bipolar que le diagnosticaron de adolescente, insta a los jóvenes a buscar ayuda profesional si se sienten deprimidos y con ansiedad.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE