Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

El Vaticano exige no aprobar una ley anti-homofobia al gobierno de Italia

El Vaticano argumentó en una carta, o nota verbal, que el proyecto de ley viola el Concordato, el tratado bilateral entre Roma y la Santa Sede, al coartar la libertad de creencia y expresión de los católicos. Fotografía: Getty
Words mor.bo

El Vaticano confirmó el martes que había presentado una protesta diplomática contra un proyecto de ley italiano contra la homofobia, en lo que un informe periodístico calificó de acto “sin precedentes” de intromisión en los asuntos de Italia. La llamada ley Zan, que se debate actualmente en el Parlamento italiano, pretende castigar los actos de discriminación e incitación a la violencia contra gays, lesbianas, transexuales y discapacitados, y según el diario Corriere della Sera, el Vaticano argumentó en una carta, o nota verbal, que el proyecto de ley viola el Concordato, el tratado bilateral entre Roma y la Santa Sede, al coartar la libertad de creencia y expresión de los católicos.

Italia aprueba proyecto de ley contra la misoginia y crímenes de odio hacia las personas LGBTQI+

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, confirmó que el documento fue “entregado informalmente” al embajador italiano ante la Santa Sede el 17 de junio. “Es un acto sin precedentes en la historia de las relaciones entre los dos Estados… o al menos, no hay precedentes públicos”, dijo el medio italiano, añadiendo que la nota fue presentada por el arzobispo Paul Richard Gallagher, ministro de Asuntos Exteriores de facto del Papa Francisco. Desde su elección en 2013, Francisco ha adoptado un tono más suave sobre la homosexualidad, en particular diciendo “¿quién soy yo para juzgar?” y accediendo a que las parejas del mismo sexo sean reconocidas legalmente. Sin embargo, bajo su mandato el Vaticano sigue defendiendo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, se opone a las adopciones homosexuales y considera que la “ideología de género” es una amenaza para los valores tradicionales de la familia.

Publicidad

En concreto, la carta del Vaticano se opone a que las escuelas católicas no queden exentas de una propuesta de jornada nacional contra la homofobia, la lesbofobia y la transfobia, que se celebrará el 17 de mayo. También expresaba su preocupación por el hecho de que, debido a la ley Zan, los católicos podrían enfrentarse en el futuro a acciones legales por “expresar sus opiniones” sobre cuestiones LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales), según el diario. El proyecto de ley italiano establece que las escuelas y otros organismos públicos deben organizar “ceremonias, reuniones y cualquier otra actividad apropiada” para el día contra la homofobia. Deberán “promover la cultura del respeto y la inclusión, combatir los prejuicios, la discriminación y la violencia motivados por la orientación sexual y la identidad de género”, añade.

La transfobia, la homofobia y el racismo no son una opinión

Sin embargo, el legislador de centro-izquierda que patrocina el proyecto de ley, Alessandro Zan, del Partido Democrático, rechazó los argumentos del Vaticano. “El texto [de la ley] no restringe en absoluto la libertad de expresión ni la libertad religiosa. Y respeta la autonomía de todas las escuelas”, tuiteó. El líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, dijo que su partido estaba totalmente alineado con la Iglesia. “No a la censura y a los juicios para los que creen que la mamá, el papá y la familia son el corazón de nuestra sociedad”, dijo, al tiempo que insistió en que estaba en contra de “toda discriminación”.

En Italia, un país tradicionalmente católico, el Vaticano se mantuvo relativamente callado cuando el parlamento aprobó la legislación sobre las uniones homosexuales en 2016, tras años de controversia sobre el tema. La ley Zan fue aprobada por la cámara baja del parlamento en noviembre, pero su aprobación final está lejos de estar garantizada, ya que se enfrenta a la dura oposición de los partidos de derecha en el Senado. El gobierno (una incómoda coalición de unidad nacional que incluye tanto a Salvini como a los partidos de Zan, dirigida por el tecnócrata Mario Draghi, un católico practicante) no tiene una posición oficial sobre el proyecto de ley. Si el Senado lo modificara, tendría que volver a la Cámara Baja, lo que complicaría aún más su avance en el Parlamento.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE