CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

El Salvador: Nayib Bukele habría pactado con líderes de Mara Salvatrucha a cambio de beneficios y apoyo en las elecciones

Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews
Words Carlos Turmero

El hacinamiento carcelario es una realidad presente en buena parte de los recintos penitenciarios de toda Latinoamérica, algo que genera mucha preocupación entre las organizaciones de derechos humanos y aquellas que velan por los derechos de los privados de libertad en medio de este contexto de una pandemia y los riesgos que la sobrepoblación de las cárceles representa.

Sin embargo, el gobierno de El Salvador presuntamente ha concedido favores a los líderes encarcelados de las pandillas callejeras a cambio de apoyo en las elecciones, según un informe de El Faro. El medio indica que las autoridades mantuvieron conversaciones secretas con los líderes de las principales bandas callejeras del país, incluyendo la notoria Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, de la que algunos de sus líderes se encuentran privados de libertad.

Citando un gran número de documentos oficiales, El Faro afirma que la administración de Nayib Bukele ha hecho concesiones a los líderes de las bandas en prisión a cambio de una reducción de la violencia y del apoyo en las urnas. El informe decía que los favores iban desde pequeños lujos en cuanto a la mejora de la comida y la eliminación de los guardias más represivos hasta pasos más grandes como revertir la reciente decisión de alto perfil de alojar a miembros de bandas rivales en las mismas celdas.

Bukele negó estas acusaciones asegurando que los presos no gozan de ningún tipo de privilegios y que tampoco son violados sus derechos humanos. Por esta razón, permitió el acceso de diversos medios y periodistas para que vieran con sus propios ojos la situación que viven los reos en las cárceles de El Salvador, que según él, mostraba “la mano dura” de su gobierno con estas pandillas.

Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews
Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews

A primera vista, vemos que el hacinamiento convierte a las cárceles del país en un muy potencial foco para la propagación del coronavirus. El calor extremo, las condiciones insalubres y la tuberculosis se cobraron la vida de muchos reclusos incluso antes del coronavirus. Con los prisioneros hacinados en diminutas celdas por docenas, el distanciamiento social es imposible y las deficientes instalaciones médicas hacen que algunos teman que cualquier brote de coronavirus se extienda como un incendio forestal.

El presidente Nayib Bukele, que asumió el cargo en junio de 2019, introdujo una política de tolerancia cero hacia la violencia de bandas, incluso dentro de las prisiones del país. Los miembros de las pandillas encarceladas no pueden recibir visitas, no tienen acceso a teléfonos y están confinados a sus celdas 24 horas al día, 7 días a la semana.

Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews
Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews

El sistema penitenciario salvadoreño tiene capacidad para 18.051 presos y actualmente la cifra de reos se ubica en más de 38.000, de acuerdo con datos de la BBC.

Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews
Inspección en la cárcel de máxima seguridad en Izalco, El Salvador. Fotografía: Instagram @bbcnews
Miembros de la pandilla son vistos dentro de su cárcel en la cárcel de Quezaltepeque durante un recorrido en Quezaltepeque, El Salvador. Fotografía: Reuters
Los miembros de la pandilla son vistos dentro de sus celdas en la cárcel de Izalco en El Salvador. Fotografía: Reuters

A los ojos del gobierno, la información sobre el supuesto acuerdo es “tendenciosa” y únicamente busca desvirtuar los esfuerzos en materia de seguridad que ha realizado el gobierno de Bukele.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde