CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Drugs

¿Es esta bomba portable de psicodélicos el futuro de las drogas por prescripción y recreativas?

Peterson y Becker dicen que en el futuro próximo "será interesante ver cómo se desarrolla la despenalización", pero que hasta ahora son "una empresa de desarrollo de fármacos que sigue la vía reglamentaria para su uso médico". Fotografía: Getty
Words mor.bo Reading 4 minutos

En los últimos años, los psicodélicos se han convertido en la nueva opción de los investigadores para tratar enfermedades mentales como la depresión y el síndrome de estrés post-traumático, y también han abierto el camino para el tratamiento de las adicciones: sin embargo, una de las trabas a la hora de definir las dosis de sustancias como psilocibina, MDMA, DMT y más es conocer la dosis ideal para cada persona, ya que esta tiende a variar de acuerdo a nuestro organismo. Pero parece que esto será algo del pasado gracias la compañía Bexson Biomedical, que desarrolló una bomba portátil, basada en los mismos principios que una bomba de insulina, que daría a sus usuarios un control preciso de la duración e intensidad de sus viajes psicodélicos.

¿Las microdosis de LSD pueden ayudar a mejorar el pensamiento creativo?

Tal como reporta Vice, la farmacéutica inició el desarrollo de la formulación y el trabajo de estabilidad de varios compuestos que representan objetivos de alto impacto para el tratamiento de la salud mental, la adicción y los trastornos del dolor: entre ellos, DMT y la mescalina que se están formulando para su administración subcutánea. Gregg Peterson y Jeffrey Becker, fundadores de la compañía, explican que cada dispositivo se adaptaría a la frecuencia e intensidad que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente para que reciba una dosis regular y recurrente de la sustancia que le fue recetada, sin náuseas, vómitos o ansiedad, sino simplemente sintiendo los efectos terapéuticos por los que este tipo de compuestos psicodélicos son cada vez más venerados.

Publicidad
El prototipo de la "bomba" de Bexson Biomedical. Fotografía: Bexson Biomedical
El prototipo de la “bomba” de Bexson Biomedical. Fotografía: Bexson Biomedical

“Estamos desarrollando activamente nuestras formulaciones psicodélicas y nos gustaría tenerlas en humanos en 2022”, dijo Peterson. “Tenemos algo de trabajo que hacer antes, pero ese sería nuestro objetivo”. ¿Cómo funciona? Pues el dispositivo utiliza una pequeña aguja para suministrar dosis controladas de líquido por vía subcutánea bajo la piel, en la grasa, antes de que la aguja toque el músculo, evitando el problema de las “dosis en bolo” como pastillas, que surten efecto a diferentes intervalos en diferentes pacientes. “Cuando se ingiere una dosis en bolo de algo que no se produce hasta dentro de una hora, es muy difícil acertar con la dosis, y las enzimas hepáticas de las personas son tan variables que se pueden obtener diferencias del 300% con una dosis determinada”, explicó Becker.

Por ejemplo, una persona puede sentirse abrumada tras una sola pastilla de éxtasis, mientras que otra puede necesitar tres pastillas idénticas para sentir algo. “¿Por qué ocurre esto? En gran parte es por las enzimas hepáticas, y eso no se ve bien en una consulta médica”, dice Becker. Con la bomba ajustable, el usuario podría controlar la cantidad de éxtasis en su sistema, y resulta que el ingrediente activo del éxtasis, la MDMA, está sobre la mesa y quizás la psilocibina y el LSD en un futuro. “Nos dimos cuenta de que lo que habíamos hecho era hackear los problemas asociados a toda una serie de otras moléculas, y nos vinieron a la mente un montón de otros posibles proyectos de reutilización”, dijo Becker.

Sin embargo, por ahora las bombas sólo estarán disponibles con receta médica, ya que el uso de estas sustancias no son legales alrededor del mundo. Por ello, las bombas no se utilizarán con fines recreativos, en el mismo sentido en que nunca han aparecido drogas ilegales en ningún festival de música… ¿cierto? No dudamos que en algún momento surjan copias de estas bombas para fines que tienen que ver menos con la medicina y más con la distracción. Peterson y Becker concuerdan, y dicen que en el futuro próximo “será interesante ver cómo se desarrolla la despenalización”, pero que hasta ahora son “una empresa de desarrollo de fármacos que sigue la vía reglamentaria para su uso médico”. Así que puede que no las veamos muy pronto en algún festival, pero a largo plazo, nada está escito en piedra.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE